• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Isabel ii y su hijo Carlos, en una ceremonia en Londres, el pasado 12 de marzo. Foto: AP

En Gran Bretaña, los rumores y los temores por la salud de la reina Isabel II se dispararon, después de que su hijo Carlos, heredero a la Corona, diera positivo a la prueba del Covid-19.

Inmediatamente después, el Palacio de Buckingham informó que la monarca se encuentra en buen estado de salud y que la última vez que vio a su sucesor, lo hizo antes de que éste pudiera tener la enfermedad, el pasado 12 de marzo, en una ceremonia para la que tuvieron una interacción “limitada y breve”.

Contenido que te puede interesar: Más de 1,300 millones de indios bajo confinamiento

La Corona británica aclaró que es imposible saber de dónde contrajo Carlos la enfermedad, ya que estuvo en contacto con varias personas en actos oficiales este mes. Lo cierto es que hace poco, Carlos tuvo un encuentro con el príncipe Alberto de Mónaco, quien también dio positivo a la prueba.

Aunque Carlos, de 71 años de edad, no haya contagiado su madre, de 94, y a su padre, de 98 —los dos fueron mudados al Palacio de Windsor durante la contingencia hace dos semanas—, existe el riesgo de que el futuro rey contagie a su esposa Camilia, la duquesa de Cornuales, y a sus hijos, William y Harry, a sus respectivas esposas, y nietos.

“El príncipe de Gales ha mostrado síntomas leves, pero por lo demás se mantiene en buen estado de salud y ha estado trabajando desde casa durante los últimos días, como de costumbre”, informó Clarence House, donde reside Carlos.

Otra fuente real agregó que el príncipe de Gales, quien fue evaluado el lunes y obtuvo los resultados el martes, fue informado que era poco probable que la condición se agravara.

La realeza británica no ha sido la única en estar expuesta al coronavirus; en España, los reyes Felipe VI y Letizia Ortiz tuvieron que hacerse varias pruebas de detección, después de que la ministra de Igualdad, Irene María Montero, diera positivo. Los soberanos se habían encontrado con la funcionaria pocos días antes.

Los exámenes de detección también tuvieron que practicarse a las hijas de los reyes, Leonor, princesa de Asturias y heredera al trono, y la infanta Sofía.

Contenido relacionado: 

Declaran fase 2: se activan fuerzas armadas

fgr