Europa insiste en ampliar evacuaciones

Empuja EU retirada en 2 días y Talibán concede salida de afganos

Aún hay mil 500 estadounidenses en Afganistán, reportan previo al abandono total de tropas; el gobierno alemán resalta que hay garantías de yihadistas para que ciudadanos puedan refugiarse después de septiembre

20-1
Automovilistas avanzan, pese a controles yihadistas, rumbo a la frontera hacia Pakistán.Foto: AP
Por:
  • La Razón Online

Mientras en Europa admiten que una semana no es suficiente para evacuar a las tropas y aliados de Afganistán y es posible negociar con el Talibán, Estados Unidos instó a acelerar la retirada y concluir antes del 27 de agosto.

Con ello las naciones y organizaciones que aún tienen presencia de Fuerzas Armadas deben trabajar a marchas forzadas y concluir el abandono en sólo dos días, debido al riesgo que han reiterado EU y Gran Bretaña sobre posibles ataques terroristas, pues el aeropuerto de Kabul es una “zona volátil” y no hay ningún aplazamiento por parte del grupo extremista, que ha reiterado que no dará un día más.

Al respecto, la ministra de Defensa de Bélgica, Ludivine Dedoner, reveló que recibió recomendaciones del Gobierno de Joe Biden para salir lo antes posible y admitió que cada día se cierran más las puertas para rescatar a sus aliados.

Mientras que la canciller alemana, Angela Merkel, quien reiteró que todavía se puede negociar con el grupo extremista, como lo adelantó el primer ministro británico, Boris Johnson, confirmó al parlamento que sus soldados terminarán labores en la zona a más tardar mañana, lo que revelaría que también responde al llamado de EU para agotar los esfuerzos antes de la última hora del plazo previsto, luego de abrir hace 20 años esta guerra contra el terrorismo tras los atentados del 11 de septiembre.

Sin embargo, horas después los gobiernos de EU y Alemania sostuvieron que mantendrán el apoyo a colaboradores y afganos que deseen salir de la región, con el visto bueno de los talibanes, quienes les garantizaron, por separado, que no obstaculizarán el intento de los locales para abandonar la región después de este plazo fatal.

Las dos naciones que integran el G-7 coincidieron en que existe el compromiso del grupo yihadista de que a partir del 1 de septiembre, un día después del abandono de las tropas, los afganos tendrán la libertad de decidir si se quedan bajo el nuevo régimen o se van.

En primera instancia, el secretario de Estado de Biden, Antony Blinken, aseveró que esta ayuda continuará “todos los días después del 31 de agosto” y adelantó que según sus datos hay al menos mil 500 estadounidenses en ese territorio, de los que 500 ya fueron contactados para decirles cuándo deben abordar sus vuelos de regreso, mientras que otros, por decisión propia, podrían quedarse, aunque no dio detalles sobre la seguridad con el nuevo régimen extremista.

Afganos saturan las inmediaciones del aeropuerto, pese al llamado de no acercarse a la zona.Foto: AP

En tanto, Merkel reportó que tras conversaciones con líderes del grupo islámico se acordó que personas que sientan que su seguridad está amenazada, principalmente mujeres y activistas, puedan salir después de esta fecha, periodo en el que el Talibán quedará a cargo del aeropuerto, y que el flujo de aviones se mantendrá. Además, el Ministerio de Exteriores germano informó que para esta emergencia otorgará un monto de más de 115 millones de dólares.

Previamente, el vocero del Talibán, Suhail Shahin, aseveró que habrá puertas abiertas para buscar refugio en otro país, esto siempre y cuando tengan su visa y documentos en regla, pues a partir del primer minuto de septiembre podrán abordar vuelos comerciales hacia el punto de su elección.

Y reiteró que la fecha límite del 31 de agosto es para que las fuerzas extranjeras terminen con la ocupación, por lo que no habrá ninguna traba, aunque no precisó si permitirán el ingreso de organizaciones internacionales para mantener el puente aéreo de los últimos días.

No obstante, estas intenciones encaminadas a mostrar un cambio real del Talibán no han generado la suficiente tranquilidad al interior del país, pues cientos de afganos han optado por salir vía terrestre al saturar carreteras y accesos hacia Pakistán, nación por la que al menos 22 mil ciudadanos han logrado adentrarse luego de la caída de Kabul.

En medio de esta situación, al menos tres naciones europeas, Bélgica, Polonia y Dinamarca, confirmaron el fin de sus evacuaciones para evitar arriesgar a su población y personal diplomático que seguía en la zona.

Sin adelantar pronósticos de cuánto tiempo se permitirá la salida de afganos, autoridades europeas y algunos congresistas estadounidenses se comprometieron a mantener los esfuerzos para que la población que se considera en riesgo tenga una oportunidad en otro país, pues harán lo posible por garantizar las salidas tanto como sea posible.

Pese a estas condiciones, las alertas de riesgo se mantienen, pues la Organización de las Naciones Unidas (ONU) reportó que varios aliados fueron atacados por integrantes del movimiento Talibán.

En un documento obtenido por Reuters, el organismo detalló que uno de sus colaboradores fue intimidado y detenido después de identificar que era de Naciones Unidas cuando se dirigía al aeropuerto de Kabul y a otro le registraron su vivienda.

Además, indicó que hay reportes de agresiones físicas y saqueos de oficinas, desde antes de que los yihadistas retomaran el poder, por lo que ya se abrió una investigación en la materia.

  • El dato: Pese a los llamados de garantizar ayuda humanitaria, en naciones como Países Bajos ya se reportan actos de discriminación contra afganos en busca de refugio por miedo al Talibán.