Considera analista "crucial" participacion electoral en Afganistan

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Notimex

La nivel de participación en las elecciones presidenciales de la víspera en Afganistán será crucial para restablecer la confianza de la población en las instituciones públicas y reducir la influencia del Talibán, destacó hoy un analista.

Fredrik Kinell, analista político del Consejo Internacional sobre Seguridad y Desarrollo (ICOS, en inglés), declaró a Notimex que "el nivel de confianza (de los afganos) en las instituciones del Estado es bajo".

Por ello, agregó, "es crucial que Afganistán tenga un presidente con un mandato legítimo reconocido por una incontestable mayoría de la población".

También es importante que el nuevo presidente "esté listo para combatir la corrupción y los desafíos que Afganistán enfrenta actualmente", añadió Kinell.

Indicó que "muchos afganos están resentidos con el gobierno central por no haber cumplido sus promesas de las pasadas elecciones, con el flagelo de corrupción y la pobreza endémica, y con la falta de progreso y desarrollo desde entonces".

"El gobierno y la comunidad internacional fallaron en ofrecer al pueblo afgano una alternativa real y viable al Talibán", agregó.

De acuerdo con ICOS, un centro de estudios basado en Bruselas que investiga la situación en Afganistán, el Talibán está presente en un 72 por ciento del país asiático y la seguridad en la región "se ha deteriorado en los últimos años".

"Muchas áreas del país, especialmente las provincias de Helmand y Kandahar, al sur, están cargadas de inseguridad y violencia y el gobierno central está esencialmente ausente, ello ha llevado al Talibán a explotar las quejas de la población y a llenar el vacío con el establecimiento de autoridades locales paralelas", explicó.

Por eso, la credibilidad del nuevo presidente y su legitimidad junto a la población también es fundamental para el trabajo de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte), que comanda a la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) en el país.

"La OTAN precisa que el nuevo presidente afgano sea un socio creíble para que juntos puedan evitar que el país se dirija al caos completo", evaluó Kinell. Sin embargo, el experto dijo esperar que el próximo mandatario mantenga las críticas acerca de los bombardeos aliados, como viene haciendo el actual presidente, Hamid Karzai.

Para Kinell, eso muestra que el gobierno afgano está adoptando una "postura más independiente", lo que juzga "una tendencia positiva".

También es optimista que el país cuente hoy con más de 100 partidos políticos y más de 40 candidatos presidenciales, "lo que sugiere que las semillas de la democracia están realmente haciendo raíces", afirmó el estudioso. "Hemos notado que muchos jóvenes en Afganistán se están interesando mucho más en la política y están participando en debates y activismo político, lo que es una señal muy buena en un país con una población tan joven", añadió.

agp