Ilana volvió, pero parte de ella sigue en Gaza

Ni callar ni olvidar a los rehenes, piden víctimas

Familiares de la mexicana retenida 55 días redoblan lucha por el retorno de Matan, Orión Hernández y los que faltan; ahora son voluntarios para devolver el apoyo recibido

MirIam CamhI y Jaim Gritzewsky, familiares de Ilana, en conferencia junto a la embajada de Israel, ayer.
MirIam CamhI y Jaim Gritzewsky, familiares de Ilana, en conferencia junto a la embajada de Israel, ayer.Foto: Especial
Por:
  • Stephanie Reyes

A más de 100 días de la guerra en Gaza y sin rastro de 136 rehenes bajo el control de Hamas, víctimas de la invasión terrorista en Israel exigen no olvidarlos y mantener la lucha para que regresen con vida.

Frente a la angustia y el dolor de las familias, Jaim Gritzewsky y Miriam Camhi, hermano y madre de Ilana Gritzewsky, la mexicana que estuvo cautiva 55 días, llamaron a medios, naciones y ciudadanos a no quitar el dedo del renglón para que el grupo islámico los devuelva.

Desde Israel, donde residen actualmente, y portando sudaderas con la foto de Ilana y su esposo, Matan Zangauker ,o de la campaña Bring them home relataron cómo fue ese reencuentro. A pregunta expresa de La Razón, su hermano mayor resumió ese día como una mezcla de felicidad, nervios y miedo.

Puntualizó que vivieron su entrega en pleno vuelo y por televisión, pues apenas iban a Medio Oriente por el aviso del Gobierno y tras siete semanas volvieron a ver a Ilana en el hospital “y desde ahí, no nos hemos despegado”.

Tres meses después se sigue sintiendo como si fuera ayer (…) A pesar de que salió (Ilana) sigue sintiendo que la mitad de ella sigue adentro

Jaim Gritzewsky, Hermano de Ilana Gritzewsky

En su primer mensaje junto a la Embajada de Israel en México afirmaron que se quedarán para acompañarla hasta que recuperen la libertad su pareja, de 24 años, el otro mexicano Orión Hernández y los que faltan, por lo que repetirán sus nombres incansablemente hasta que el mundo los conozca y abogue por ellos, hecho que respaldó la diplomática Einat Kranz Neiger al indicar que la mejor ayuda es que no dejen de aparecer en la prensa.

Pese a lo que vivió Ilana dijeron que se muestra fuerte, pero “parte de su vida quedó allá (en Gaza)”.

Al respecto, su madre abundó que aún con terapia y apoyo emocional este proceso es muy difícil, porque “su corazón y su pensamiento siguen allá”, por la angustia de no saber el paradero de Matan.

Por lo que externó “no la dejaré sola”, al detallar que ahora son voluntarios en Tel Aviv para respaldar a quienes sufren como ellos desde el día 1, pues el conflicto y los bombardeos persisten.

Gracias a Dios Ilana está de regreso. Está físicamente, pero parte de su vida quedó allá (…) su corazón y pensamiento siguen allá

Miriam Camhi, Madre de Ilana Gritzewsky

Miriam Camhi añadió que en los meses que calificó de eternos obtuvo un gran arropo, por eso se sumó a las labores en la Plaza de los Rehenes para compartir experiencias y ayudar a otros, como en su momento pasó con su familia, pese a barreras del idioma.

“Es la manera de regresar lo que recibí”, sostuvo ante el dolor e incertidumbre de saber que un ser querido está retenido por terroristas. Y añadió que el viaje de emociones no termina, pues a diario le preguntan por los rostros plasmados en su sudadera y amigos en México siguen en contacto a la distancia.

Ejemplo de ese panorama es la familia de Matan que ahora es su familia, pues en 45 días, desde el 30 de noviembre cuando arribaron a la región, siente que los conoce de siempre. Incluso, resaltó que para los padres del joven Ilana se convirtió “en la manera de tener contacto con él”, a la espera de que recupere su vida como ya ocurrió con 110 personas en noviembre pasado.

Al ser cuestionados sobre un posible cese el fuego y sus efectos, Jaim fue enfático en que éste sólo se dará cuando Hamas libere a los secuestrados, pues debe haber un cierto orden y su retorno marcaría el fin a la guerra.

Incluso, comentó que como un compromiso personal trata de memorizar los nombres de los rehenes y hasta los mencionó uno por uno con la esperanza de que al igual que Ilana sean recuperados, pues recordó que hasta quienes son libres se enfrentan al terror de enterarse que sus hijos o padres siguen atrapados contra su voluntad o fueron asesinados.

Por separado, la embajadora reiteró el compromiso firme para que el grupo que lleva 100 días en manos de Hamas regrese, al tiempo en que admitió que están en condiciones difíciles, pues su salud empeoró por la falta de tratamiento y comida, el maltrato y humillaciones.

Horas después se reveló que con apoyo de Qatar, mediador en el tema de los rehenes, Israel acordó enviar medicamentos para 45 de ellos a cambio de más ayuda humanitaria para Gaza. Hecho que ratificó el primer ministro, Benjamin Netanyahu, al revelar que hoy enviarán dos aviones de la Fuerza Aérea para llevar los insumos a través del corredor de Rafah, en la frontera con Egipto.

Y mientras abogan por la recuperación de los que faltan, el ejército no frena el ataque a Hamas. Las fuerzas en Tel Aviv adelantaron que están por culminar su fase terrestre, sin adelantar qué cambios habrá a la ofensiva. Y, pese a la demanda por genocidio, la nación goza de amplio respaldo, pues ayer la Unión Europea vetó al líder islámico, Yahya Sinwar, a quien le prohibieron ingresar y congelaron sus activos.