Activistas, académicos y políticos lamentan deceso

Fallece Sergio García, jurista e investigador emérito de la UNAM

UNAM confirma el fallecimiento del profesor emérito y lo califica como “muy distinguido universitario”; lo describen como un “ícono del derecho” y destacan su trayectoria profesional 

Muere Sergio García Ramírez, expresidente de la CIDH.
Muere Sergio García Ramírez, expresidente de la CIDH.Foto: Cuartoscuro.
Por:
  • Yulia Bonilla

Con 85 años de edad y una trayectoria enmarcada por haber presidido la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el profesor emérito de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Sergio García Ramírez falleció ayer en un hospital de la Ciudad de México por causas naturales.

La máxima casa de estudios confirmó el deceso del abogado, en un anuncio que estuvo precedido por una jornada de especulaciones e incertidumbre sobre su estado de salud.

Hacia las 16:00 horas de ayer, la institución publicó una esquela en la que lamentó la muerte de García Ramírez y lo reconoció como un “notable jurista del México contemporáneo, muy distinguido universitario y profesor emérito de la Facultad de Derecho de esta casa de estudios, y se une a la pena que embarga a sus familiares y amigos”.

Instancias defensoras de derechos humanos, académicas y demás giros, así como personajes políticos y gubernamentales tanto en el plano nacional como internacional, lamentaron el fallecimiento del académico y destacaron su trayectoria profesional en el mundo de la abogacía.

Dentro de su extensa trayectoria profesional, en 1963 concluyó la licenciatura en Derecho, en la Facultad de Derecho de la UNAM, donde obtuvo mención honorífica. Años después, en 1971, obtuvo el grado de doctor por la misma disciplina e institución, con mención magna cum laude, convirtiéndose en la primera persona en recibirla por la División de Estudios Superiores.

En su carrera, también se convirtió en investigador titular C en el Instituto de Investigaciones Jurídicas y fue miembro del Sistema Nacional de Investigadores categoría III.

Fue en 1997 cuando la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos lo eligió como juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y en el 2003 fue nombrado presidente de la misma institución, hasta el 2007.

También tuvo roles políticos en el país, al haber fungido como procurador general de la República durante el sexenio de Miguel de la Madrid; como secretario del Trabajo y Previsión Social en la administración de José López Portillo. Entre 1992 y 1995, fue fundador y presidente del Tribunal Superior Agrario y también fue consejero del entonces Instituto Federal Electoral.

Además, escribió más de 50 libros sobre temas jurídicos y criminológicos, así como de política y literatura. Tras su partida se hicieron públicas decenas de expresiones de condolencias a la familia, pero también recuerdos de quienes compartieron algún espacio con él.

La doctora en Ciencias Forenses Isabel Maldonado compartió fotografías con Sergio García, a quien describió como un “ícono del derecho”: “Creyó en mí, al aceptarme para un verano de investigación en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM. Gracias a él y a dicha investigación, se abrieron las puertas en lo profesional y laboral para mí. Me dijo: ‘algún día serás catedrática o escribirás un libro, y así fue’”.

Otro exalumno, Luis Coña, lamentó el fallecimiento. “Sobra decir que, más allá del aporte jurídico (...) su sencillez como persona fue lo que más me impactó”, dijo.