Acusan falta de confianza en gobierno

Empujan renuncia de Johnson en GB; 2 abandonan el gabinete

El golpe al gobierno británico se da tras designar en un puesto de jerarquía a un acusado de delitos sexuales; líder admite error y se disculpa; en el país no descartan más dimisiones para obligarlo a dejar Downing Street

El primer ministro Boris Johnson durante una cumbre de la OTAN en Madrid, la semana pasada.
El primer ministro Boris Johnson durante una cumbre de la OTAN en Madrid, la semana pasada.Foto: Reuters
Por:
  • La Razón Online

Un mes después de librar la moción de censura, las presiones en Gran Bretaña contra el primer ministro, Boris Johnson, revivieron con las sorpresivas renuncias, casi de manera simultánea, de dos ministros clave.

En medio de un nuevo escándalo de índole sexual tras el nombramiento y renuncia de Chris Pincher como número dos del Partido Conservador, los encargados de las carteras de Finanzas o el Tesoro, Rishi Sunak, y de Salud, Sajid Javid, reconocieron diferencias con el gobierno al cuestionar la capacidad de la gestión actual, de quien ha enfocado sus esfuerzos en respaldar a Ucrania para evitar nuevas críticas.

Así, en cuestión de minutos se confirmaron ambas salidas en respuesta al manejo que el primer ministro ha dado a las acusaciones contra Pincher por acoso sexual, mismas que se ventilaron desde febrero pasado cuando exfuncionarias lo acusaron de tocarlas sin su consentimiento. Esto luego de que Johnson dijera en un inicio desconocer tales señalamientos, pero meses después explicó que sí sabía de éstos, pero ninguno llegó a una denuncia formal, lo que provocó críticas dentro de su partido y gabinete.

Con el antecedente, el también canciller Sunak —quien ocupaba la segunda posición más importante en el gabinete— explicó que la situación actual del gobierno no es la correcta, pues ésta debería ser “más adecuada, competente y seria”, según se lee en la carta de dimisión en la que hizo pública su decisión, que estiman agrave la situación económica ante una posible recesión.

Reconoció que ante el panorama su conciencia ya no estaba tranquila y, por ello, sabiendo que “éste puede ser mi último trabajo ministerial” optó por dar un paso y dejar el cargo al señalar que el partido y el gobierno parecen haber perdido sus principios.

Por separado, Javid sentenció en un escrito “ha perdido mi confianza”, en referencia a la designación de Pincher.

Ante esta situación, Johnson admitió que fue un error dar una posición tan importante para el partido a una persona de dudosa reputación, a unos días de que el señalado se fuera. “No fue lo correcto. Me disculpo con todos los que se vieron gravemente afectados”, externó ante el cúmulo de críticas.

Y después intentó dar la vuelta a la página al nombrar a los sustitutos de Sunak y Javid como una señal de que no dejará su puesto.

A Finanzas llega Nadhim Zahawi un extitular de Educación y quien en respaldo a su antecesor resaltaba la importancia de mantener un enfoque de presupuesto equilibrado, dicha respuesta provocó un nombramiento adicional, pues quedó descubierta el área educativa, que recaerá en manos de Michelle Donelan. En tanto, Steve Barclay se hará cargo desde esta semana del sector salud.

Gráfico
Gráfico

Pese a ello, Johnson no libró otros golpes pues también renunció el vicepresidente de su bancada, Bim Afolami, la única que fue en vivo por televisión; posteriormente, rompieron lazos con la gestión actual la enviada a Kenia, Theo Clarke, quien recriminó la “falta de juicio” del líder británico.

Ante las acusaciones contra Pincher, el líder de la oficina de Exteriores, Simon McDonald, criticó que el gobierno intentara ocultar las serias acusaciones, pues recordó que desde 2019 se abrió un expediente en su contra por conducta inapropiada.

Incluso, puntualizó que el primer ministro no debió justificar su designación argumentando que eran acusaciones infundadas, cuando era de su conocimiento que el implicado no fue exonerado.

McDonald agregó que Johnson mintió al afirmar que desconocía tal información, al recalcar que éste “en persona recibió un informe sobre el inicio y el resultado de la investigación”, de acuerdo con AP.

Luego de la sacudida gubernamental, medios como The Guardian no descartan que se trate de un “plan coordinado” contra el líder, al considerar que pareciera un golpe preparado para forzar a Johnson a dejar Downing Street agobiado por la falta de confianza tras los escándalos de incontables fiestas durante la peor parte de la pandemia por Covid-19, su respuesta al informe que destapó su falta de liderazgo y una reciente derrota electoral.

Sin embargo, aún no queda claro cuál es el impacto de estas renuncias o qué otras acciones preparan sus críticos para llevarlo a tomar la decisión de dejar de ser primer ministro.

Y es que el Parlamento no puede promover una nueva moción de confianza en su contra, debido a que debe pasar un año desde el intento anterior, pero todo apunta a que no esperarán y a unas semanas de advertir que bloquearían su agenda legislativa ya buscan las vías para alejarlo del gobierno, como lo hicieron con su antecesora, la ex primera ministra Theresa May, quien renunció seis meses después de evitar la censura en una amplia votación.

En tanto, algunos medios insisten que podría haber una oleada de renuncias como parte de la creciente presión; mientras que su ministra de Exteriores, Liz Truss, quien es señalada como una de las cartas fuertes para entrar al relevo de Boris, aseveró que sigue firme al 100 por ciento en el gobierno actual.

lemm.