100 mil casos

Admite Gobierno: Impunidad, mayor reto ante desapariciones

Comisionada Nacional de Búsqueda cifra en 98% los casos sin castigo; si no se combate a agresores el mensaje es claro, dice; falta sistema integral ante crisis forense

Karla Quintana, en imagen de archivo.
Karla Quintana, en imagen de archivo.Foto: Especial
Por:
  • Jorge Butrón

La falta de un sistema integrado no permite generar respuestas suficientes frente a las 100 mil desapariciones de personas en el país, pues no sólo es la crisis de desapariciones, sino la forense y la de justicia, advirtió Karla Quintana, comisionada nacional de Búsqueda de Personas.

“¿Dónde está el registro de la base de datos forense? ¿Dónde está el registro de fosas? Son obligación de la Fiscalía General de la República (FGR) y se requiere un sistema con todas las herramientas”, pues en muchas ocasiones no se tiene la información, señaló a La Razón.

Lamentó que el país llegue a 100 mil desapariciones, aunque aseguró que el mayor reto de las autoridades mexicanas es la impunidad del 98 por ciento que prevalece en el país, ya que el mensaje es claro si no se combate a los agresores.

Subrayó que la creación del Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas, así como el nuevo Centro de Identificación Humana, son las primeras herramientas para acercarse a la realidad de desapariciones que hay en el país.

¿Cómo ve el Gobierno federal que el país llegó a las 100 mil desapariciones? ¿Qué se dice? Lo que yo quisiera decir es que no son cifras, son personas, son familias, son grupos, amigos, etcétera. El hecho de que hoy podamos estar hablando de más de 100 mil personas reportadas como desaparecidas, como cifra oficial, es porque hay un registro que antes no existía. No existía una herramienta que nos permitiera tener un acercamiento a la realidad de la crisis de desapariciones. Es un acercamiento porque es una herramienta reciente, que sabemos que todavía puede tener mucha cifra negra porque en este país no se reportan desapariciones por diferentes razones, y porque, finalmente, es una herramienta de construcción que es alimentada por las propias instituciones, principalmente más de 70 por ciento por las fiscalías. 

En pocas palabras, ¿lo que le falta a las fiscalías es ponerse a trabajar? Lo que yo diría es que el registro es un primer acercamiento a la realidad; se tiene que seguir fortaleciendo en términos de estructura, pero lo que le falta principalmente es mucha información, más allá de la básica, que nos permita generar respuestas.

Los colectivos han denunciado mucha falta de acción de la Comisión Nacional de Búsqueda. ¿Cómo avanzar en esta percepción de que tal vez no se hace mucho por parte de la autoridad federal? Yo no puedo hablar por las familias, no puedo ni debo hacer conjeturas, porque están de una u otra manera tanto a favor como en contra. Yo lo que te digo es que tenemos que seguir trabajando, porque somos un sistema, y tenemos que recordar que la obligación del Estado es de búsqueda y de investigación; le corresponde no a una, sino a muchas instituciones, y también la prevención de las desapariciones. Entonces búsqueda, investigación, identificación y prevención es un asunto de Estado. Lucha contra la impunidad y prevención también, porque tenemos que combatir las crisis paralelas; no sólo es la crisis de desapariciones, es la crisis forense y la de justicia.

¿Qué ha pasado con el Mecanismo Extraordinario de Identificación Forense que se presentó en octubre del 2021? Fue una construcción y un reclamo de una lucha de las familias, que nosotros acompañamos con las diferentes instituciones. Son expertos independientes, tal como lo solicitaron las familias y, de hecho, son contratados por Naciones Unidas con dinero del Gobierno mexicano. Están empezando a trabajar y con el apoyo de Relaciones Exteriores ayudamos a que ya se pudiera firmar el primer acuerdo de colaboración entre ellos, el Gobierno de San Luis Potosí y la Fiscalía de San Luis Potosí, para que puedan empezar en terreno sus labores. Hace una semana, el Diario Oficial de la Federación publicó la creación del Centro de Identificación Humana, que formará parte de la CNB; entonces, tiene 90 días a partir de entonces para operar.

El Centro de Identificación Humana, ¿cuándo empezaría entonces a operar? Por obligación legal, dice que 90 días a partir del viernes pasado, así que me van a salir otras 20 canas más de las que ya tengo, porque es poco probable.

Pero, físicamente, ¿dónde va a estar? Estamos viendo lugares cerca de la Ciudad de México, en la zona, en los estados aledaños.

Pero lleva un proceso de construcción física, un proceso de contratación de personal y un proceso para empezar a aplicar; ¿puede llevar más de 90 días? Yo creo que ya empezamos. El Centro Regional de Identificación Humana de Coahuila ya está funcionando, ya está exhumando y tomando muestras desde hace más de un año, y ya está teniendo identificaciones; ya está saliendo de Coahuila a trabajar en la región. Hay que decir que éste es un proyecto del Estado federal y el estado de Coahuila, pero de manera coordinada nosotros hemos dado más de 100 millones de pesos para este proyecto; es decir, no estamos inventando el centro nacional, porque vendrá a sumar esfuerzos que ya se han empezado en todo el país. La próxima semana vamos a estar en Jalisco para realizar la primera exhumación con enfoque masivo, porque ya llevamos más de un año entrenando a la gente en Jalisco; es decir, el centro ya está operando.

¿Cuál es la estrategia para reducir el delito? ¿Ya tienen una estrategia en contra de la desaparición forzada? La estrategia, insisto, es un asunto de Estado, y recordar que somos muchas instituciones involucradas. Con esto no me quiero deslindar; somos una institución de búsqueda y evidentemente tiene que haber una estrategia de prevención que involucra a muchas otras autoridades, y también una estrategia en materia de justicia, porque hay 98 por ciento de impunidad. Mientras el mensaje sea que puedes hacer esto y no te pasa nada en este país, pues el mensaje es muy claro.