Durante el lanzamiento de Fundación Nueva República

Transición democrática fue secuestrada y se instauró un absolutismo estéril: Muñoz Ledo

Refirió que parece que el "narcotráfico le exige derecho de piso a las autoridades y a la sociedad"; el politólogo José Woldenberg dijo que la fundación hoy es más necesaria que nunca

Transición democrática fue secuestrada y se instauró un absolutismo estéril: Porfirio Muñoz Ledo
Transición democrática fue secuestrada y se instauró un absolutismo estéril: Porfirio Muñoz LedoFoto: Especial.
Por:
  • Jorge Butrón

Porfirio Muñoz Ledo aseguró que la transición democrática que comenzaron en los años 80 ha sido secuestrada de mala manera y en su lugar, se instauró un absolutismo estéril, así como la concentración de todos los poderes en una sola persona.

“Un Estado fallido, un gobierno rebasado y una sociedad excluida. El traslado de las grandes decisiones nacionales a una naciente oligarquía y el alarmante crecimiento de concesiones hacia el extranjero que ya representa una hipoteca para las nuevas generaciones”, destacó.

Durante el lanzamiento de la Fundación Nueva República, una plataforma colectiva e incluyente que fomentará la generación de ideas, iniciativas y proyectos que respondan a los grandes retos del país señaló que la clave distintiva de este proceso ha sido una enorme patología, que se define en un contubernio del poder público con el crimen organizado.

“Cuando menos desde el inicio de esta administración existen sospechas fundadas y claras evidencias de estas relaciones que debieran ser esclarecidas por una comisión independiente de la verdad, antes de las próximas elecciones”, expresó.

Muñoz Ledo refirió que parece que el narcotráfico le exige derecho de piso a las autoridades y a la sociedad, mientras que el Estado se desmorona. “No hay otro camino que la pluralidad, el pensamiento científico que ha sido relegado y denostado en estos tiempos2, aseveró.

Además, comentó que actualmente se incurre en arcaísmos inadmisibles, por ello, aunque la palabra “regresivo” resulte excesiva, en este caso resulta ilustrativa para referirse a una traición política.

Por su parte, el politólogo José Woldenberg dijo que la fundación hoy es más necesaria que nunca, pues cuando se pretende que un país masivo, complejo y profundamente desigual se exprese con una sola voz, es necesario volver a lo básico.

“Eso significa reconocer y fortalecer los cauces para que el México diverso pueda expresarse en un marco democrático. La fundación es una organización civil, por ello, deben guardar cierta relación con las instituciones, sobre todo porque desde el gobierno no se entiende, no se valora la necesidad de contar con una sociedad civil fuerte y autónoma”, dijo.

El extitular del Instituto Federal Electoral (IFE) sostuvo que México tiene rezagos en diferentes campos y está cruzado por diferentes ambiciones, por ello, resulta natural que se creen grupos con preocupaciones con agendas diferentes, como empresarios, asociaciones o institutos que llaman la atención en temas como violación de derechos humanos, despenalización del aborto, inseguridad o economía.

lemm.