Jueves 13.08.2020 - 11:53

Marcan récord en abril, inicio del confinamiento

Consumo e inversión, con caídas históricas

El Inegi reportó que la adquisición de bienes importados cayó 21.3 por ciento; los flujos en activos fijos seguirán deprimidos ante el clima de incertidumbre, prevén analistas

Peso mexicano hila cuatro días en niveles mínimos
[MISSING]binding.image.description
Por:

Por Ana Martínez

En abril de este año, el primer mes de confinamiento para evitar la propagación del Covid-19 en México, dos indicadores relevantes para el crecimiento económico del país tuvieron bajas históricas: el consumo privado en el mercado interior registró una caída real de 19.7 por ciento; en tanto que la inversión fija bruta se desplomó 28.9 por ciento; ambos respecto a marzo y su mayor desplome mensual desde que se tiene registro (1993).

Respecto al consumo privado, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que, por componentes, el consumo en bienes de origen importado disminuyó 21.3 por ciento en abril, mientras que el de bienes y servicios de origen nacional descendió 19.1 por ciento respecto a marzo.

El consumo privado, que mide el gasto realizado por los hogares, se redujo 22.3 por ciento a tasa anual en abril. A su interior, los gastos en bienes de origen importado retrocedieron 30.6 por ciento, y en bienes y servicios nacionales registró una disminución de 21.2 por ciento ya que, a su interior, el primero cayó 20.3 por ciento y el segundo 22 por ciento.

La caída en el consumo en el mercado interno a tasa anual y mensual no se había visto desde 1993. “Viendo las variaciones mensuales históricas del consumo privado interno se aprecia la relativa estabilidad de esta serie, así como la enorme magnitud de la caída que sufrió en abril 2020”, comentó Julio Santaella, presidente del Inegi.

Gráfico

Grupo Financiero Ve por Más (Bx+) expuso que el consumo privado aceleró su caída por los efectos del Covid-19 y las medidas para contener su propagación anunciados a fines de marzo, como el confinamiento, la interrupción en la oferta de bienes y servicios y la pérdida de empleos.

“La recuperación de la variable en los próximos meses dependerá de que se levanten las medidas sanitarias, a medida que se logre controlar la pandemia, y de la recuperación en los niveles de inversión, empleo y confianza del consumidor”, señaló.

Destacó que el rubro de servicios es particularmente vulnerable al cierre de comercios y al distanciamiento social; mientras que la incertidumbre, peores condiciones económicas y el confinamiento indujeron una mayor demanda por bienes básicos y no duraderos, los cuales sirvieron para el abasto del hogar.

“En el corto plazo, el consumo respondería al relajamiento de algunas medidas sanitarias y a la recuperación de algunos puestos de trabajo. Hacia adelante, prevemos una lenta mejora, por una pobre dinámica inversión-empleo, elevada incertidumbre por un temor al contagio y las condiciones económicas; y la latencia de un comportamiento defensivo en el gasto de los hogares”.

Gráfico

INVERSIÓN FIJA BRUTA

El Inegi reportó que la Inversión Fija Bruta (los gastos realizados en maquinaria y equipo de origen nacional e importado, así como los de construcción) registró una caída real de 28.9 por ciento en abril respecto a marzo, su mayor caída mensual desde que se tiene registro, es decir, desde febrero de 1993.

Por componentes, los gastos efectuados en construcción descendieron 30.9 por ciento, y en maquinaria y equipo total bajaron 25.1 por ciento en el cuarto mes de 2020 frente al mes previo, con datos ajustados por estacionalidad.

En su comparación anual, la inversión fija bruta se redujo 37.1 por ciento en abril pasado. A su interior, los gastos en maquinaria y equipo total fueron menores en 38 por ciento y en construcción bajaron 36.3 por ciento respecto a abril de 2019, con series desestacionalizadas.

Grupo Financiero Monex explicó que el declive de la inversión ha sido el principal lastre para el crecimiento del país. En abril, agregó, el clima de incertidumbre por la política interna y los nuevos riesgos por el Covid-19 han maximizado la magnitud de las pérdidas en ella.

Hacia adelante, estimó poco probable que haya una recuperación inmediata de este indicador, pues la disipación del incentivo de la depreciación del tipo de cambio, la reducción de la confianza empresarial en mayo y la posible caída del ahorro interno por la merma en el ingreso, apuntan a que bajos flujos de inversión serán una nueva condición en la economía en los próximos meses.

Grupo Financiero Banorte coincidió en que la inversión seguirá deprimida en los próximos meses, debido a la reducción en la actividad y a la mayor incertidumbre por el brote del Covid-19.

  • El dato: La Inversión Fija Bruta o inversión en activos fijos representa los gastos realizados en maquinaria y equipo de origen nacional e importado, así como los de construcción.