Responde al CCE

Manuel Bartlett: No se busca polarizar, sino explicar el "atraco" de IP al sector eléctrico

Manuel Bartlett afirmó que no se busca polarizar en medio de posicionamientos sobre la reforma eléctrica, sino que se explica “el atraco” del que se beneficia un sistema oligárquico en el mercado

Manuel Bartlett
Manuel Bartlett Díaz, director general de la Comisión Federal de Electricidad.Foto: Cuartoscuro (Archivo).
Por:
  • Ana Martínez

El director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett, afirmó que no buscan polarizar a la sociedad en medio de los posicionamientos sobre la reforma eléctrica, sino que se les explica “el atraco” del que se beneficia un sistema oligárquico en el mercado. 

La CFE respondió a la postura del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), en la que hicieron un llamado a evitar la provocación y la polarización con discursos de las autoridades para defender la reforma eléctrica, en la que también afirmaron que las declaraciones del director general ponen en “grave riesgo” el respeto y cumplimiento de las leyes y la Constitución en México.

Manuel Bartlett refirió que el organismo cúpula empresarial del país los acusó de usar el nacionalismo como pretexto para atentar contra el Estado de derecho y que se pretende reformar la ley con base en ideología y la manipulación de ciertos sectores de la ciudadanía.

No es una polarización. No se está manipulando a ningún sector social, simplemente se les explica el atraco, que consiste en un sistema eléctrico del que se beneficia un sistema oligárquico”.

En este sentido, argumentó que el Consejo Coordinador Empresarial actúa como representante y defensor de las grandes empresas que no pagan, arropando a las Sociedades de Autoabasto. “Eso no es provocación, es una explicación detallada”.

Sobre la afirmación del Consejo sobre que con las declaraciones se manipula a la ciudadanía (lo cual calificaron de inaceptable), el director general de la CFE apuntó que la división de la sociedad a la que se refieren se debe a que las empresas más grandes y poderosas de este país no pagan; mientras que el resto de empresarios, las clases medias y la población sí tienen que pagar.

FGR