Jueves 24.09.2020 - 13:35

Resurgen casos de COVID-19

OMS lanza llamado jóvenes ¿realmente tienen que salir de fiesta?

Ansiosos por disfrutar del verano, los jóvenes en algunos países han contribuido al resurgimiento del coronavirus; se han reunido nuevamente para fiestas

España-bar-pandemia
Personas en una discoteca en Madrid, España, el 25 de julio de 2020.Foto: AP.
Por:

Los jóvenes deben frenar sus deseos de salir de fiesta para ayudar a prevenir nuevos brotes de COVID-19, advirtieron funcionarios de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Cansados de los confinamientos y ansiosos por disfrutar del verano boreal, los jóvenes en algunos países han contribuido al resurgimiento del coronavirus al reunirse nuevamente para fiestas, asados y vacaciones.

Aun en Ginebra, donde se ubica la OMS, cabarets y clubes se cerraron la semana pasada luego de que casi la mitad de los nuevos casos se originaron en esos lugares.

“Las personas más jóvenes también deben asumir que tienen una responsabilidad”, dijo Mike Ryan, jefe de emergencias de la OMS y padre de tres hijos, durante una conversación en línea. “Hágase la pregunta: ‘¿realmente necesito ir a esa fiesta’?”.

Los jóvenes tienen menos probabilidades de sufrir una forma grave de la enfermedad respiratoria que sus padres o abuelos, pero en cerca de cinco meses la proporción de personas infectadas de entre 15 y 24 años se ha triplicado, según datos de la OMS.

Ryan dijo que los jóvenes a menudo eran reticentes a dar detalles o al revelar los nombres de sus amigos cuando eran contactados por rastreadores. “Es difícil, pero es lo que se necesita para detener el virus”.

Medios suizos dijeron que en un club nocturno en Zúrich del que surgieron casos recientemente, los asistentes a la fiesta habían dado nombres falsos, incluido “Pato Donald”.

El turista descansa fuera de un bar, en Benidorm, sureste de España, el 27 de julio de 2020.Foto: AP.

Además de la necesidad de reducir los riesgos para otros, la epidemióloga de la OMS, Maria Van Kerkhove dijo que los jóvenes debían tener cuidado ya que incluso una versión leve de la enfermedad podría tener consecuencias a largo plazo.

La epidemióloga Maria Van Kerkhove, durante una conferencia de la OMS.Foto: Reuters.

ntb