Espera más de cuatro horas afuera de Palacio

Gobernador va a la mañanera, lo dejan afuera y en Michoacán plagian a alcalde

Silvano Aureoles se niega a dar a otro que no sea el Presidente pruebas sobre presunta intromisión del narco en elección en su estado; secuestran al alcalde electo de Penjamillo; sujetos armados se llevan a Gilberto Mejía, quien ganó por el PES, cuando abría su negocio

1-1
Silvano Aureoles, gobernador de Michoacán, ayer afuera de Palacio Nacional.Foto: @Silvano_A
Por:
  • Sergio Ramírez

Vestido con traje oscuro, camisa blanca, corbata vino y calcetines de colores, el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, sorprendió al personal de Palacio Nacional cuando poco después de las 6:00 de la mañana y sin cita solicitó ser recibido por el Presidente Andrés Manuel López Obrador para entregar, dijo, las pruebas de la supuesta intromisión del crimen organizado en la elección de la entidad; cuatro horas después, se fue sin ser recibido.

Reporteros lo rodearon mientras el mandatario acomodaba una y otra vez el fajo de hojas que llevaba dentro de una carpeta blanca con “información valiosa” bajo el brazo. Aclaró que estaba ahí porque el pasado jueves el Ejecutivo federal pidió pruebas de la supuesta ayuda del narcotráfico al candidato de Morena, Alfredo Ramírez.

Como a cualquier ciudadano, personal de seguridad y de la Oficina de Atención Ciudadana de la Presidencia tomó los datos a Aureoles y le pidieron que esperara; los minutos se convirtieron en horas por lo que su equipo de ayudantía le acercó un banquito de plástico, que pidieron al encargado de un puesto semifijo, para sentarse.

“Compartir esta información abiertamente pondría en riesgo la vida de las personas y eso es algo que usted no permitiría en ninguna circunstancia. Sé que el Presidente es un humanista y entiende”, publicó mientras en redes.

Adentro, en la conferencia mañanera, una reportera le informó al Presidente que el gobernador de Michoacán estaba afuera. Ante esto, el titular del Ejecutivo federal lo remitió a otras instancias porque “ahí no tenía nada que hacer”, y le planteó algunas opciones: el Instituto Nacional Electoral, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación o la Fiscalía General de la República.

Ya mis colegas gobernadores me hacen bullying porque me dicen que me aplican aquella canción de Los Invasores de Nuevo León, ‘Te escribí una carta y no me contestaste’

Silvano Aureoles, Gobernador de Michoacán

“No puedo estar yo aquí recibiendo a personas, a autoridades, para atender cuestiones electorales o acusaciones de tinte político-electoral, no me corresponde eso, hay que cuidar la investidura presidencial”, dijo.

Aprovechó para raspar al gobernador michoacano por intentar publicitarse en su espacio matutino. “Entiendo que viene aquí porque quiere aprovechar de que están ustedes, y no es poca cosa la mañanera, no; todo lo que ocurre aquí es información y noticia, pero no es lugar”, remató.

¿Va a recibir a Silvano?, cuestionó la reportera. “No, porque no me corresponde”, con lo que el primer mandatario sepultó las esperanzas del gobernador de Michoacán.

Afuera, un impaciente Aureoles con su tapabocas negro y nombre estampado, conocía las declaraciones presidenciales pero no se resignaba a regresar con las manos vacías y con la puerta en la nariz.

Al ver que todo era infructuoso después de más de cuatro horas de “rogar” porque lo atendiera López Obrador, el perredista tomó su banquito, su legajo de expedientes y caminó en dirección al Zócalo capitalino.

Advirtió que no se detendrá en denunciar la presunta intromisión de la delincuencia organizada en los comicios de Michoacán; amenazó con recurrir a la Suprema Corte e instancias internacionales, a ver si ahí le hacen caso, o hasta que el Presidente lo reciba.

Antes de irse bromeó al mencionar que sus colegas gobernadores “me hacen bullying porque me dicen que me aplican aquella canción de Los Invasores de Nuevo León, ‘Te escribí una carta y no me contestastes’, pero no es una, ya son varias y ni siquiera me contesta, algo no está bien, pero voy a seguir alzando la voz”, dijo y se retiró con su carpeta bajo el brazo.

Aureoles ha sido señalado por supuestos nexos con la delincuencia organizada por el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, quien considera que su da las últimas patadas de ahogado con su denuncia, porque sabe que “será muy difícil que él pueda eludir la cárcel”.

...Y plagian a alcalde electo de Penjamillo

Un grupo armado secuestró a Gilberto Mejía Salgado, presidente municipal electo de Penjamillo, Michoacán, la mañana de ayer, cuando el político abría un local de su propiedad, en la plaza principal del municipio.

De acuerdo con los reportes, el pesista iba a abrir su negocio cuando hombres armados lo levantaron y se lo llevaron a bordo de un vehículo. Tras el reporte de privación ilegal de la libertad del alcalde electo, la Fiscalía General del Estado (FGE) y la Secretaría de Seguridad del estado emprendieron un operativo de búsqueda por aire y tierra para dar con su paradero, sin que hasta el cierre de esta edición se sepa de él.

Las autoridades aseguraron el vehículo donde llegó el presidente municipal electo, el cual se localizaba en las inmediaciones de la plaza, indicó la Fiscalía. Asimismo, en el municipio de Jiménez, cerca del lugar donde fue el secuestro, la FGE localizó una camioneta siniestrada en la que presuntamente viajaban los involucrados en el delito.

El secuestro de Mejía ocurre dos días después de que el gobernador del estado, Silvano Aureoles, acusara intervención del crimen organizado en las elecciones.

Con información de Frida Sánchez