Caso de diputado Saúl Huerta sí avanza

Por un voto difuso libra Toledo su desafuero

Dictamina Mesa Directiva que Sección Instructora en Diputados no obtuvo los 3 votos requeridos; Morena sufragó a favor, PT en contra y PRI se abstuvo

Mauricio Toledo
Se atora desafuero de Mauricio Toledo; no pasa al pleno de la Cámara de DiputadosFoto: Archivo Cuartoscuro
Por:
  • Otilia Carvajal

La presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Dulce María Sauri, determinó que no se alcanzó la votación mínima para aprobar el dictamen de desafuero contra Mauricio Toledo, diputado del PT, por lo que no podrá discutirse y votarse en el periodo extraordinario solicitado para el 12 de julio.

La Mesa Directiva advirtió que no cuenta con la votación mínima requerida para su tramitación, en términos de lo dispuesto por la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos y “por lo tanto no puede pasar al Pleno para su tramitación”.

Al respecto, el presidente de la Junta de Coordinación Política, Ignacio Mier Velazco, dijo que en el caso de Toledo, señalado de supuesto enriquecimiento ilícito, hay una controversia sobre “la interpretación y el sentido del voto, que es lo que tiene que revisar la Mesa Directiva, el sentido del voto de una de los integrantes de la Sección Instructora, para ver si se contabiliza a la mayoría o en abstención”.

Fue el lunes cuando la Sección Instructora avaló el dictamen para el proceso de desafuero de Mauricio Toledo con dos votos a favor de los morenistas Pablo Gómez y Martha Ramírez, y uno en contra de la petista Mary Carmen Bernal. El voto que marcó la diferencia para avalar el dictamen fue el de la priista Claudia Pastor, que Gómez, presidente de la Sección Instructora, tomó como a favor. Sin embargo, la legisladora aclaró que votó en abstención

En la reunión, que se llevó a cabo a distancia, la priista solicitó que se asiente en el acta correspondiente que en el caso de Toledo Gutiérrez “no tengo tomada una decisión, mi punto debe quedar registrado como abstención, pero tiene mi voto para que pase al Pleno de la Cámara. Que quede eso en actas”.

En la discusión del tema, Pablo Gómez, insistió a la priista que en ese órgano jurisdiccional no podía haber abstenciones, a diferencia de lo que ocurre en las comisiones, lo que fue rebatido por Pastor Badillo, quien pidió que su voto quedara registrado como abstención.

Nada más quiero que se precise que el voto para la Sección Instructora es para que pase al Pleno, como ya lo anuncié, debe de quedar registrado como abstención

Claudia Pastor, Diputada del PRI

A pesar de esto, Gómez, circuló este martes las votaciones del dictamen, sosteniendo la versión de que se aprobó con tres votos a favor y uno en contra. Sin embargo, el lunes se difundieron dos comunicados en los que cambió la redacción sobre el voto de la legisladora priista.

En uno manifestó que “esta resolución se tomó por mayoría de votos”, aunque en el otro detalló que “esta resolución se tomó por dos votos a favor del desafuero, uno en contra y otro en abstención, quedando plasmado, a petición de la diputada Claudia Pastor (PRI), que el sentido de su voto tuvo como propósito exclusivamente acompañar a la mayoría para que el dictamen pueda ser discutido por el Pleno de la Cámara”.

En su análisis, la Mesa Directiva presidida por Dulce María Sauri determinó que no existió una resolución aprobatoria, ya que el voto de la diputada priista fue emitido en abstención, como reiteró en distintas ocasiones durante la reunión.

Tiene que estar registrado como afirmativa, porque no se puede abstener aquí alguien que no se excuse. La abstención es una excusa en un órgano jurisdiccional. Ése ha sido uno de los problemas

Pablo Gómez, Presidente de la Sección Instructora

Por ello, en caso de que la Comisión Permanente apruebe hoy el periodo extraordinario de sesiones, será solamente para discutir y votar el caso del fiscal de Morelos, Uriel Carmona Gándara, y el dictamen de la Sección Instructora en el que se declara la procedencia de la acción penal en contra del diputado Saúl Huerta, acusado de violación contra un menor de edad, que fue avalado por unanimidad.