Ataque con dron ocurrió en Jordania

Proiraníes matan a 3 militares de EU, que ataja: “Responderemos”

Milicias rivales lanzan ofensiva contra cuartel cerca de la frontera con Siria; Gobierno en Amán descarta que incidente fuera en su territorio; Teherán recrimina acusación infundada

Toma área de la base militar Tower 22, donde el Pentágono informó que fueron atacadas sus fuerzas en Jordania, el pasado 27 de enero.
Toma área de la base militar Tower 22, donde el Pentágono informó que fueron atacadas sus fuerzas en Jordania, el pasado 27 de enero.Foto: AP
Por:
  • La Razón Online

Radicales proiraníes asesinaron a tres soldados estadounidenses en Jordania, ante lo que el presidente de esa potencia, Joe Biden, amagó con un contraataque, elevando otra vez la tensión en Medio Oriente.

La noche del pasado 27 de enero las tropas fueron sorprendidas por un dron cargado con explosivos mientras dormían en una base militar cerca de la frontera con Siria, el primer ataque mortal contra el ejército de Washington desde que estalló la guerra en Gaza, según informes del Pentágono en torno a la ofensiva que se notificó hasta ayer.

El incidente también dejó un saldo de 34 heridos, cinco de gravedad, presuntamente por lesiones craneoencefálicas por lo que fueron trasladados en avión a hospitales en la región, según informes publicados por Reuters y CBS News; lo que se evidencia que el enemigo pretendía aumentar el daño al dirigir la aeronave al área de dormitorios.

De inmediato milicias islámicas, respaldadas por el régimen rival, se atribuyeron el golpe. La resistencia Kataib Hezbolá se alzó como el perpetrador y advirtió que no se intimidará, por ello atacó también cuatro sitios clave en Irak y Siria, pues mantendrá la ofensiva el tiempo que ese país respalde a los presuntos ocupacionistas de Tel Aviv.

Acto que apunta a un intento de forzarlo a presionar a su aliado Benjamin Netanyahu para poner fin al conflicto y a las hostilidades por las que van más de 26 mil fallecidos en la Franja; pero evitó pronunciarse en torno a los 136 rehenes de Hamas, una de las prioridades de Occidente para dar paso a una pausa humanitaria, mientras que la agencia iraní Tasnim recriminó las “acusaciones infundadas” de financiar a las milicias.

Gráfico
Gráfico

Por separado, Jordania rechazó que la tragedia ocurriera en su territorio. El ministro de Comunicación de la región árabe, Muhannad al Mubaidin, condenó la tragedia y aclaró a la televisión estatal que el acto hostil sucedió en la base al Tanf, en el país vecino, y no en el centro de asesoramiento Tower 22, donde el aliado dirige tareas de aviación y logística, como declaró en un inicio un funcionario estadounidense.

Y, horas después, Biden advirtió a los yihadistas, al mencionar directamente a organizaciones en Siria e Irak, que pagarán las consecuencias de sus actos “de la manera en que elijamos”; pero el Comando Central del ejército precisó que sigue la investigación para identificar a los perpetradores, pues lamentablemente esta situación no es inusual, ya que en casi tres meses contabilizan hasta 150 incidentes similares.

Tras ser informado por su ministro de Defensa, Lloyd Austin, y el asesor de Seguridad Nacional Jon Finer, del golpe rival, el líder de la Casa Blanca recalcó que ese acto “despreciable y totalmente injusto” activará una contraofensiva, según un comunicado de la Casa Blanca, lo que recuerda la ofensiva contra Yemen por amenazas a la navegación y el comercio.

Mientras que en redes sociales afianzó el total compromiso con los “patriotas” caídos a quienes reconoció por su valentía y heroísmo, pues prometió que redoblarán la lucha contra el terrorismo para honrarlos.

Nuestro país “nunca olvidará su sacrificio final”, asestó en torno a las bajas al noreste de Jordania y externó junto a la primera dama, Jill Biden, sus condolencias por quienes no han sido identificados para que las familias sean notificadas de manera oficial por las Fuerzas Armadas y no a través de la prensa. Más tarde, el Ejecutivo reiteró su postura y declaró “responderemos”.

Durante un evento en Carolina del Sur recalcó que la nación tomará las medidas necesarias y pertinentes para defender a sus tropas y sus intereses luego de pedir un minuto de silencio por las víctimas en lo que calificó como “un día difícil en Medio Oriente”.

En tanto, líderes de la región respaldaron la postura federal y demandaron una acción “fuerte”, poco después de que se llevara a cabo una reunión de seguridad para analizar la respuesta contra el “ataque suicida unidireccional”.

El objetivo, afirmaron, es evitar más provocaciones de Irán, pues el régimen de Ebrahim Raisi se aprovecha de la guerra en Gaza para reforzar a enemigos de Israel y EU.

Muestra de ello son los bombardeos de hutíes de Yemen contra embarcaciones que cruzan el mar Rojo e incidentes hostiles con drones y misiles iraquíes y sirios. A ello se suma la situación crítica en Tel Aviv, pues debido al presunto financiamiento iraní a varias milicias el ejército de Netanyahu lucha en hasta siete frentes desde octubre pasado, pues ha recibido y repele ofensivas desde Líbano y territorios en los que Teherán tiene gran influencia, pues los islámicos que respaldan a Hamas acusan a EU de ser partícipe del sufrimiento en Gaza, por vender y suministrar más armas al país asiático acusado de genocidio.

Sobre la situación en la península arábiga, donde los hutíes no cesan lo actos de intimidación, tropas británicas reportaron que ayer repelieron una agresión marítima con drones. Ante esta nueva amenaza, recalcaron que no permitirán acciones “intolerables”, esto luego de dos respuestas coordinadas junto a su socio para destruir toda la capacidad bélica de la organización criminal.