El hospital ya no existe

Joven exige 3 millones de euros de indemnización al descubrir que fue intercambiada al nacer

Una joven española pidió a un hospital de San Millán de Logroño, una millonaria indemnización al descubrir que fue intercambiada al nacer; fue separada de sus padres biológicos en 2002

La afectada señaló que fue intercambiada en el área de incubadoras, presuntamente al confundirla con una menor que nació el mismo día, pero con cinco horas de diferencia.
La afectada señaló que fue intercambiada en el área de incubadoras, presuntamente al confundirla con una menor que nació el mismo día, pero con cinco horas de diferencia.Foto: Especial
Por:
  • La Razón Online

Una joven de 19 años exigió una millonaria indemnización luego de descubrir que fue intercambiada al nacer por el personal de un hospital que ya no existe en San Millán de Logroño,  España.

La mujer, cuya identidad no fue revelada, presentó una denuncia contra la Consejería de Salud para reparar el daño por haberla separado de sus padres biológicos en 2002, de acuerdo con el diario LaRioja, hecho que ella considera asciende a unos tres millones de euros, pues este error o negligencia derivó en que fuera educada por quien creía era su abuela.

Aunque hasta el momento no hay una respuesta oficial de parte de las autoridades señaladas, se reportó que representantes del área reconocieron que se trató de un error humano.

En los alegatos la afectada señaló que fue intercambiada en el área de incubadoras, presuntamente al confundirla con una menor que nació el mismo día, pero con cinco horas de diferencia.

Disputa por manutención, reveló el “error humano”

La presunta víctima dijo que sus dudas comenzaron en 2017, cuando tenía unos 15 años, luego de una disputa legal entre su abuela y quien creía era su padre en torno a la manutención de la entonces menor de edad.

En este proceso descubrieron que el acusado por no hacerse cargo de la joven no era el padre biológico, luego de realizarle pruebas de ADN.

Esta situación abrió la puerta a nuevos análisis genéticos, mismos que mostraron que tampoco era nieta de la demandante.

Por ello, la joven buscó a unos abogados para conocer quiénes son sus padres biológicos, lo que los llevó a una investigación en la que había casi una veintena de niñas con las que pudo ser intercambiada.

Posteriormente, dieron con otra joven que nació en el mismo hospital y el mismo día, con quien presuntamente aún no ha tenido contacto, luego del hecho que las autoridades sanitarias atribuyeron a un “error humano”.

KEFS