Busca retomar control en la estrategia contra el virus

Antes de mejorar, la pandemia se pondrá peor: Trump

Presidente de EU revive sesiones informativas; llama a usar el cubrebocas, pues “guste o no” tiene un impacto; considera que su país atiende la crisis mejor que la mayoría

Trump
El mandatario estadounidense, en el reinicio de las sesiones informativas en la Casa Blanca, ayer.Foto: AP
Por:

Tres meses después de haberlas cancelado, alegando falta de tiempo, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, retomó ayer las sesiones desde la Casa Blanca para informar los avances en el combate a la pandemia, cuando a menos de 100 días de la elección presidencial parece que la respuesta vacilante a la pandemia le podría costar votos.

La breve sesión duró apenas poco más de 30 minutos, en los cuales fue notable el cambio de actitud hacia la situación de la pandemia en el país, aunque no utilizó un cubrebocas, volvió a referirse al coronavirus como “el virus chino” y repitió que la emergencia simplemente “desaparecerá”.

El presidente advirtió que hay un “aumento preocupante” en los casos reportados en los estados del sur y que la situación de momento se perfila a ponerse peor, antes de la recuperación.

“A algunas áreas de nuestro país les está yendo muy bien, a otras les va peor (...) Probablemente, lamentablemente, empeorará antes de mejorar. Algo que no me gusta decir, pero así es”, dijo.

Gráfico

“Miras por todo el mundo, está por todo el mundo”, dijo Trump, pese a que Estados Unidos agrupa a cerca de la cuarta parte de los contagios conocidos y los decesos a causa de la pandemia.

Luego de que el lunes asegurara que el uso del cubrebocas es un acto patriótico, ayer reiteró que el gobierno gobierno está “pidiendo a los estadounidenses que usen máscaras, distancia socialmente y empleen una higiene vigorosa: lávese las manos cada vez que pueda”; aunque él no portaba una mascarilla, aseguró que “te guste o no tiene un impacto”.

“Al estar juntos, yo me pondría la mascarilla (...) Me estoy acostumbrando a la mascarilla y la razón es que pienso en el patriotismo”, dijo.

También pidió a los jóvenes evitar los bares y otras reuniones bajo techo, aunque apenas unos días antes aseguró que los casos de esos grupos de edad contagiados ni siquiera deberían considerarse pues sanarán pronto.

Trump dijo que apoya más pruebas si eso es lo que recomiendan los expertos médicos y aseguró que él se la aplicaba en promedio cada dos días, aunque horas antes la secretaria de prensa Kayleigh McEnany había dicho que se realiza hasta más de una diaria.

También se jactó de la cantidad de pruebas que está realizando Estados Unidos, aunque el país mantiene una tasa de positividad por encima del cinco por ciento que recomiendan los expertos.

Cuando se le preguntó sobre la ausencia de Deborah Birx y Anthony Fauci, los principales funcionarios de salud pública en la respuesta a la pandemia, simplemente explicó que estaban “justo afuera”.

Desde temprano, a través de Twitter, Trump repitió su afirmación de que Estados Unidos lo está “haciendo muy bien” en la lucha contra el virus, en comparación con “la mayoría de los otros países”, además de destacar los avances logrados en ese país en el desarrollo de vacunas y terapias.

CONTAGIOS PODRÍAN SER HASTA 10 VECES MÁS

Los casos reales de Covid-19 en Estados Unidos podrían ser hasta 10 veces más que los reportados oficialmente, de acuerdo con un estudio publicado ayer por el Centro para el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), que analizó 10 regiones del país y ubicó diferencias notables entre quienes tenían anticuerpos y quienes habían sido diagnosticados.

Por ejemplo, en Missouri, el número estimado de infecciones reales fue 13 veces mayor que los casos confirmados, mientras que en Utah, era al menos el doble.

Los hallazgos del estudio basado en pruebas de anticuerpos, el más grande de su tipo, sugieren que un gran número de personas que no tuvieron síntomas o no buscaron atención médica pueden haber mantenido el virus circulando en sus comunidades.

Los investigadores dicen que más del 40 por ciento de las personas infectadas no tienen síntomas.

“Estos datos continúan mostrando que la cantidad de personas que han sido infectadas con el virus que causa Covid-19 supera con creces la cantidad de casos reportados. Es probable que muchas de estas personas no presentaran síntomas o enfermedad leve y no hubiesen tenido idea de que estaban infectadas”, explicó Fiona Havers, investigadora a cargo del estudio.

Del estudio también se desprende la cantidad de personas que aún son susceptibles a contraer la enfermedad: en la ciudad de Nueva York, que durante abril fue el epicentro de la pandemia y que permanece como el estado con más casos acumulados, una cuarta parte de la población tenía anticuerpos en mayo. En otros lados había cifras de un dígito.

Gráfico

KA