Demócratas aprueban ley que olvida a los niños inmigrantes

Demócratas aprueban ley que olvida a los niños inmigrantes
Por:

El paquete de ayuda fronteriza de 4.6 mil millones de dólares, aprobado por el Senado de EUprovocó una gran división entre legisladores, cuando la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, planteó votar para ofrecer protección explícita a niños inmigrantes, un punto que no contempló el proyecto de la Cámara alta; sin embargo, al final, pasó sin cambios.

Ayer, 95 demócratas se opusieron a la medida de Pelosi y de los representantes más progresistas; de esta manera  dieron el visto bueno a la legislación del Senado, de mayoría republicana. Ahora, el proyecto queda en manos de la Casa Blanca, donde se espera que el presidente Trump firme el proyecto, cuando vuelva de su participación en el G20.

Pelosi y su equipo lucharon para enmendar la ley, para incluir un lenguaje que garantizara estándares de seguridad y cuidado para los menores que cruzaran de manera ilegal a Estados Unidos.

También proponía que los funcionarios de Aduanas y Protección Fronteriza informaran en un plazo menor a 24 horas si uno de los menores en detención estaba enfermo o si murió.

La enmienda además eliminaba el requisito impuesto por los senadores republicanos a legisladores para avisar con anticipación si deseaban hacer una visita a algún centro de detención.

“¿Desde cuándo los demócratas se convierten en defensores del abuso infantil? ¿No querrían al menos luchar contra contratistas que manejan instalaciones deplorables en los centros de detención?”

Mark Pocan

Líder del Comité Progresista

Pero los demócratas moderados presionaron  a Pelosi para que se aprobara la resolución del Senado, en parte para no paralizar la ayuda humanitaria que necesitan las agencias de inmigración y para no dejar la ley en suspenso, ante el receso que están a punto de tomar.

El representante demócrata, Josh Gottheimer, informó a Pelosi que había reunido suficiente apoyo contra los cambios respaldados por los progresistas, lo que provocó que la líder perdiera una influencia significativa en su lucha por los cambios en la medida del Senado.

La votación final sobre el proyecto de ley provocó indignación de los miembros de tendencia izquierdista, como el presidente del comité progresista del Mark Pocan.

“¿Desde cuándo los demócratas se convierten en defensores del abuso infantil? ¿No querrían al menos luchar contra contratistas que manejan instalaciones deplorables en los centros de detención? Los niños son los únicos que podrían perder hoy “, escribió el legislador en su cuenta de Twitter.

El representante Alexandria Ocasio-Cortez, una de las voces más alineadas a la izquierda, lamentó que sus compañeros de partido no hicieron suficiente para lograr un acuerdo con el Senado que hubiera proporcionado más victorias no sólo para los demócratas sino para la comunidad inmigrante y para la defensa de los derechos humanos.

“El problema en este momento es que Mitch McConnell (el republicano líder de la mayoría del Senado) nos envió una factura y la estamos avalando, en lugar de tratar de negociar... Lo que está haciendo Mitch McConnell es confiar en la presión del tiempo“, comentó la joven legisladora a CNN.

Los principales republicanos abogaron por la aprobación del proyecto de ley del Senado antes de la votación, y decenas de legisladores conservadores en la Cámara de Representantes hicieron campaña por un voto unánime.

Siete representantes del partido del presidente Donald Trump: Justin Amash (Michigan), Andy Biggs (Arizona), Mo Brooks (Alabama), Louie Gohmert (Texas), Paul Gosar (Arizona), Thomas Massie (Kentucky) y Chip Roy ( Texas) votaron en contra de la medida, en solidaridad con la causa opositora.

Entre los desertores notables en el lado demócrata se incluyen Hakeem Jefferies (Nueva York), la vicepresidenta del Comité Democrático, Katherine Clark (Massachussetts); el copresidente del Comité de Política y Comunicaciones, Ted Lieu; incluso el líder del Comité Judicial, Jerrold Nadler, uno de los más reacios con la política de la Casa Blanca y quien encabeza los esfuerzos para enjuiciar a Trump por sus supuestos vínculos con Rusia para ganar la presidencia en 2016.

Los miembros del Cacus Hispano tampoco apoyaron enmendar la ley.

El representante demócrata David Cicilline, quien también votó en contra de la medida del Senado, dijo que la crisis en la frontera requiere de mayores garantías para que el dinero “se use de manera correcta. Y creo que la gente estaba muy frustrada de que se quitaran esas protecciones”, declaró.

Corte frena la pregunta sobre ilegales

La Corte Suprema de Estados Unidos resolvió ayer que la administración de Donald Trump no ofreció una razón adecuada para agregar una pregunta sobre la ciudadanía y legalidad de las personas que radican en el país al censo de 2020.

De esta manera, el tribunal bloqueó, al menos por el momento, la iniciativa presidencial.

El movimiento supone una sorpresiva victoria para los defensores que se oponen a la adición de la pregunta con el argumento de que conducirá a un recuento de población inexacto.

La Casa Blanca había defendido que la pregunta era necesaria para hacer cumplir la Ley de Derechos de Votación (VRA).

La administración de Trump aseguró a la Corte que los datos recogidos en el Censo no serían accesibles a otras partes del gobierno federal, como los funcionarios de inmigración; pero los opositores sostuvieron que la cuestión provocaría una percepción implícita a la ciudadanía que motivaría a los grupos minoritarios a no responder a la pregunta o, de plano, decida no participar

en el censo.

El registro estadístico del próximo año dará pistas al gobierno para direccionar

el presupuesto y sus políticas en materia social.

Te puede interesar:

http://www.3.80.3.65/mundo/no-hay-prisa-por-resolver-tensiones-con-iran-trump/

http://www.3.80.3.65/mundo/camara-baja-aprueba-iniciativa-fronteriza-del-senado-camara-de-representantes-medida-bipartidista-donald-trump-migrantes-estados-unidos-frontera-sur-mexico-votacion-presidenta-nancy-pelosi/