Martes 1.12.2020 - 08:59

Obtiene 306 votos electorales contra 232, según proyección

Consolida Biden su ventaja sobre Trump y hasta China ya lo felicita

Con el triunfo en Georgia y Arizona el demócrata consigue amplia victoria; el republicano gana Carolina del Norte; la nación asiática reconoce triunfo de Joe Biden y Kamala Harris en comicios; el magnate se aferra a vía legal, pero casi admite relevo; “esta administración no decretará confinamiento. Quién sabe qué administración estará, sólo el tiempo lo dirá, nosotros no lo decretaremos”

Joe Biden en un informe el día 3 de Noviembre en la noche
Joe Biden.Foto: Especial
Por:

El presidente electo de Estados Unidos Joe Biden solidificó su victoria sobre el actual mandatario, Donald Trump, después de conseguir ayer el estado de Georgia, según una proyección de Edison Research, dejando a Trump pocas esperanzas de revertir el resultado a través de impugnaciones y recuentos legales.

Carolina del Norte, el único otro estado clave que tiene pendiente el recuento de votos, lo ganó Trump ayer, con lo que el recuento de votos electorales finalizaría en 306 para Biden y 232 para Trump. Apenas el jueves se declaró a Biden ganador en Arizona, el segundo candidato demócrata a la Casa Blanca en siete décadas en triunfar en el estado.

Aunque el voto popular a nivel nacional no determina el resultado de las elecciones, Biden estaba adelante por más de 5.3 millones de votos, o 3.4 puntos porcentuales. Su votación popular, el 50.8%, fue ligeramente superior a la que obtuvo de Ronald Reagan en 1980, cuando derrotó a Jimmy Carter.

Trump, el mandatario republicano, reclama —sin entregar evidencias— que hubo un extendido fraude en los comicios, pero las demandas que ha presentado en las cortes no han tenido acogida y las autoridades electorales en los estados no han reportado irregularidades serias.

Los estados tienen un plazo hasta el 8 de diciembre para certificar sus votaciones y escoger a los electores del Colegio Electoral, que elegirán oficialmente al nuevo presidente el 14 de diciembre.

La estrategia judicial de Trump para impugnar el resultado de las elecciones presidenciales en los estados clave que le dieron la victoria a Joe Biden sufrió una nueva serie de reveses. En concreto, fueron en Pensilvania, Arizona y Michigan, todos ganados por el presidente electo.

En Pensilvania, se anunció que la diferencia obtenida por el demócrata es tal que no será necesario lleva a cabo un recuento, pues “ningún candidato fue derrotado por medio punto porcentual o menos”. Aquí, Biden vence a Trump por 0.87% de los votos, cifra que equivale a casi 60 mil boletas. Y se espera que la cifra continúe creciendo.

En Michigan, un juez rechazó el pedido de los republicanos de demorar la oficialización de los resultados en Detroit, donde Biden ganó por una abrumadora mayoría, y dijo que las acusaciones hechas por los observadores “no eran creíbles”.

En Arizona fueron los mismos republicanos quienes desistieron de seguir con sus esfuerzos legales en Maricopa: la abogada de la campaña de Trump en ese estado, Kory Langhofer, dijo que su denuncia no afectaba un número de boletas suficientes como para influir en el resultado de las elecciones.

Se niega a perder Trump

Ayer, en su primera aparición pública desde que las grandes cadenas declararon a Biden ganador, el presidente Trump encabezó una conferencia de prensa para anunciar que la vacuna contra el Covid-19 se distribuirá al grueso de la población del país a partir de abril de 2021. Ahí, estuvo a punto de reconocer que en Estados Unidos habrá otro gobierno.

Su única referencia a los comicios tuvo lugar cuando aseguró que se negará a imponer un confinamiento: “Esta administración no decretará un confinamiento. Más allá de lo que pase en el futuro, quien sabe que administración estará, solo el tiempo lo dirá, nosotros no lo decretaremos”.

Previamente, el mandatario también anunció en sus redes sociales que este sábado podría asistir a un mitin previsto en Washington por sus partidarios para respaldar sus denuncias de fraude.

“Es reconfortante ver todo el tremendo apoyo que hay, especialmente los mítines que están surgiendo naturalmente en todo el país, incluido uno grande el sábado, en DC. Incluso podría intentar pasar y saludar. ¡Esta elección fue amañada!”, tuiteó.

Antes, en una entrevista con el diario The Washington Examiner, Trump insistió este viernes en que es capaz de dar la vuelta a los resultados de las elecciones, después de que las proyecciones de los medios dieran como ganador a su rival, el demócrata Joe Biden, y advirtió: “Nunca apuesten en mi contra”.

Durante el reportaje, el mandatario ofreció su perspectiva sobre la situación en varios estados clave, donde, según él, sigue teniendo posibilidades de vencer, aunque no aportó pruebas de que pueda hacerlo.

China se suma a felicitaciones al demócrata

China se sumó ayer a las felicitaciones al demócrata Joe Biden por su triunfo en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, siendo una de las últimas potencias que lo hace.

“Respetamos la elección del pueblo estadounidense. Felicitamos al señor Biden y a señora (Kamala) Harris. (Esperamos que) el resultado se confirmará, de acuerdo con las leyes y procedimientos estadounidenses”, dijo el vocero del Ministerio de Exteriores, Wang Wenbin, sin ofrecer un motivo para la demora en su reconocimiento.

La nación asiática, al igual que Rusia, evitó sumarse a la multitud de gobiernos que felicitaron a Biden y su compañera de fórmula, Kamala Harris, el pasado fin de semana luego de que, según las proyecciones, en los comicios del 3 de noviembre obtuvieron suficientes votos del Colegio Electoral para llegar a la Casa Blanca.

Las relaciones entre Washington y Beijing están en su punto más bajo de las últimas décadas en medio de una guerra arancelaria sobre las ambiciones chinas en materia tecnológica y de superávit comercial, acusaciones de espionaje y tensión sobre los derechos humanos, la pandemia de coronavirus, Hong Kong y el control del Mar Meridional de la China.

Los analistas prevén que Biden tratará de reanudar la cooperación con Beijing en los ámbitos de cambio climático, Corea del Norte, Irán y coronavirus; sin embargo, prevén escasos cambios, dadas las quejas contra china en comercio y derechos humanos, así como las acusaciones de espionaje y robo de tecnología.

ntb