Consecuencias de la pandemia

Construcción registra en segundo trimestre mayor caída desde 1995

Durante los meses de abril y mayo de 2020 la producción retrocedió en promedio 37 por ciento anual por efecto de la crisis sanitaria del COVID-19

construcción
En la imagen de archivo, un desarrollo habitacional en construcción, en Tlalpan.Foto: Cuartoscuro
Por:
  • La Razón Online

El Producto Interno Bruto (PIB) de la industria de la construcción en México registró una contracción estimada de 30 por ciento anual en el segundo trimestre del año, la mayor caída desde 1995, de acuerdo con la empresa de análisis Forecastim.

En un reporte, refirió que durante los meses de abril y mayo de 2020 la producción retrocedió en promedio 37 por ciento anual por efecto de la crisis sanitaria del COVID-19.

“Si bien el regreso paulatino a la normalidad permitió la reactivación de la industria en junio, esta continuó contrayéndose en relación con igual periodo de 2019”, precisó.

En este contexto, agregó, el PIB de la construcción registró una pérdida de 118.3 mil millones de pesos reales (19 por ciento menos) en el acumulado enero-junio en comparación con igual periodo del año pasado, la mayor caída del mercado desde el primer semestre de 1995.

Destacó que el choque de oferta generado por el COVID-19 en abril y mayo fue atípico y temporal, es decir condujo a una profunda caída en la producción por única ocasión, lo que generará un rebote en la producción.

No obstante, la industria se enfrenta ahora a un entorno económico de débil demanda, situación que mantendrá el ritmo de producción en números negativos en comparación con lo observado el año pasado, acotó.

Con el resultado al cierre del segundo trimestre, apuntó, la industria acumuló ocho trimestres consecutivos en recesión, en tanto que se estima (escenario inercial) decrementos en la producción de entre 10 y 15 por ciento anual en el segundo semestre del año.

Forecastim aclaró que este escenario no supone otro choque de oferta por contingencia sanitaria que genere el paro total de actividades, de tal manera que se podría traducir como el escenario de crecimiento más optimista para 2020.

Gráfico

“La industria de la construcción enfrenta el ciclo de recesión de mayor profundidad desde hace 25 años y el de mayor longitud por el número de trimestres con signo negativo”, refirió.

Advirtió que retomar el nivel de producción previo a la crisis será lento y complicado, y la etapa económica post COVID-19 impone retos coyunturales y estructurales.

El bajo nivel desempleo y actividad, así como la afectación a la estructura financiera de las empresas dificultará una rápida recuperación de la industria, subrayó.

“El choque de oferta generado por el coronavirus y la debilidad en la demanda observada desde antes de la crisis sanitaria, y a su vez exacerbada por la misma, impondrá grandes retos de crecimiento a partir de 2021 si se quiere evitar un sexenio perdido en la industria”, añadió.

Para evitar un sexenio decepcionante, Forecastim estimó que el PIB de la construcción tendrá que crecer como mínimo a una tasa promedio de 6.1 por ciento anual entre 2021 y 2024, esto con el fin de alcanzar en el último año de la administración un volumen de producción de un billón 290 mil millones de pesos reales, el mismo valor de mercado generado en 2018.

ntb