Se entregó a la SRE un día antes del viaje de AMLO

EU ya respondió a México nota por “Rápido y Furioso”: Landau

Sin dar detalles, el embajador asegura que el documento “habla por sí mismo”; tampoco la Cancillería ha revelado si el expresidente Calderón estaba enterado del operativo

OPERATIVO11111
Operativo.Foto: Archivo.
Por:

El embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, confirmó que su gobierno respondió a su contraparte mexicana la nota diplomática por el operativo "Rápido y Furioso" durante el sexenio de Felipe Calderón, que permitió el tráfico de armas hacia grupos del crimen organizado.

Sin dar más detalles del contenido de la respuesta, el diplomático estadounidense dijo que la respuesta fue entregada a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) el lunes pasado, un día antes del viaje del presidente Andrés Manuel López Obrador, a Washington.

En breve entrevista al término de la ceremonia donde López Obrador depositó una ofrenda floral en el memorial de Abraham Lincoln en la capital de EU, Landau declaró: "Se contestó, y la respuesta está dentro de la respuesta, 'speaks for it self' (habla por sí misma)".

Hasta el momento, la cancillería mexicana no ha dado detalles del contenido de la respuesta a la nota diplomática enviada por México a EU, el pasado 11 de mayo, para solicitar detalles e información del llamado operativo “Rápido y Furioso”, con el fin de establecer si fue autorizado o tuvo conocimiento del expresidente Felipe Calderón. 

Ese día, el Presidente López Obrador solicitó “que el mismo gobierno estadunidense diga si hubo o no cooperación, nada más, como complemento. Y si no hubo cooperación, que de todas maneras era indebida e ilegal, de todas formas, que el gobierno de Estados Unidos, todavía es tiempo para ofrecer una disculpa, porque era otro el presidente pero al final de cuentas es el gobierno de Estados Unidos el que tiene que explicar esta situación”.

Por su parte, el titular de la SRE, Marcelo Ebrard, explicó entonces que había “dudas fundadas” de que México autorizó la operación que involucró el trasiego de más de dos mil armas de alto calibre con el propósito de ser rastreadas para obtener inteligencia sobre la compraventa ilegal de armas en México

“Si en efecto, el gobierno de México conoció y autorizó el operativo entonces estaríamos hablando de graves violaciones a la Constitución Política y leyes que de ella emanan por parte de quienes ocupaban los más altos cargos en el país puesto que habrían mentido al Congreso de la Unión y la sociedad”, dijo.

Dos de los rifles de asalto fueron comprados por una persona, hoy detenida, que se utilizaron en un tiroteo donde murió Brian Terry, agente de la Patrulla Fronteriza estadounidense, en diciembre de 2010 cerca del cruce fronterizo entre Arizona y Sonora.

Otro caso donde se involucró a las armas que ingresaron por el operativo se registró en San Luis Potosí, donde fue asesinado el agente de la Oficina de Inmigración y Aduanas, Jaime Zapata, cuando viajaba a la Ciudad de México.