Lunes 19.04.2021 - 07:31

Puede afianzarse en el cargo hasta 2036

Putin se amplía gobierno hasta 2036; supera a Stalin

Presidente ruso promulga ley que le permite quedarse dos mandatos más; sumaría 32 años en el poder; el dictador soviético estuvo 29 años

Putin acaba con la privacidad  de mensajes, llamadas, e-mails...
El presidente de Rusia, Vladimir Putin.Foto: AP.
Por:
  • La Razón Online

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, promulgó una ley para seguir hasta dos mandatos más en el cargo, hasta 2036, con lo que sumaría su quinta y sexta gestión al frente del Kremlin, tras revertir la restricción que evitaba periodos consecutivos.

En caso de confirmar sus reelecciones en 2024 y 2030, llegaría a 32 años en el cargo, que asumió por primera vez en el año 2000; de éstos, 24 son ininterrumpidos, con lo que superaría por tres años el periodo del dictador soviético Joseph Stalin, quien estuvo casi tres décadas al frente de la extinta Unión Soviética, poco antes de morir y lo convertiría en el de más años de servicio desde el imperio ruso.

Pese al veto que contemplaba que dentro de tres años culminaría su administración como jefe de Estado, según la anterior Constitución, ambas Cámaras respaldaron hace unas semanas una ley para reajustar los periodos presidenciales, derivada del referéndum de 2020 —que permitió su modificación—, misma que fue publicada en el diario oficial del gobierno ruso y que le permite extender su presidencia, pero que opositores acusan es un golpe constitucional.

Según los cambios legislativos, el límite previo no aplica “a la persona que ejerza o haya ejercido el cargo en el momento de la entrada en vigor”, lo que significa que reinicia el mandato del líder de 68 años, quien, si así lo decide permanecer en el cargo hasta que cumpla 83 años, casi 10 años más que Stalin cuando dejó el cargo.

Las primeras gestiones de Putin fueron dos cuatrienios consecutivos —de 2000 a 2008— después de la renuncia de Borís Yeltsin; sin embargo, al concluir el segundo dejó el cargo como lo mandata la Constitución, pero no se alejó del Gobierno, ya que durante la administración de su sucesor, Dmitri Médvedev, se desempeñó como primer ministro y se mantuvo como líder de facto. Dicha estrategia, el intercambio entre presidente y primer ministro, fue bloqueado hace años, para evitar la perpetuación en el poder.

En las siguientes elecciones, el mandatario se postuló ahora para un sexenio, mismo que asumió en 2012, pese a protestas de críticos de izquierda y de derecha, y desde ese momento ya suma otros dos mandatos consecutivos, que podrían convertirse en seis, los últimos cuatro de seis años cada uno, para retirarse hasta 2036.

No obstante, el mandatario no ha confirmado si presentará sus futuras reelecciones, argumentando que 2024 está lejos, pese a que ya cuenta con el respaldo; algunos medios señalan que esta argucia es para elevar la pugna en el poder en su último periodo y elegir a un sucesor.

En tanto, algunos críticos y analistas consideran que dicha extensión le permitirá buscar a un digno heredero, pues aseguran que a la fecha no ha encontrado cómo transferir el poder y asegurarse que quien lo sustituya no termine con leyes que pongan en riesgo su retiro vitalicio.

Muchas de estas acciones han sido cuestionadas por opositores en el país, quienes acusan que busca ser presidente “de por vida”, mediante leyes populistas.

Estos cambios constitucionales también contemplan que los candidatos deben tener al menos 35 años para postularse a la presidencia, de los que los últimos 25 deben haber radicado en el país y ninguna persona que haya tenido otra nacionalidad pueda postularse para encabezar el Kremlin. Además, se prohíbe la secesión de territorio y garantiza la inmunidad de por vida a expresidentes, ante intentos de enjuiciamiento contra él o contra Médvedev.

También refuerza los principios conservadores, como la fe en Dios y una educación patriótica.

SIGUE PROHIBICIÓN A MATRIMONIO GAY

 Con este cambio legislativo, se ahonda la prohibición a los matrimonios del mismo sexo al menos por otra década más, si decide permanecer en el cargo sin cambios en la materia.

Apenas el año pasado, durante una discusión sobre cambios constitucionales, el líder del Kremlin advirtió “mientras sea presidente” en el país no será legal este tipo de uniones.

Incluso, ironizó sobre la situación que en Rusia al afirmar que no puede haber “progenitor uno y progenitor dos”, al respaldar la tradición de “papá y mamá”, con lo que niega el reconocimiento a párelas fuera de este estándar.

ntb