No se tenían registros así, afirma Comar

Migración de niños solos a México se agrava; crece 67% y supera máximos

Cifra de peticiones de asilo de menores no acompañados en 7 meses pasa de 540 en 2020 a 904 en 2021; la de quienes van con alguien, 85%; ONG ven alza porque violencia no cesa en Centroamérica; Silvia, una guatemalteca, narra que huyeron de los Maras que querían enrolar a su papá

Migrantes
Migración de niños solos a México se agrava; crece 67% y supera máximosFoto: Reuters
Por:
  • Jorge Butrón

Violencia y persecución en sus países de origen y hasta violencia intrafamiliar han impulsado un mayor número de niños migrantes solos o con sus familias que se desplazan a México en busca de refugio.

En los últimos siete meses del año, el número de solicitudes de asilo de menores de edad reflejó un aumento de 85 por ciento de enero a julio de 2021 respecto al mismo periodo del año anterior, al pasar de ocho mil 169 a 15 mil 229 peticiones.

Las cifras también revelan una importante alza en la cantidad de niños y adolescentes que viajan sin un acompañante, pues se elevó de 540 a 904 solicitudes, esto es 67 por ciento, algo que no se registraba según datos de la Comisión Mexicana al Refugiado (Comar). Ana Sainz, directora de Sin Fronteras, aseguró que el aumento en las solicitudes se debe principalmente porque los niños huyen de los grupos organizados que buscan coptarlos, además de que por la pandemia también ya hay problemas de violencia intrafamiliar.

“El alza en la migración responde a la situación de violencia que se vive en Centroamérica y que no para, además ya se ha visto que también huyen de la violencia intrafamiliar de la que se tuvo un repunte durante la pandemia. Muchas veces no hay condiciones en algunas regiones o naciones para que los niños puedan crecer y desarrollarse como tiene que ser para que tengan un futuro seguro”, dijo a La Razón.

Gráfico

Silvia es una menor de 14 años que salió de Guatemala junto con sus papás y tres hermanos menores ante la ola de violencia que se vive en su país por las bandas del crimen organizado. Silvia narró a este diario y con permiso de la madre, que hace seis meses dejaron el país porque a su padre lo querían “llevar a pelear” con las bandas organizadas, esto es, que se uniera a la famosa Mara Salvatrucha para cometer extorsiones y otros delitos que se viven a diario en esa parte de Centroamérica.

“A mi papá se lo querían llevar a pelear, pero no quiso y mejor nos fuimos de ahí. Todos mis amigos de la escuela también se han ido yendo porque es difícil la inseguridad que vivimos”, explicó.

Aunque la situación en la que vive hace que por momentos su ánimo baje, la adolescente, quien se encuentra con su familia en el albergue Juventud 200 mil de Tijuana, Baja California, no pierde su sueño de regresar a la escuela algún día. “Yo quiero seguir estudiando, me siento triste por lo que pasamos pero entiendo que es necesario para evitar la violencia, pero quiero prepararme y que mis hermanos lo hagan también”, dijo.

Los padres de Silvia tenían la intención de llegar a Estados Unidos, sin embargo, ahora están en trámites para solicitar su calidad de refugiados en México. Celia Medrano excandidata a la Secretaría Ejecutiva de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y experta en migración de El Salvador, considera que una de las causas de que las solicitudes de refugio de menores vayan al alza se debe a que las condiciones en Centroamérica no mejoran ni benefician su desarrollo.

Gráfico

“Los niños no son migrantes, son refugiados, ya que ellos son obligados a salir de sus territorios y no sólo buscan una mejor condición de vida, sino que huyen de la muerte en sus países, incluso hay padres de familia que prefieren que sufran las consecuencias de un tránsito, que no hacer nada y que sufran una situación irremediable que afecte su vida permaneciendo en su país de origen”, añadió.

Busca Sedena frenar entrada por frontera sur

El secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, afirmó que el Ejército Mexicano completó diversas acciones operativas en la frontera sur de nuestro país, con el objetivo principal de detener toda la migración proveniente de Centro y Sudamérica.

“Todas estas actividades tienen diferentes objetivos, el principal el detener toda la migración, que es uno de los planes que se tienen, cubrir la frontera norte, la frontera sur, con efectivos para poder rescatar a los migrantes”, dijo durante la conferencia mañanera en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

Sobre la ola migratoria que vive Chiapas en su frontera con Guatemala y el clima de violencia, explicó que en todo el estado hay más de 14 mil elementos de la Defensa Nacional, de la Marina-Armada de México y de la Guardia Nacional que realizan operativos para detener el flujo migratorio.

Gráfico

“En esta actividad se han hecho rescates importantes de estos migrantes y a la par de esta función, de esta misión que cumplen las fuerzas (armadas), también se busca evitar el tráfico de drogas, por tierra y por aire”, sostuvo el general Sandoval González.

En tanto, el gobernador chiapaneco Rutilio Escandón, aseguró que la frontera de 650 kilómetros con Guatemala es “porosa”; sin embargo, pidió comprensión para los migrantes, de los cuales han sido “rescatados humanitariamente” más de 15 mil de ellos.

Con información de  Sergio Ramírez