Ante tercera ola

FSTSE pone condiciones básicas para el regreso seguro a oficinas ante COVID

La FSTSE fijó algunas condiciones básicas para el regreso a las oficinas del Gobierno federal, entre ellas un "Seguro de Protección Sanitaria"

Joel Ayala Almeida-FSTSE
El líder nacional de la FSTSE, Joel Ayala AlmeidaFoto: Especial.
Por:
  • Sergio Ramírez .

La Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE) fijó algunas condiciones básicas para el regreso a las oficinas del Gobierno federal, entre ellas un "Seguro de Protección Sanitaria", vacunación a todos los empleados públicos, sanitización de espacios de trabajo, insumos y pruebas PCR para COVID-19.

En una carta al Presidente Andrés Manuel López Obrador, el líder de la burocracia nacional, Joel Ayala destacó que es preocupante el nivel de contagios que se viene incrementando con la llamada tercera ola del COVID-19 y particularmente con la variante Delta, "por lo que hacemos de su conocimiento, las condiciones de Seguridad de Higiene que demandan los trabajadores como lo marca la propia ley”.

Solicitó que gire instrucciones ante las autoridades del Sector Salud, con el fin de garantizar un "Seguro de Protección Sanitaria" para quienes tienen la encomienda de llevar a cabo los programas de gobierno y se preparan para regresar a laborar en las próximas semanas.

Luego de que el 31 de julio vence la prórroga fijada por la Secretaría de la Función sobre el regreso al trabajo en dependencias federales, Ayala Almeida mencionó a López Obrador los requerimientos de sus agremiados para un retorno seguro a las oficinas públicas.

"Contar con las vacunas para cada trabajador, que afortunadamente México ya cuenta con los suficientes volúmenes para ser aplicadas a quienes, a la fecha, se encuentran en lista de espera; distribución de los insumos que corresponden a cubrebocas, caretas, guantes y otros elementos de protección.

"También que los espacios físicos donde habrán de regresar a laborar los trabajadores, deberán ser periódica y debidamente sanitizados, y previo a su reincorporación, los trabajadores habrán de practicarse una nueva prueba de COVID-19. En este punto hacemos hincapié, dado que un porcentaje considerable de personas ya vacunadas, tienen resultados de haber sido nuevamente contagiados", expuso el dirigente de la FSTSE.

Confió en que López Obrador será solidario con las peticiones de los trabajadores al servicio del Estado que suman más de un millón y medio.

Por último, aclaró en la misiva al primer mandatario que "el concepto condicionante va dirigido al cumplimiento fiel de los numerales que se expresan como básicos para el retorno a la actividad laboral que será gradual. Esto significará tener a detalle el comportamiento esperado de cero contagios".