No hay consenso con las demás fuerzas políticas

Gobierno federal quiere imponer su voluntad en Plan B de reforma electoral

El representante del PRD ante el INE, Ángel Ávila, aseveró que es necesario parar este tipo de reformas, porque el Gobierno federal busca controlar los tres poderes de la unión

Gobierno federal quiere imponer su voluntad en Plan B de reforma electoral
Gobierno federal quiere imponer su voluntad en Plan B de reforma electoralFoto: Especial.
Por:
  • Jorge Butrón

El representante del PRD ante el Instituto Nacional Electoral (INE), Ángel Ávila aseguró que el Gobierno federal quiere imponer una reforma como no se había visto en los últimos 30 años, debido a que no hay consenso con las demás fuerzas políticas.

“Hoy vemos al secretario de Gobernación en vez de dialogar con todas las fuerzas políticas, va al Senado y solo se reúne con su partido. Desgraciadamente el Presidente va a querer imponer su voluntad a un poder que debería ser autónomo y van a hacer una reforma que a todas luces es inconstitucional”, destacó.

Señaló que lo que le quedará a los partidos políticos y ciudadanos es resistir, pronunciarse y utilizar las acciones de inconstitucionalidad, así como esperar que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resuelva y señale las constates violaciones que se siguen dando en el legislativo.

“A todas luces es una reforma ilegal por donde se le vea. Considero que es complicado pararla en el Senado ya que solo hay levantadedos del Presidente, pero es importante ver la postura de Ricardo Monreal, sí de destruir los controles democráticos y las competencias equitativas o esta de lado de la ciudadanía”, agregó.

Ángel Ávila dijo que los análisis que ha hecho el consejero electoral, Ciro Murayama son fundamentales ya que ha puntualizado los riesgos de la reforma, como el propio padrón, se rompe el esquema de las casillas o el conteo de los conteos preliminares, por ello, es importante ver el proceso y la posterior resolución de la SCJN”, indicó.

El perredista aseveró que es necesario parar este tipo de reformas, porque el Gobierno federal busca controlar los tres poderes de la unión, ya que ahora en el cambio de presidente de la Corte, también busca poner un incondicional.

Por otra parte, detalló que el escenario -de aprobarse- que se viene para enero es de mucho control, lo que también puede ser un riesgo para la economía, ya que los inversionistas pueden considerar peligros y retirar su dinero del país. “Lo mismo ha sucedido en otros países en conde llegan las dictaduras, por eso son pobres, pero la gente se da cuenta ya que es muy tarde”.

La Razón publicó este martes que aunque el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, ratificó a los senadores de la 4T el interés del Presidente Andrés Manuel López Obrador por que se apruebe el Plan B de la Reforma Electoral como lo envió la Cámara de Diputados, el líder de la mayoría, Ricardo Monreal, le presentó 21 bloques de “inconstitucionalidades” que deben corregirse.