• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Foto: Especial

Es poco probable que el aumento en el uso de Internet en las viviendas provoque la caída de Internet a nivel nacional, aseguró el investigador de la Universidad La Salle, Rafael Pazarán.

Señaló en entrevista con La Razón que con más gente trabajando vía home office por la emergencia sanitaria del coronavirus Covid-19 será común que se haga más lento el servicio, debido a la saturación de la banda ancha.

Te puede interesar: Estiman que epidemia pueda durar hasta septiembre y tenga pico en agosto

Agregó que aplicaciones de streaming como Netflix o Youtube deben ser racionalizadas para evitar que se sature la red, ya que son miles de familias las recurren a estos servicios por el aislamiento.

“Si la gente está poniendo videos, disminuye la calidad de los contenidos; pues el ancho de banda comienza a reducirse. Lo que se satura son las aplicaciones, ya que la gente se vuelca a una sola durante la cuarentena, por ello la conexión regional sí se puede caer”, destacó.

El también especialista en tecnologías de la información recordó que debido a la cuarentena en países como Italia y China se reportó la caída de dos aplicaciones relacionadas a redes sociales.

El hecho se debió a que fue mucha la cantidad de personas que ingresaron de manera simultánea, por ello, pidió que en México se racionalice su uso para evitar esta problemática.

Datos del último Estudio de Hábitos de los Usuarios de Internet en México, aseguran que la población que se conecta a Internet es de 82.7 millones de personas a nivel nacional, lo que representa una penetración de 79 por ciento en los domicilios del país; sin embargo, hasta el momento no existen cifras de cuánto aumentó en la navegación, debido a las personas que se encuentran en aislamiento.

  • El dato: Algunas empresas han reportado aumento de solicitudes de los usuarios para crecer sus paquetes de Internet, debido a estas fallas.

En tanto, en la CDMX usuarios han reportado lentitud en su servicio de Internet, que podría ser por saturación que se vive por el aumento de personas que trabajan desde su domicilio y otras que, por ocio, se distraen en redes sociales.

Por esta razón, Rafael Pazarán aseguró que es necesario crear consciencia y evitar saturar las redes durante la emergencia sanitaria.

Compartir