Refrenda Ejército lealtad y respaldo a la 4T

Espectacularidad vuelve al desfile

Exhiben Fuerzas Armadas coreografías aéreas y majestuosidad; participan 15,180 elementos en evento, luego de contingentes reducidos en 2020 por el Covid-19

desfile
Espectacularidad vuelve al desfile.Foto: Especial
Por:
  • Jorge Butrón

Con una serie de maniobras, seis pilotos del Ejército mexicano sobrevolaron seis aviones Pilatus lanzando humo verde, blanco y rojo cuando atravesaron el Centro Histórico de la Ciudad de México para poner los colores de la bandera en el cielo, con lo que dio inicio el Desfile militar para conmemorar 211 Aniversario del inicio de la Independencia.

Minutos más tarde, un grupo de 12 paracaidistas saltó desde un helicóptero tipo Cougar hacia la plancha del Zócalo con la referencia de una bengala verde que los esperaba en tierra. Los elementos de la Fuerza Aérea y de la Marina se postraron frente al Presidente Andrés Manuel López Obrador para hacer un saludo de respeto, acrobacia que fue de las más aplaudidas por los asistentes.

Día del Desfile, inédito porque hubo discursos, incluido el que dio el Ejecutivo federal, que a su vez dio la palabra a su invitado, el mandatario cubano Miguel Díaz-Canel, para que en el festejo patrio sumara la exigencia a Estados Unidos para que ponga fin al bloqueo contra La Isla. Allí, en el epicentro político del país con el embajador de ese país, Ken Salazar, sentado en la zona de invitados especiales, siempre con el sombrero texano puesto.

Por tierra y aire las Fuerzas Armadas desplegaron a más de 15 mil elementos en la plancha del Zócalo para mostrar las acciones que realizan también en el mar en defensa y auxilio de la población.

Tropas del Ejército durante el Desfile frente a Palacio Nacional.Foto: Cuartoscuro

Frases de lealtad y servicio, como las del titular de la Secretaría la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, quien refrendó su compromiso con la Cuarta Transformación y aseguró que el Ejército se adapta al país y respalda al Gobierno que representa.

“Cumpliremos tareas y misiones asignadas con respeto a los derechos humanos ya que estamos orgullosos de nuestros orígenes, y lo más importante es México. Cada que la patria necesite a sus soldados estaremos con presteza, disciplina e institucionalidad, por ello el alto de honor se exalta cada 16 de septiembre”, expresó.

A diferencia del año pasado, cuando el Desfile duró 20 minutos, esta vez el despliegue por más calles del Centro Histórico, se prolongó dos horas 45 minutos, y a diferencia de los accesos al Zócalo, cientos de personas salieron de sus casas para acercarse hasta donde lo permitieron las vallas en Pino Suárez, 5 de Mayo, Hidalgo, Eje Central y otras. Los discursos y el protocolo ocuparon otra hora 15 minutos.

Desde las primeras horas de ayer, las personas se apilaron como pudieron, sin sana distancia, muchas de ellas sin cubrebocas, hasta que los mismos asistentes o algún uniformado exigió que se lo pusieran bajo amenaza de quitarles el apartado que tenían con bancos y sillas plegables; los asistentes llevaron paraguas, botellas de agua y los celulares listos para grabar el paso de las Fuerzas Armadas.

Paracaidistas militares hacen presentación en la explanada del Zócalo.Foto: Especial

Un helicóptero MB530 de avanzada realizó un sobrevuelo de cabeza (sombrilla aérea) para esperar a los dos tipo Cougar y generar condiciones de seguridad a la llegada de las demás fuerzas. A solo 30 metros del suelo, los soldados descendieron con el empleo de una soga rápida que va a anclada al helicóptero, y utilizando solo la fuerza de sus brazos y piernas bajaron para representar la infiltración en tierra.

Se desplegó la fuerza del Plan DNIII para llegar a zonas de difícil acceso y rescatar personas que se encuentren en zonas de desastre. Una vez que terminó la operación, los soldados se anclaron de nueva cuenta a la soga y fueron trasladados de regreso, luciendo humo con los colores patrios. Su adiestramiento ha sido puesto a prueba recientemente en Hidalgo, Michoacán y la caída de rocas en el Cerro del Chiquihuite.

Por las calles, representantes del Ejército, Marina y Guardia Nacional avanzaron con la bandera de México al frente y, tras ellos, la bandera Trigarante, es la primera oficial, mientras que en un tráiler temático se recreaba el llamado de Miguel Hidalgo a las armas en 1810.

En el Desfile, camiones de la Fuerza Áerea y Guardia Nacional.Foto: Especial

En el aire, la Escuadrilla Mamut compuesta por un avión Hércules C-130 y otro, Spartan C-27, acompañado por aeronaves T-6C, surcaron el cielo en sincronía que recibieron el reconocimiento con aplausos del titular de la Semar, José Rafael Ojeda; Claudia Sheinbaum, Jefa de Gobierno de la CDMX, Marcelo Ebrard, canciller, Arturo Zaldívar, presidente de la Suprema Corte de Justicia. Además, asistieron Olga Sánchez Cordero y Sergio Gutiérrez Luna.

Otra de las innovaciones fue la participación de 475 integrantes de delegaciones extranjeras, como Rusia, Francia, Irlanda, Reino Unido y Colombia; se utilizaron 589 vehículos para el recorrido del Desfile, 99 aeronaves que se dividieron en 71 aviones y 28 helicópteros, así como cuatro unidades de maquinaria pesada y 243 caballos. Por televisión, la audiencia pudo conocer sobre el equipo y los distintos grupos escaneando el código QR.

  • El dato: Políticos de oposición criticaron la invitación que hizo el Gobierno de AMLO al presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, al Desfile Militar.