Republicana acorta distancia ante el favorito

Trump avanza hacia nominación; Haley rechaza dejar pelea

Magnate gana ahora primarias en New Hampshire; exembajadora ante ONU acorta brecha; ve carrera “lejos de terminar”

El expresidente de EU, Donald Trump, ayer tras las primarias en New Hampshire.
El expresidente de EU, Donald Trump, ayer tras las primarias en New Hampshire.Foto: Reuters
Por:
  • La Razón Online

El expresidente de Estados Unidos Donald Trump se reafirmó como favorito a la nominación republicana con una segunda victoria y 12 delegados más, pues Nikki Haley no dio la sorpresa que anticipaban tímidamente sondeos en New Hampshire.

Así el magnate avanza en su aspiración entre votaciones y citatorios legales, pues ayer superó 54 por ciento la preferencia, similar a Iowa, según Decision Desk HQ.

Sin embargo, resalta que su rival acortó distancias al ubicarse a escasos 10 puntos (43%), tras la salida del gobernador de Florida, Ron DeSantis, quien recibió 0.7 del voto. Aunque no es una victoria sí representa un paso importante para ella, pues es la tercera parte de los 30 que los separaron la vez pasada, además Haley sumó nueve delegados con los que alcanza 16, la mitad de los 32 que tiene Trump en la ruta por afianzar más de mil 200.

Pese a la desventaja, la exembajadora ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) dejó en claro que el favoritismo del empresario no la intimida.

Luego de felicitar al contendiente asestó en su primer mensaje que “esta carrera está lejos de terminar”. Y enfatizó que al ser uno contra uno, sigue cerca y todavía faltan decenas de estados por decidir, con la confianza de atraer a los moderados, a los llamados anti-Trump y a los independientes que rechazan al político que enfrenta cuatro juicios penales.

Incluso la exfuncionaria de la era Trump recalcó que es más apta que su adversario. Discurso que respaldó el gobernador anfitrión, Chris Sununu, quien llamó a la población a respaldar a Haley en vez de a un líder “sin energía”. Según una publicación de CNN se burló de que ése ya ni siquiera puede leer un teleprompter, en referencia a su edad, pues le lleva 25 años a la única mujer en la lucha, tras el mínimo triunfo en Dixville Notch, la primera región que acudió a las urnas a medianoche.

Gráfico
Gráfico

Postura que coincide con su equipo de campaña. Desde temprana hora dio por hecho el segundo lugar, al anticipar que ni la derrota la apartaría de la aspiración, pues tiene la mira en su natal Carolina del Sur, donde ya gobernó, y no prevé levantarle la mano al oponente como lo hicieron DeSantis, Vivek Ramaswamy y Tim Scott, de los que dos acompañaron al magnate por New Hampshire.

No obstante, medios ven fuertes dudas de si Nikki Haley mantendrá la carrera incluso en las próximas semanas, cuando está prevista la siguiente votación.

Unos resaltaron que no hay indicios claros de que le pueda dar la vuelta a las primarias previas y tampoco se sabe cuánto resistirá la recaudación de la conservadora para dar la pelea al favorito, pues una tercera derrota al hilo podría definir la carrera al considerar que no hay rival para Trump, pese a que al menos dos entidades ya lo sacaron de la boleta.

Además, la mayoría de republicanos cree que es el único capaz de impedir la reelección del presidente Joe Biden, tal como el demócrata frenó a su rival en 2020, avivando el deseo de revancha entre ambos partidos.

El líder no respondió al gesto de cordialidad de su rival y a través de su cuenta de Truth Social externó que Nikki no llegó segunda “llegó última” y agregó que no es competencia para él, por lo que mejor debía repetir lo que hizo DeSantis, quien sí quedó en segundo puesto en Iowa.

En esta disputa resalta que las prioridades de la población reflejan no sólo el interés sobre uno de los aspirantes sino el descontento con la gestión actual, principalmente por el récord de cruces fronterizos, pues la migración se alzó como el principal problema a abordar como la semana pasada, seguido de la economía.

También destaca que, pese al favoritismo por Trump, no todos los simpatizantes republicanos respaldan el Movimiento MAGA —Make America First Again o Hacer de nuevo grande a EU—. Según encuestas sólo 30 por ciento se identifica con ése, aunque no fue suficiente para inclinar la balanza en favor de Haley.

Incluso, antes de que se confirmara la victoria de Trump, Gobiernos vecinos se adelantaron a los pronósticos. Poco después de advertir que otro mandato del magnate sería más complicado que el anterior, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, se dijo preparado para esta situación al reconocer que ya fue capaz de manejarlo, aunque esta vez domina más la incertidumbre en torno a la figura polarizante y quien ayer sufrió otro tropiezo legal cuando le negaron revertir la orden mordaza impuesta en un proceso de interferencia electoral.

Biden también gana

El Ejecutivo se impuso en las primarias demócratas aunque no apareció en las boletas al admitir que es claro que Trump será su rival.

Sin hacer campaña, el demócrata obtuvo más de 70 por ciento del apoyo en New Hampshire, a la espera de definir delegados, pues lo harán hasta la Convención Nacional.

Pero no todo fue a favor, pues las críticas por la edad también se dan del lado liberal. Votantes dijeron que no confían en un perfil tan viejo, pues concluiría su segundo mandato a los 86 años si lo gana.

Y como parte del proceso el líder de la Casa Blanca reforzó a su equipo al nombrar a Jennifer O’Malley Dillon como supervisora de la candidatura de reelección, presuntamente en respuesta ante el crecimiento de Trump, pues ella fue clave para la victoria de 2020, cuando el magnate intentó interferir en el resultado y en la certificación en el Capitolio.