Inventan cobro de piso a iglesias, acusa

AMLO cuestiona a religiosos y judíos

A sacerdotes católicos les pregunta si quieren que resuelva crimen con violencia; a integrantes de la comunidad judía les dice que nadie tiene patente de corso para afectar la transformación

El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en su conferencia de este jueves 30 de junio.
El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en su conferencia de este jueves 30 de junio.Foto: Cuartoscuro.
Por:
  • Jorge Chaparro

El Presidente Andrés Manuel López Obrador confrontó de nueva cuenta a los sacerdotes de la Compañía de Jesús que criticaron su estrategia de seguridad pública y señalaron que “ya no les alcanzan los abrazos ante tantos balazos”, pero también el mandatario aludió a la comunidad judía, a la que advirtió que no tiene “patente de corso” para atacar a la Cuarta Transformación.

El titular del Ejecutivo se refirió a ambas comunidades cuando, en su conferencia matutina, los reporteros lo cuestionaron sobre los presuntos cobros de piso a las iglesias, como denunció la Arquidiócesis de Guadalajara.

Señaló que José Noriel Portillo Gil, alias El Chueco, financió campañas de “partidos conservadores” en Chihuahua y por eso goza de impunidad.

“Por eso la campaña e inventan cosas, y desde luego, en asuntos muy sensibles, como es el de la pérdida de vidas humanas, o el que extorsionan iglesias, son asuntos muy delicados, pero todos, o en la mayoría de los casos, con el afán de perjudicarnos. El caso más claro es el de los jesuitas asesinados lamentablemente, que nos dolió mucho; luego, luego, la campaña contra nosotros”, expresó.

Insistió en que El Chueco fue protegido por los gobiernos locales y “esto se originó porque las autoridades locales protegieron a esta persona y, aunque había orden de aprehensión, actuaba con absoluta libertad y participaba en política, pero como apoyaba a los partidos conservadores, tenía protección o tolerancia, pero eso no son capaces de decirlo los sacerdotes”, dijo López Obrador.

Insistió en que los representantes de la Iglesia católica actúan en su contra, pero callaron cuando en otras administraciones se ordenaron masacres.

“Y esas expresiones, que ya no nos alcanzan los abrazos, ¿qué quieren entonces los sacerdotes, que resolvamos los problemas con violencia? ¿Vamos a desaparecer a todos? ¿Vamos a apostar por la guerra? ¿Por qué no actuaron cuando (gobernó el expresidente Felipe) Calderón, de esa manera? ¿Por qué callaron cuando se ordenaban las masacres, cuando se puso en práctica el ‘mátalos en caliente’; cuando se decía a los altos mandos del Ejército: ‘ustedes hagan su trabajo y nosotros nos encargamos de los derechos humanos’? ¿Por qué esa hipocresía? Eso no se le puede permitir a nadie y mucho menos a un religioso”, expresó el mandatario.

En respuesta, el secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), Ramón Castro, rechazó que la Iglesia católica se haya callado ante la inseguridad que se vive en el país. “Jamás nos hemos quedado callados; sería faltar a la dimensión profética que tenemos como pastores; es una dimensión tan importante de nuestro ministerio ser buscadores y anunciadores de la verdad, jamás nos hemos callado, jamás hemos hecho a un lado nuestro deber”, dijo.

En entrevista radiofónica con el periodista Joaquín López-Dóriga, el clérigo insistió en que no han sido omisos ante los malos resultados de gobiernos.

Recordó una carta enviada hace cinco o seis años en la que el Episcopado Mexicano decía: “Ya basta, ya basta de lo que está sucediendo en corrupción, en crímenes; en cada momento más importante se ha hecho una manifestación pública de lo que creemos es parte de nuestra misión”, señaló.

Hasta el momento, las autoridades han detenido a 11 personas relacionadas con el homicidio de los jesuitas. Ricardo Mejía Berdeja, subsecretario de Seguridad Pública, dio a conocer que tres de los detenidos son familiares de El Chueco.

López Obrador también se refirió a la comunidad judía asentada en México y le dijo que no tiene una “patente de corso” para intentar descarrilar a la Cuarta Transformación.

“Muchos de la comunidad judía, gente buena, pero eso no quiere decir que toda la comunidad tenga una especie de patente de corso para poder dañar un movimiento de transformación, nada más por sus ideales, sus pensamientos, su conservadurismo y, repito, su hitlerismo”, mencionó el mandatario.

Insistió en señalar al publicista Carlos Alazraki, miembro de la comunidad judía, de tener pensamientos hitlerianos, y aclaró que sigue los postulados de Joseph Goebbels, quien fuera ministro de propaganda de Hitler.

“¿O Goebbels no pertenecía al pensamiento hitleriano? Decía que una mentira que se repetía muchas veces podría convertirse en verdad”, justificó López Obrador, para iniciar esta confrontación con la comunidad judía.

”Los sobres con dinero se los mandan a otro mandatario, no a mí”: Calderón

El expresidente de México, Felipe Calderón Hinojosa aseguró que los sobres con dinero se los mandan a otro presidente y no a él, como se ha acusado en su contra durante los últimos días.

A través de sus redes detalló: “Ya sé que la costumbre que tienen es decir muchas mentiras, todos los días. Pero aun así vale la pena recordar que el dinero en efectivo en sobres de papel manila se lo mandan a otro presidente, no a mí”, destacó.

Las declaraciones de Felipe Calderón se dan luego de que el Presidente Andrés Manuel López Obrador acusó que parte del dinero que llegaba a las manos de Genaro García Luna, iba a parar directamente a Los Pinos.

Por otra parte, en un segundo tweet aseguró que América Latina está inmersa en la locura del socialismo demagógico, en la cual está inscrito y desarrollándose como tal el gobierno mexicano, luego de darse a conocer que el presidente Daniel Ortega expulsó de Nicaragua a las Hermanas de la Caridad.

FGR