Jueves 13.08.2020 - 19:50

Nivel en México por arriba de crisis de 2009

Ahora, desplome de empleo, inversión fija y consumo

Estima OCDE caída de 7.5% en ocupación con una segunda ola de contagios; si sólo es el brote actual, 7.2%; derrumbe histórico de 28.93% de la Inversión Fija Bruta en abril; también crisis hunde el consumo privado 22.3%

DEsempleo
La tasa de desempleo de México alcanzará un máximo de 7.2 por ciento en el segundo trimestre de 2020Foto: Cuartoscuro
Por:

Por Ivonne Martínez

La tasa de desempleo de México alcanzará un máximo de 7.2 por ciento en el segundo trimestre de 2020 en caso de un solo brote de Covid-19, pero si surge un segundo llegará a 7.5 por ciento en el cuarto trimestre de este año, ambas por encima de los niveles que registró durante la crisis financiera mundial de 2009, arriba de 5.0 por ciento.

En su nuevo reporte “Perspectivas del empleo 2020”, señaló que en ambos escenarios, con y sin un segundo brote de la pandemia más adelante este año, se prevé que el empleo en México disminuya sólo marginalmente en 2020 y vuelva a los niveles anteriores a la crisis en el segundo trimestre de 2021.

Sin embargo, aunque todavía es pequeño en comparación con otros países de la OCDE, el aumento previsto de la tasa de desempleo es significativo y está por encima de los niveles de la crisis financiera mundial de 2009, precisó.

Sin un segundo brote, agregó, se prevé que la tasa de desempleo mexicana alcance un máximo del 7.2 por ciento en el segundo trimestre de 2020, para volver a caer al 5.9 por ciento a finales de 2021.

Estas estimaciones consideran que con un solo brote, la economía mexicana se contraerá este año 7.5 por ciento y se recuperará 3.0 por ciento en 2021, pero si hay un rebrote de contagios, se desplomará 8.6 por ciento en 2020, para crecer 2.0 por ciento.

Para el conjunto de países que integran la OCDE, proyectó que en ausencia de un segundo brote, se prevé que el empleo en todo el organismo disminuya en un 4.1 por ciento en 2020 y crezca sólo un 1.6 por ciento en 2021.

Gráfico
Gráfico

En consecuencia, se prevé que la tasa de desempleo de la OCDE alcance máximos históricos de hasta el 9.4 por ciento en el cuarto trimestre de 2020, y en el caso de una segunda ola de pandemia a fines del año, la tasa de desempleo aumentaría hasta 12.6 por ciento.

Además, las proyecciones apuntan sólo a una recuperación gradual: la tasa de desempleo se mantendrá en o por encima del nivel máximo observado durante la crisis financiera mundial, llegando a 7.7 por ciento para el final de 2021 sin una segunda ola, y a 8.9 por ciento en caso de un segundo brote, con diferencias sustanciales entre países.

La OCDE resaltó que la pandemia de Covid-19 ha desencadenado una profunda crisis económica no vista desde la Gran Depresión.

Con respecto al cuarto trimestre de 2019, se prevé que el Producto Interno Bruto (PIB) de los países de la OCDE en su conjunto haya caído casi 15 por ciento en el segundo trimestre de 2020, mientras que la tasa de desempleo de todo el organismo aumentó de 5.2 por ciento en febrero a 8.4 por ciento en mayo pasado.

En los países para los que se dispone de datos, durante los tres primeros meses de la crisis, el total de horas trabajadas se ha desplomado en promedio 10 veces más que en el mismo período de la crisis financiera mundial.

Puntualizó que durante los dos primeros meses de la crisis de Covid-19 en México, el país experimentó una de las mayores caídas en horas trabajadas entre todos los países de la Organización de los que se dispone de datos, con 22 por ciento menos.

La OCDE destacó que México ha introducido medidas de apoyo a los ingresos, entre ellas el pago anticipado de pensiones para los ancianos y los discapacitados y el apoyo financiero a los trabajadores por cuenta propia, los trabajadores rurales, las empresas familiares y los grupos vulnerables (mujeres y poblaciones indígenas).

Varios estados mexicanos también han adoptado medidas fiscales como el aplazamiento del pago de impuestos, descuentos en los impuestos sobre la nómina y la propiedad, o la reducción de impuestos especiales como la propiedad de vehículos, así como aplazamientos de la inspección fiscal.

  • El dato: México es el único país de la OCDE que no permite despidos individuales por razones económicas, sino únicamente los colectivos por razones económicas y los individuales por razones personales.