Assange avisó antes de filtrar documentos

Assange avisó antes de filtrar documentos
Por:

Las autoridades estadounidenses dicen que sus acciones al filtrar con imprudencia información de diplomáticos clasificados no eliminados ponen a quienes comunican, disidentes, periodistas y activistas de derechos humanos en riesgo de tortura, abuso o muerte.

Luego de que el abogado de Julian Assange declaró ayer que el acusado intentó contactar a Hillary Clinton y la Casa Blanca cuando se dio cuenta que la filtración de documentos de diplomáticos estadounidenses no entregados a WikiLeaks ya se difundía en Internet, durante el segundo día de juicio para ser extraditado a Estados Unidos, en Londres.

Quizá te interese: WikiLeaks: Assange no tendrá trato “imparcial ni justo” en Reino Unido

El abogado de Assange, Mark Summers, dijo que las acusaciones de haber ayudado a Manning —exsoldado y analista del Ejército de EU— a romper una contraseña del gobierno, alentar el robo de datos secretos y poner en peligro vidas a sabiendas eran “mentiras, mentiras y más mentiras”.

Summers, dijo al Tribunal de la Corona de Woolwich de Londres que WikiLeaks recibió documentos de Manning en abril de 2010. Luego llegó a un acuerdo con varios periódicos, incluidos el New York Times, The Guardian de Gran Bretaña y Der Spiegel de Alemania, para comenzar a liberar partes redactadas de los 250 mil documentos filtrados en noviembre pasado.

Assange está buscado por Estados Unidos por 18 cargos de piratería informática de computadoras del gobierno estadounidense y un delito de espionaje, supuestamente conspiró con Chelsea Manning, entonces un soldado estadounidense conocido como Bradley Manning, para filtrar cientos de miles de documentos secretos por WikiLeaks durante casi una década. hace.

El abogado de Assange denunció ayer que el fundador de WikiLeaks fue esposado 11 veces, desnudado en dos ocasiones y despojado de sus documentos judiciales en el primer día de una audiencia para su posible extradición.

El abogado Edward Fitzgerald dijo a una jueza que el tratamiento a Assange en la prisión Belmarsh, en Londres, “pudiera estar en desacato de este tribunal”. La audiencia de extradición comenzó el lunes en la Corte de la Corona en Woolrich, que está ubicada junto a la prisión.

La jueza Vanessa Baraitser, dijo que ella no puede actuar a menos que Assange resulte incapaz de participar en el proceso.