Víctima gritó llamando a su madre

Difunden video de policías acusados de asesinato dando paliza a Tyre Nichols, trabajador de FedEx

Los agentes sujetaron a Tyre Nichols y lo golpearon repetidamente mientras gritaba llamando a su madre; "dale con el táser”, se escucha decir a un uniformado; los policías fueron acusados de asesinato

Difunden video de policías dando golpiza a Tyre Nichols, trabajador de FedEx
Difunden video de policías dando golpiza a Tyre Nichols, trabajador de FedExFoto: AP
Por:
  • Associated Press

 Las autoridades de Memphis difundieron el viernes más de una hora de imágenes de la violenta paliza propinada por cinco policías a Tyre Nichols, en la que los agentes sujetaron al automovilista y lo golpearon repetidamente mientras gritaba llamando a su madre.

El vídeo salió a la luz un día después de que los agentes, todos ellos de raza negra, fueran acusados de asesinato por la muerte de Nichols, también de raza negra.

Las imágenes muestran a la policía golpeando salvajemente al trabajador de FedEx, de 29 años, durante tres minutos, mientras le gritaban obscenidades durante todo el ataque. El equipo jurídico de la familia Nichols ha comparado la agresión con la infame paliza que la policía propinó en 1991 a Rodney King en Los Ángeles.

Memphis: Difunden video de policías dando golpiza
Memphis: Difunden video de policías dando golpizaVideo: Especial

En el video se oye a un agente cuando amenaza con golpear a Nichols. Su cámara corporal lo muestra levantando la macana mientras al menos otro agente sujeta a Nichols.

Después de que el primer agente sacara bruscamente a Nichols de su coche, se le oye decir: “Yo no he hecho nada”, mientras el grupo de agentes comienza a forcejear con él para tirarlo al suelo.

“Tírate al piso”, grita un agente, mientras se oye a otro gritar: "Dale con el táser”.

Nichols responde con calma poco después de ser empujado al suelo: “De acuerdo, estoy en el suelo”. Momentos después, mientras los agentes siguen gritando, Nichols dice: “Hombre, estoy en el suelo”.

Un agente grita: “Pon las manos a la espalda antes de que te rompa la (improperio)”. Momentos después, un agente grita: "Pon las manos detrás de la espalda antes de que te las rompa”.

“Sólo intento irme a casa”, les dice Nichols en un momento dado.

La cámara se oscurece brevemente y entonces se puede ver a Nichols corriendo mientras un agente le dispara con la pistola eléctrica. Los agentes empiezan entonces a perseguir a Nichols.

Tras la paliza, los agentes se agruparon durante varios minutos mientras Nichols yacía apoyado contra el coche y luego se desplomaba en la calle.

Ciudades de todo el país se prepararon para grandes manifestaciones. Los familiares de Nichols instaron a sus seguidores a protestar pacíficamente.

“Este joven, por definición de la ley en este estado, fue aterrorizado. No por uno, ni por dos, sino por cinco agentes que ahora sabemos... actuaron de común acuerdo”, dijo el abogado Antonio Romanucci, que representa a la familia de Nichols.

Los agentes “actuaron juntos... para infligir daño, terrorismo, opresión de la libertad, opresión de los derechos constitucionales, lo que condujo a un asesinato”, declaró Romanucci.

La directora de la policía de Memphis, Cerelyn Davis, describió las acciones de los agentes como “atroces, imprudentes e inhumanas”, y afirmó que su departamento no ha podido probar la acusación de conducción temeraria que motivó la detención.

Dada la probabilidad de que se produzcan protestas, Davis explicó a ABC que ella y otros funcionarios locales decidieron que lo mejor sería difundir el vídeo a última hora del día, después de que hubieran terminado las clases y la gente haya vuelto a casa del trabajo.

Las actas judiciales mostraban que los cinco exagentes —Tadarrius Bean, Demetrius Haley, Desmond Mills Jr, Emmitt Martin III y Justin Smith— fueron detenidos. Cuatro fueron dejados en libertad tras pagar una fianza.

Cada uno de los agentes se enfrenta a cargos de homicidio en segundo grado, agresión con agravantes, secuestro con agravantes, faltas éticas y opresión.

El homicidio en segundo grado se castiga con penas de 15 a 60 años de prisión según la ley de Tennessee.

Síguenos también en Google News

Leo