Carlos Salazar Lomelín llama a dar certeza jurídica

CCE ve caída de 15% en inversión privada

Presidente de cúpula empresarial adelanta baja en cierre de 2020; en febrero se anunciará tercer paquete de infraestructura; estima crecimiento económico entre 3 y 4% este año

CCE_outsourcing
El presidente del CCE, Carlos Salazar, en videoconferencia.Captura de video
Por:
  • Ivonne Martínez

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar Lomelín, señaló que la inversión privada viene a la baja desde 2019, y en las cifras de cierre de 2020 se prevé una caída de 15 por ciento, lo que son malas señales para el crecimiento económico futuro.

Durante su participación en el podcast “Norte Económico”, de Grupo Financiero Banorte, consideró que, ante la caída de la inversión, es necesario fortalecer el estado de derecho y darles seguridad jurídica a los inversionistas.

Anticipó que tras la caída de alrededor de nueve por ciento en 2020, este año el crecimiento podría rebotar entre tres y cuatro por ciento, lo cual dependerá de dar seguridad jurídica, respetar la normatividad del país y hacer que el inversionista se sienta tranquilo.

El líder de la principal cúpula empresarial del país afirmó que la mejor manera de enfrentar la crisis por la pandemia de Covid-19 es fomentando la inversión privada, ya que 85 o 90 por ciento de la economía depende de ella y es el empuje para la creación de empleos y, con ello, que haya salarios, ingreso y consumo para lograr el círculo virtuoso de mover la economía.

Adelantó que febrero próximo se presentará la tercera etapa del plan de inversión en infraestructura, la cual se suma a los dos programas previos con más de 70 proyectos de inversión público-privada en el país y por un monto superior al cuatro por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Comentó que entre los efectos negativos del Covid-19 destaca el hecho de que más jóvenes van a tener la necesidad de buscar fórmulas para contar con un trabajo, pues además de los empleos perdidos por la pandemia, se dejó de genera el millón de puestos de trabajo que el país necesita cada año para absorber a la población que se incorpora al mercado labor.

“No solamente no seremos capaces de tomar a ese millón de trabajadores adicionales, sino que todavía tenemos en gran cuestionamiento si seremos capaces de recuperar los casi 600 mil trabajos que nos falta recuperar en el sector formal y los casi cuatro a cinco millones de trabajos que nos falta recuperar en el sector informal. De ese tamaño es el reto con el que arrancamos el 2021”, añadió el empresario.

Sobre el outsourcing, Salazar Lomelín afirmó que se ha aplicado mal este esquema de subcontratación porque autoridades como el Servicio de Administración Tributaria (SAT) o la Secretaría del Trabajo no han hecho nada para evitarlo.

Refirió que muchos empleos en el mundo se dan a través de esquemas de subcontratación como una fórmula de flexibilidad de la mano de obra, por lo cual el CCE ha insistido en que no se tomen medidas que vayan en contra de la generación de empleos o mantener los que ya se tienen, como la iniciativa para regular el outsourcing.

“Que se castigue al que elude cualquier individuo que se aprovecha de los trabajadores y no darles sus prestaciones”, subrayó Salazar Lomelín.

  • El dato: La BMV urgió, el lunes, al Gobierno federal a brindar confianza, certeza jurídica y Estado de derecho para fortalecer el crecimiento económico.
Gráfico