Al cierre de 2020

Por COVID-19, crece 30% el impago de las empresas a obligaciones financieras

"Los retrasos de impago de las empresas en el país representaron un crecimiento aproximado de 30 al cierre de año", señala experto; actividades no esenciales, las más afectadas

Financiamiento para microempresas
Esta situación repuntó el año pasado con la pandemia de COVID-19, pues según cifras del Inegi más de un millón de Pymes bajaron sus cortinasFoto: Pixabay
Por:
  • Ana Martínez

Al cierre del año pasado, creció 30 por ciento la imposibilidad de las empresas a enfrentar sus deudas repuntó por la pandemia de COVID-19, lo cual repuntó la siniestralidad de los seguros de crédito, aseveró Federico Pronzati, director comercial de Solunion México.

En entrevista con La Razón, el directivo explicó en qué consisten dichas primas. Se contratan a modo de protección en caso de que el cliente o distribuidor de una empresa falte en sus obligaciones de pago, con lo cual la aseguradora indemnizará el monto pendiente.

Esta situación repuntó el año pasado con la pandemia de COVID-19, pues según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) más de un millón de Pymes bajaron sus cortinas ante la crisis económica que derivó de la sanitaria por coronavirus. Para el directivo de Solunión México fueron las actividades no esenciales las que más cayeron en impago.

“A septiembre de 2020 la siniestralidad en los seguros de crédito era de 95 por ciento, aunque en nuestro caso fue un poco menor. Los retrasos de impago de las empresas en el país representaron un crecimiento aproximado de 30 al cierre de año en comparación anual”, dijo.

Según datos de la Asociación de Bancos de México (ABM), cerca de 31 mil 403 créditos de 29 mil 429 clientes dentro del sector Pymes solicitaron una reestructura en su financiamiento; esto representa un monto de 49 mil 512 millones de pesos.

Sin embargo, las grandes empresas también adoptaron estas facilidades. Con datos a diciembre de 2020, más de 11 mil firmas modificaron sus pagos por un monto total de 157 mil 209 millones de pesos.

Federico Pronzati destacó que el seguro de crédito llega a ser un complemento en cuanto a las herramientas de prevención que un empresario puede obtener, sobre todo si se considera que las cuentas por cobrar llegan a representar hasta 40 por ciento de los activos de algunas compañía.

Además, brinda beneficios como el análisis y monitoreo de toda la cartera de clientes de los asegurados, apoyo y la capacidad de gestión de cobranza de las cuentas por pagar y la indemnización si hay créditos asegurados que no son cubiertos por los clientes de la empresa que contrata la póliza.