Los casos, en torno a la reforma energética del sexenio anterior

Peña y Videgaray, bajo la lupa de la FGR

Alista una carpeta de investigación contra el expresidente y el excanciller; perfila judicializar imputaciones hechas por Emilio Lozoya por presunto reparto de sobornos

4
Enrique Peña Nieto, entonces presidente de la República, y Luis Videgaray Caso, exsecretario de Relaciones Exteriores, en foto de archivo.Foto: Cuartoscuro
Por:
  • Sergio Ramírez

La Fiscalía General de la República (PGR) alista una carpeta de investigación en contra del expresidente Enrique Peña Nieto y el exsecretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, por supuestos delitos de asociación delictuosa y cohecho.

Lo anterior derivado de las imputaciones que realizó el exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin, quien involucró a ambos personajes en los sobornos que se entregaron a legisladores por parte del gobierno, con autorización de Peña y Videgaray, para aprobar la reforma energética.

La FGR obtuvo la orden de aprehensión en contra del exsenador panista Jorge Luis Lavalle, por los delitos de asociación delictuosa, cohecho y lavado de dinero, por los cuales se encuentra preso en el Reclusorio Norte, donde fue vinculado a proceso el pasado mes de abril.

De acuerdo con la imputación que realizó el Ministerio Público Federal a Lavalle Maury, Enrique Peña y Luis Videgaray “forman parte de una asociación de hecho, cuyos efectos son visibles en la República Mexicana, entre abril de 2013 a agosto de 2014, con el propósito de realizar diversas conductas delictivas”, se añade en el texto.

Con estas imputaciones al expresidente y excanciller, la FGR tendría cinco causas penales iniciadas contra presuntos involucrados en diversos delitos relacionados con los casos Odebrecht, Agronitrogenados y la aprobación de la reforma energética con base de supuestos sobornos.

Los testigos protegidos de la Fiscalía han permitido judicializar los casos contra el exsenador Lavalle Maury, ahora el exaspirante presidencial Ricardo Anaya, y el actual gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, quien no ha sido detenido por contar con fuero.

Apenas el domingo, la FGR retomó el caso de los presuntos sobornos en Pemex para aprobar la llamada reforma energética peñista, por lo cual inició una investigación contra Anaya Cortés, por supuestamente haber recibido sobornos de Lozoya.

En un video, el panista dio a conocer el citatorio que le había formulado un juez para asistir el jueves para una audiencia de imputación; sin embargo, anunció que no acudiría porque la justicia lo detendría, por ello optó por el “autoexilio” del país.

Según la denuncia que realizó el extitular de Pemex también fueron involucrados los exsenadores y actuales gobernadores de Querétaro, Francisco Domínguez, y de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca.

Rafael Caraveo, exsecretario particular de José Luis Lavalle, quien se acogió a la figura de testigo protegido, declaró en contra de los que presuntamente participaron en los sobornos, entre ellos Ricardo Anaya, Luis Videgaray, Cabeza de Vaca y Domínguez Servién, así como Enrique Peña.

En la FGR no hubo un posicionamiento oficial sobre este tema de Enrique Peña y Luis Videgaray, pero trascendió que aún no existe una acción concreta para judicializar el expediente contra estas dos personas.

  • El dato: Con las acusaciones contra Peña y Videgaray, la Fiscalía General sumaría cinco causas penales iniciadas contra exlegisladores y exfuncionarios federales que fueron señalados por Lozoya.

Carlos Treviño comparece hoy por caso Odebrecht

Un juez de Control del Centro de Justicia Penal Federal citó a una audiencia al exdirector de Pemex, Carlos Alberto Treviño, por su presunta participación en los delitos de asociación delictuosa, cohecho y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

La audiencia inicial está programada para hoy a las 14:30 horas, dentro de la causa penal 294/2021, iniciada en un juzgado de Almoloya de Juárez, Estado de México.

Lo anterior derivado de las imputaciones que realizó Emilio Lozoya, quien acusó a Treviño Medina de recibir cuatro millones de pesos, mismos que se los mandó a través de su jefe de escoltas, Norberto Gallardo Vargas.

Las acusaciones fueron ratificadas por el militar integrante del extinto Estado Mayor ante la FGR.