Familia Real

Acusación de racismo, un duro golpe a la corona británica

A raíz de las polémicas acusaciones de racismo emitidas por los duques de Sussex, ciudadanos reconocen que se trata de un fuerte golpe para la corona británica

La Reina Isabel se “regala” remodelaciones de dos palacios
Las declaraciones de Meghan Markle y el príncipe Harry le dieron la vuelta al mundo, siendo uno de los temas más controversiales las acusaciones de racismo que hicieron contra la corona británicaFoto de archivo
Por:
  • La Razón Online

Mientras la familia real se limitó a refrendar el llamado de la reina Isabel II por un “apoyo mutuo y el sustento espiritual”, luego de las polémicas declaraciones de los duques de Sussex, Harry y su esposa Meghan Markle, sobre racismo, medios locales y ciudadanos reconocen que se trata de un fuerte golpe para la corona británica, que ya ha provocado gran conmoción.

Luego de denunciar declaraciones racistas contra su hijo Archie por las preocupaciones sobre su tono de piel, incluso antes de nacer, la editora de revista Hello, Emily Nash, se dijo sorprendida por la nula respuesta de la reina Isabel II y la familia real, pese a los fuertes señalamientos, al considerar que una acusación de racismo es algo muy fuerte, ante lo que no debe haber silencio de una institución como ésta.

Algunos admiten que es un tema impactante que será recordado por muchos años, así como a la fecha se sigue hablando de las diferencias con Diana de Gales, tema que incluso fue recordado por Harry, al admitir que temía que la situación que vivió su madre se repitiera con su pareja.

Polémica que causó la entrevista de Meghan Markle y el príncipe Harry

Luego de la entrevista, el hashtag #AbolishTheMonarchy rápidamente se convirtió en tendencia al criticar el trato que se le dio a la pareja, que finalmente se separó de la familia real; también surgió el hashtag #TeamMeghan para expresarle su apoyo, como ocurriera con la princesa Diana.

Además, varios ciudadanos cuestionan la falta de apoyo al interior de la corona británica, pues la ex actriz dijo que al verse abrumada por las críticas, que la llevaron a tener pensamientos suicidas, solicitó apoyo en el Palacio Buckinghan, pero la respuesta fue inquietante, pues le dijeron que esto no sería bien visto dentro de la familia real. Mientras que otro sector criticó que haya quienes apenas notan el clasismo y racismo de la familia real.

Mientras que el grupo Republic, quien desde hace tiempo hace campaña para reemplazar a la monarquía, aseveró que ésta ya se ha roto y es necesario que los ciudadanos elijan a sus gobernantes.

Corona británica evade pronunciamientos

Un día después de que se difundiera la entrevista, la cuenta de Twitter de la familia real compartió el discurso que la monarca emitió el pasado 7 de marzo por el Día de la Commonwealth.

Algunos medios destacan que la monarca está centrada en la recuperación de s marido, el duque de Edimburgo.

Señalan que aunque se negó a ver la entrevista si solicitó al personal de la contra a estar atento de las declaraciones; sin embargo, hasta el momento no hay un pronunciamiento ni información que apunte a una pronta respuesta.

Con ello hacen frente a las declaraciones que ubican a la corona británica como una institución opresiva e indiferente, y que demuestra que esa familia no es como se ha querido ver.

Llaman a indagar acusaciones de racismo

El Partido Laborista y la ministra de Educación del Reino Unido, Kate Green, llamaron a investigar las acusaciones por presunto racismo, pues admiten que es un tema preocupante.

Green reconoció que las afirmaciones de Meghan son “realmente impactantes” y confía en el Palacio de Bickingham responde con la mayor seriedad e investigue a profundidad estos hechos.

Quienes ya reaccionaron a estas declaraciones fueron el primer ministro británico, Boris Johnson, y la ministra británica de la Infancia, Vicky Ford. Mientras el primero reiteró que mantienen una gran admiración por a reina, por su papel unificador, la segunda calificó de inaceptable que aún existan comentarios racistas en la sociedad.