México registra datos históricos de terrorismo en los últimos años

Si bien en México no existen organizaciones que se identifiquen como terroristas, el IEP señala que, en 2021, el país obtiene una puntuación de 2.64

Motocicleta
México registra datos históricos de terrorismo en los últimos añosFoto: Especial
Por:
  • Frida Sánchez

Atentados como el del domingo en Salamanca, donde un paquete explosivo dejó dos muertos y cuatro heridos en un restaurante, son considerados actos terroristas por el Instituto de Economía y Paz, y por el Consorcio Nacional para el Estudio del Terrorismo y Respuestas al Terrorismo (START).

Si bien en México no existen organizaciones que se identifiquen como terroristas, el Instituto de Economía y Paz señala que, en 2021, según el Índice de Paz Global (IPG), el país obtiene, en una escala del uno al cinco (donde el 5 indica mayor actividad) una puntuación de 2.64.

El cálculo se realiza con base en la información del número de muertes, lesiones y daños a la propiedad causados por la actividad terrorista, que proporciona la Base de Datos de Terrorismo Global (Global Terrorism Database, GTD, por sus siglas en inglés), y este indicador se ha mantenido máximos históricos desde 2019.

Dicho estudio considera terrorismo a los ataques dirigidos contra ciudadanos y sus propiedades, contra periodistas, medios de comunicación o contra el Gobierno en general, perpetrados por organizaciones sociales (por ejemplo, la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero o el Comando Feminista Informal para la Acción Antiautoritaria) y sectarias (Secta Pagana de la Montaña), e incluso por las organizaciones delincuenciales, como los cárteles de las drogas.

En el Índice Global de Terrorismo (IGT), en 2019 México registró 26 incidentes, 550 por ciento más que los cuatro de 2015, por lo que tuvo un índice de 4.3 puntos (en una escala donde 1 indica más terrorismo y 10 su ausencia), con lo que se ubicó en la posición 43 de 163 países.

El experto en seguridad, Javier Oliva, dijo a La Razón que en Estados Unidos se trata de homologar a las prácticas que infunden terror en los habitantes; sin embargo, en México no existen organizaciones que se identifiquen como terroristas o busquen por la violencia alguna clase de reivindicación, y si bien existen actos que infunden terror en la sociedad “como los que practica el crimen organizado”, éstas no deben considerarse terrorismo, ya que son motivados por diferentes causas.

“La actividad criminal se motiva por la codicia y la ambición, y, en el caso del terrorismo, las causales son diferentes”, pues están motivados principalmente por cuatro orígenes: la religión, el soberanismo, la reivindicación racial y las políticas.

El consultor en seguridad, Óscar Becerra, considera que el término “terrorismo” y el adjetivo “terrorista” son temidos y poco empleados públicamente por políticos o académicos mexicanos por temor a ser clasificado de opresor o reaccionario, y desde su punto de vista, “es importante entender que el terrorismo es un método y no una ideología”.

Jorge Alberto Lara, especialista en seguridad, explicó que el hecho no se puede considerar terrorismo, porque no satisface los requisitos que exige la ley para clasificarlo de esa manera, como probar que se hizo con la finalidad de generar terror.