Hay que aprender de la pandemia, señala

Iglesia católica pide no convertir en un nuevo hábito el romper récord de contagios

La Iglesia católica llamó a trabajar juntos como sociedad para superar la pandemia con humildad y responsabilidad; pidió no restar valor a la nueva ola de contagios por COVID-19

El sábado, la Secretaría de Salud reportó que en México se registraron 30 mil 671 casos confirmados de COVID-19 y hubo 202 muertes por el virus
El sábado, la Secretaría de Salud reportó que en México se registraron 30 mil 671 casos confirmados de COVID-19 y hubo 202 muertes por el virusFoto: Cuartoscuro
Por:
  • La Razón Online

La Iglesia católica exhortó a la población a no convertir en un nuevo hábito el aumento de contagios por COVID-19 que en las últimas semanas se ha visto en nuestro país, además de trabajar juntos para superar "con humildad y responsabilidad comunitaria" la pandemia.

"No hagamos del romper récord de contagios un nuevo hábito cada determinado tiempo. Recordemos lo realmente importante en nuestras vidas, aprendamos las lecciones de la pandemia y trabajemos juntos para superar este desafío, con humildad y responsabilidad comunitaria", pidió en su editorial Desde la Fe.

El sábado, la Secretaría de Salud reportó que en México se registraron 30 mil 671 casos confirmados de COVID-19 y hubo 202 muertes por el virus.

La Iglesia católica aseguró que aunque esta nueva ola de contagios tiene la característica de tener menor grado de mortalidad a diferencia de las olas pasadas, eso no significa que se deba "restar valor al sufrimiento por el que están pasando quienes hoy se encuentran enfermos, y las posibles secuelas o afectaciones que la enfermedad les pueda ocasionar", explicó.

Afirmó que la nueva ola de COVID-19 nos hace atender aquello que es realmente importante y que permite avanzar como sociedad con humildad y responsabilidad.

"En su último comunicado, el cardenal Carlos Aguilar Retes nos invita a trabajar unidos y de forma responsable para poder cuidar de nuestro bienestar y el del prójimo", mencionó la Iglesia católica.

KEFS