Retiran estímulos a partir de 2022; impactará a mil 636 acacadémicos

Confirmado: este año, último de apoyos Conacyt a investigadores de privadas

Consejo a cargo de María Elena Álvarez-Buylla anuncia a universidades decisión de cancelar estímulos a inscritos en Sistema Nacional de Investigadores; afecta a 1,636 académicos.

En octubre pasado, la comunidad científica protestó por la extinción de fideicomisos y el retiro de apoyos a universidades privadas, pues esto pondría en riesgo proyectos en antropología, ciencias políticas, biomédicas, salud, educación, ingenierías, quím
En octubre pasado, la comunidad científica protestó por la extinción de fideicomisos y el retiro de apoyos a universidades privadas, pues esto pondría en riesgo proyectos en antropología, ciencias políticas, biomédicas, salud, educación, ingenierías, química, biología, entre otras 49 disciplinas.Foto: Eduardo Cabrera / La Razón
Por:

Este 2021 será el último año en el que los investigadores adscritos a universidades privadas recibirán estímulos por parte del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), ya que a partir de 2022 serán cancelados.

Desde finales de enero, las autoridades del Conacyt han realizado reuniones virtuales para informar a cada institución educativa particular sobre la resolución, adelantaron académicos a La Razón. 

Uno de los afectados es el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), que el pasado 26 de enero comunicó a los integrantes del SNI adscritos sobre esta situación. Además, será el instituto el que deberá cubrir los apoyos a partir de 2022. 

“Las autoridades del ITAM venían de una reunión con la directora del Conacyt (Elena Álvarez-Buylla) y el director del SNI (Mario de Leo-Winkler). Les dijeron que iban a pagar el estímulo a los investigadores todo el 2021, pero a partir de 2022 definitivamente no”, expuso el investigador SNI nivel II Rubén Martínez Avendaño.

.Gráfico: La Razón de México

En tanto, Miguel Méndez Rojas, integrante del SNI, indicó que a las Universidades de las Américas Puebla (UDLAP) y Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) se les informó de esta misma medida.

“A partir de 2022, el SNI dejará de depositar el estímulo a los miembros del mismo adscritos a universidades particulares”, dice un comunicado de la UPAEP dirigido a los investigadores. 

No obstante, el documento fechado el 28 de enero señala que el apoyo económico continuará este año para todas las instituciones de educación privadas. 

Las autoridades de Conacyt también informaron a la UDLAP que “se podía hacer renovación del convenio bajo nuevos términos, pero ya sin el pago del estímulo; así sin ninguna justificación”, manifestó Méndez Rojas. 

Los investigadores de dichas universidades refirieron que han recibido puntualmente el pago del estímulo mensual a inicios de mes. El apoyo se entrega directamente a los académicos, sin intervención de las instituciones de educación. 

La cantidad va de los ocho mil a los 30 mil pesos, en función del nivel en el SNI: candidato, I, II o III. 

En 2014, el Conacyt firmó por primera vez convenios con 40 universidades privadas para dar un estímulo a los investigadores. Ocho años después, con Álvarez-Buylla a la cabeza del organismo, busca desaparecer este beneficio que sigue vigente en el reglamento del SNI. 

El reglamento refiere que el pago de estímulos está sujeto al presupuesto anual aprobado, por lo que los investigadores cuestionaron los motivos por los que se tomó esta decisión, ya que ese monto aún no está definido.

Apenas el pasado 14 de diciembre, el organismo envió un comunicado a los integrantes del SNI, en el cual aseguró que se mantendrían los pagos, luego de que en semanas previas anunció a las universidades la no renovación de los convenios.

Además, agregó que los acuerdos con las instituciones privadas tendrán “un carácter novedoso, que iremos estableciendo con cada una de las instituciones involucradas”, sin que hasta la fecha se haya establecido un diálogo directo con los investigadores.

De acuerdo con el padrón del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) 2020 hay mil 636 académicos en estas instituciones a nivel nacional. Los que cuentan con mayor número son el Tecnológico de Monterrey con 647; la Universidad Iberoamericana con 147; la UDLAP con 120; el ITAM con 98 y la Universidad Anáhuac con 93.

Los académicos del Tecnológico de Monterrey consultados por este medio declararon que no han sido informados sobre esta situación, aunque no descartaron que puedan ser notificados en las próximas semanas. 

Este diario buscó al Conacyt para conocer el motivo de la cancelación de los convenios, así como cuántos investigadores se verán afectados por la medida, pero al cierre de la edición no obtuvo una respuesta.

En algunas instituciones de educación superior particulares donde sólo laboran un par de académicos se les informó que dejarán de recibir el estímulo este año, sin posibilidad de renovar el convenio. Es el caso de una universidad privada en el sureste del país. 

A su vez, la directora del Conacyt expuso en su cuenta de Twitter que “en los próximos meses veremos una refundación del SNI, para cambiarlo de un sistema individualista, meritocrático y competitivo a un sistema que realmente estimule el trabajo colaborativo y el trabajo científico de muy alto rigor, y también incida en los grandes problemas de la nación”.

Hasta el momento estos cambios al SNI no han sido consultados con los investigadores, que desde el año pasado han buscado un diálogo con las autoridades de Conacyt.