Confía en que Congreso no va a permitir retrocesos

Murayama: tuvieron más votos partidos que defienden la autonomía del INE

Consejero destaca que "empeñados en reforma electoral" tuvieron 47.8% de sufragios; 52.2% no los apoyaron para cambiar la Constitución; señala a La Razón que es preocupante que se quiera reducir el pluralismo y se busque "dinamitar" al órgano electoral; niega obesidad en instituto

3
Ciro Murayama Rendón, en foto de archivo, durante una sesión extraordinaria del Consejo General del INE.Foto: Cuartoscuro
Por:
  • Magali Juárez

El Gobierno federal y Morena deberían concentrar esfuerzos en dar buenos resultados y no en dinamitar a las instituciones autónomas que contribuyeron a que estén al frente del país, como el Instituto Nacional Electoral (INE), aseveró el consejero electoral Ciro Murayama.

Ante la insistencia de Morena en impulsar una reforma electoral que pone especial atención al órgano electoral, indicó a La Razón que es preocupante que el partido en el poder conserve como prioritario en su agenda la intención de “dinamitar” al órgano electoral, en lugar de atender todos los temas que fallan, como en materia de salud, seguridad, educación, etcétera.

Al referirse a las declaraciones que el coordinador de la bancada guinda en la Cámara de Diputados, Ignacio Mier, hizo a La Razón asegurando que el INE es un órgano “obeso y costosísimo”, recordó que la autoridad electoral es garantía de que haya comicios hasta el último rincón del país, es responsable de la emisión de la credencial de elector y también resguarda y actualiza el padrón electoral.

Con la reforma electoral que impulsa Morena ¿está en riesgo la autonomía del INE?

Están en riesgo la autonomía del instituto y su profesionalismo, que son los dos pilares que han hecho posible que México tenga elecciones genuinas. Las críticas que estamos presenciando que vienen desde el poder, desde el gobierno y su partido son desinformadas, desproporcionadas y malintencionadas.

El INE es una construcción constitucional y legal fruto de la lucha por la democracia y es un patrimonio de todos los mexicanos, su fortaleza radica en que no depende del gobierno en turno, no está al servicio de un partido, de un presidente y su estructura trabaja para asegurar el voto libre y secreto.

¿Qué es lo que más funciona en la vida institucional de México? Uno puede decir que las elecciones, su sistema electoral. ¿Qué es lo que no funciona? La economía, la salud, la educación, la seguridad pública, la lucha anticorrupción, eso es lo que no está funcionando y eso es lo que no se quiere cambiar ni se busca mejorar. En cambio, se atacan los cimientos de lo que hemos logrado mejorar como sociedad, no un gobierno, no un partido, sino generaciones de mexicanos.

Por eso es muy preocupante que desde el poder se coloque como prioridad dinamitar lo que incluso les ha permitido llegar al poder. Es la primera vez que estamos ante la posibilidad de una reforma que no quiere ampliar el pluralismo, sino reducirlo. Desde 1977 las reformas electorales han sido fruto del reclamo democratizador, no imposiciones para castigar la diversidad política.

En México cada que hay elecciones tenemos casillas en el último rincón del territorio y eso se debe a una estructura electoral imparcial. Tenemos cerca de mil módulos que trabajan seis días a la semana para que la gente saque su credencial para votar, damos más de un millón 200 mil credenciales al mes en esos casi mil módulos donde trabajan al rededor de 5 mil personas, si alguien dice que eso es obeso, ¿qué están pensando, despedir a los trabajadores que dan la credencial?, ¿vamos a atentar contra el derecho nacional de la ciudadanía?

“En México cada que hay elecciones tenemos casillas en el último rincón del territorio (…) tenemos cerca de mil modulos que trabajan para que la gente saque su credencial para votar (…) si alguien dice que eso es obeso, ¿qué están pensando, despedir a los trabajadores”

¿Los recortes presupuestales forman parte de una estrategia para debilitar al INE?

La hemos vivido, incluso hemos acudido a la Secretaría de Gobernación y nos dijo que precautoriamente teníamos que solicitar los presupuestos para ejercicios como la revocación de mandato y la consulta popular, eso es lo que estamos haciendo al incluir 5 mil 700 millones de pesos en el presupuesto del próximo año con la idea de que si no se dan esos ejercicios se devuelva el dinero.

Una revocación de mandato es un ejercicio delicadisimo, porque de ese ejercicio puede depender que se interrumpa un gobierno, que caiga un presidente y eso va a generar mucha inestabilidad y mucha ingobernabilidad y tiene que ser un ejercicio pulcro, no puede hacerse improvisando, con cajas de huevo ni con incertidumbre, se necesitan ciudadanos, un cuadro confiable, ciudadanos capacitados, mesas instaladas con todas las garantías, representantes de los partidos, papel seguridad, con publicación de resultados. Uno quisiera que los legisladores y la gente del gobierno se lo tomara también con toda seriedad.

Si no aprueban el recurso planteado por el INE ¿va a haber revocación de mandato?

Será imposible, igual que si a la Secretaría de Salud no le dan dinero para medicamentos. Se puede aprobar un plan de estudios, un contenido de libro de textos, pero si no hay dinero, no se va a hacer.

Los señalamientos de Morena contra los consejeros, particularmente en contra de Ciro Murayama y de Lorenzo Córdova ¿son ataques personales?

Es más bien una estrategia política para tratar de personalizar un problema que es contra la institución. Parafraseando a Mario Benedetti, en el INE somos mucho más que dos, pero las críticas se centran en dos personas. El INE es una institución fuerte, eso de decir que somos dos es incluso un discurso muy misógino, porque desconoce el trabajo de las consejeras.

¿Tiene fundamento la propuesta morenista para renovar el Consejo General del INE y también el TEPJF?

Eso habría que preguntárselo a quien lo está proponiendo, yo lo único que digo es que para eso tendrían que cambiar la Constitución y hasta donde la gente votó no les dio el respaldo para cambiar la Constitución, ellos tuvieron el 47.8 por ciento de los votos y los partidos que creen que hay que defender la autonomía del INE tuvieron el 52.2 por ciento de los votos de la ciudadanía.

Hay más gente que votó por los partidos que defienden la autonomía que por aquellos que están empeñados en esta reforma. Yo confío que justamente la voluntad popular traducida en la conformación del Congreso no va a permitir estos retrocesos de carácter autoritario y antidemocrático.

Destaca el PRI la necesidad de una reforma electoral

Rubén Moreira, coordinador del PRI en la LXV legislatura de San Lázaro expuso que es necesaria una reforma electoral en materia de representación proporcional, federalismo, así como para evitar que el INE tome atribuciones que le corresponden a los legisladores.

“Yo creo que si no se legisla el INE empieza a tomar, a partir de lineamientos, atribuciones que le tocan a los legisladores. Y lo más sano sería que eso se legislara. Allí tenemos un punto de coincidencia con Morena”, manifestó Moreira Valdez en entrevista con La Razón.

Sostuvo que es necesaria una reforma para revisar la representación de los partidos en las Cámaras, al considerar que Morena tiene una sobrerrepresentación en comparación con los votos obtenidos en la elección.

El diputado priista precisó que la coalición gobernante tuvo un 47 por ciento de los votos, pero tendrá un 55 por ciento de las curules en San Lázaro. Mientras que la oposición tendrá un 44 por ciento de la Cámara de Diputados.

Enfatizó que debe impulsarse el federalismo electoral porque “haber concentrado tantas funciones en un órgano central está en contra del espíritu del pacto federal, por lo tanto daña los intereses de los estados”.

“Nos preocupa que los estados que tienen su forma propia de organizarse les impone el INE sus consejeros, yo creo que eso está mal, porque somos una federación y tiene que haber autonomía federal”, señaló el coordinador priista.

El priista dijo que el grupo parlamentario no está cerrado a la posibilidad de reducir el número de diputados plurinominales, sin embargo subrayó que eso no disminuiría el costo de las elecciones.

“Lo que abarataría las elecciones sería la disminución de diputados de mayoría relativa, pero esto tiene consecuencia que disminuiría la representación territorial”, explicó.

Con información  de Otilia Carvajal