Faltan registros de dos meses y ya van 93 casos

Feminicidios de menores, rumbo al peor año del que se tiene registro

Matan en el país a una niña de entre 3 y 16 años cada 3.2 días; la cifra, a punto de igualar la más alta que fue en 2019; ni en pandemia disminuyó riesgo; ONG detectan violencia comunitaria; asesinos eran vecinos o conocidos

3
Feminicidios de menores, rumbo al peor año del que se tiene registroFoto: Especial
Por:
  • Sergio Rincón

Sofía, Ana, Fátima, Michelle, Karen, Abril, Yanahi, Karla… todas ellas —entre tres y 16 años de edad— fueron asesinadas con brutal violencia en México durante este año, en medio de la pandemia y del confinamiento. Es un horror sin precedentes.

La ola de feminicidios dejó al menos 93 víctimas menores de edad, entre enero y octubre, lo que perfila al 2020 como el más violento para las niñas, según datos proporcionados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional Seguridad Pública (SESNSP).

Cada 3.2 días una niña fue víctima de feminicidio en México. Las menores de edad no estuvieron seguras, pese al confinamiento por la campaña de Sana Distancia. Incluso, los 93 feminicidios ocurrieron dentro de sus viviendas y perpetrados por personas conocidas o de confianza.

María Salguero, activista y creadora del Mapa de Feminicidios en México, dijo a La Razón que ella se dio cuenta del incremento de estos casos y vio una mayor violencia comunitaria en contra de las niñas.

Gráfico

“Detecté que hubo violencia comunitaria, es decir, el feminicida era de la comunidad, era algún vecino, alguien conocido para la víctima, esto se dio en medio de la pandemia. Otra cosa que detecté es que el crimen organizado asesinó a muchas niñas, por ejemplo, en julio pasado asesinaron a cuatro niñas y a dos mujeres adultas en Nicolás Romero”, detalló Salguero.

De continuar la tendencia al alza en este crimen, 2020 pasará a la historia como el más violento en los últimos tiempos, pues en 2019 se registraron 95 feminicidios de niñas; en 2018 hubo 83; en 2017, 81; en 2016, 55; y en 2015, 50.

Yesenia Zamudio, madre de María de Jesús Jaimes Zamudio —víctima de feminicidio en 2016— e integrante de colectivo Ni Una Menos, dijo en entrevista con La Razón que el Estado mexicano no está garantizando una vida libre de violencia a las mujeres y que incluso las instituciones no están haciendo su trabajo, lo que provoca impunidad y hay víctimas y familias que no son atendidas ni reconocidas.

“Ante la falta de acciones de las autoridades, las familias de víctimas de feminicidio seguiremos luchando, seguiremos organizándonos para buscar justicia para todos, porque ya no creemos en los servidores públicos, que al no hacer nada pareciera que son cómplices de la impunidad”, dijo Zamudio.

El pasado 30 de noviembre, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió la recomendación general 43/2020 dirigida al Gobierno federal y a los Poderes Legislativo y Judicial por implementar lo que calificó de estrategias “insuficientes” para detener la violencia de género y los feminicidios.

Gráfico

La CNDH consideró urgente redirigir, armonizar, modificar y fortalecer las políticas públicas, legislaciones, estrategias y planes que permitan frenar este delito, además de permitir a las mujeres acceder de manera eficaz a mecanismos de protección en todos sus ámbitos.

Y es que en el contexto de la pandemia por Covid-19, organismos internacionales han detectado un aumento de violencia de género en medio del confinamiento. Incluso a la violencia feminicida se le ha catalogado como “pandemia invisible”.

En noviembre pasado, Dubravka Šimonovic, relatora especial de la ONU sobre la violencia contra las mujeres, alertó sobre el aumento de feminicidios en la pandemia e hizo un llamado para implementar mecanismos observadores nacionales en todos los países para evitar esos crímenes.

“Mientras el mundo lucha contra el impacto devastador de la pandemia de Covid-19 y su efecto negativo en las mujeres, una pandemia de feminicidios y violencia de género acaba con la vida de mujeres y niñas en todas partes”, advirtió.

En México la impunidad impera, pues sólo en uno de cada dos feminicidios hay justicia, según el último reporte de la organización Impunidad Cero.

Ante la injusticia y las deficiencias con las que se investigan los casos de feminicidios, colectivos y organizaciones, así como mujeres en lo individual, se han manifestado y exigido un alto a la violencia.

Yesenia Zamudio advirtió que si el Estado no implementa políticas integrales para frenar los feminicidios de mujeres y niñas, los colectivos de mujeres y las familias de víctimas de este delito: “seguiremos quemando, rompiendo y destruyendo, para que haya nuevas leyes, para que haya un cambio desde nosotras (las mujeres) para pensar distinto, porque tenemos que dejar de creer en lo que nos han impuesto, porque lo que el Gobierno propone ya vimos que no sirve, y también porque rezar o llorar, ya no da resultado”.

  • El dato: Para mejorar la estrategia, recientemente la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, llamó a homologar el delito de feminicidio, pues hay estados que lo tratan como homicidio.
Gráfico