Confía en aval al conocer sus beneficios

Equivocado, echar abajo verificación vehicular: AMDA

México, con rezago de supervisión mecánica a nivel mundial, afirmó Guillermo Rosales, presidente del organismo; propone aplicarla junto con revisión de emisiones contaminantes

Guillermo Rosales, presidente de la AMDA, en entrevista con La Razón, ayer.
Guillermo Rosales, presidente de la AMDA, en entrevista con La Razón, ayer.Foto: Especial
Por:
  • Alina Archundia

El presidente ejecutivo de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), Guillermo Rosales Zárate, afirmó que la intención del Ejecutivo de echar para atrás la Norma Oficial Mexicana (NOM) 236, que obliga a la verificación física y mecánica de los vehículos automotores, sin conocimiento de sus beneficios, “no es una buena decisión”.

Indicó que el propio Presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que no estaba enterado del tema. “Por lo tanto, descalificarlo sin conocimiento de qué es y cuáles son sus beneficios no es una buena decisión”, afirmó en entrevista con La Razón.

Confió en que una vez que el Presidente escuche la exposición de la titular de la Secretaría de Economía (SE), Tatiana Clouthier, y de todos los funcionarios que participaron en la elaboración de la norma, “dará su anuencia para que continuemos con el proceso de implementación”.

“Espero que el periodo contemplado de 180 días a partir de la publicación en el DOF para su entrada en vigor, sea utilizado para su conocimiento pleno por parte de Presidente y se cuente con su apoyo”, afirmó.

La titular de la SE reconoció el miércoles que recibió un “jalón de orejas”, por parte de López Obrador por la publicación de la nueva NOM-236, que regula la verificación de las condiciones físico-mecánicas de los vehículos automotores con cuatro años de antigüedad, con un costo de aproximadamente 900 pesos.

El Jefe del Ejecutivo indicó que se revisaría la norma emitida por la SE; “no vamos a estar bolseando a la gente. Ésa era la mentalidad y no se ha erradicado, pero son procesos de cambio, de transición”, aseguró.

Una vez que dicha norma se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) por parte de la SE, implica que está vigente por lo que entrará en vigor a partir de la primera semana de noviembre próximo.

Rosales Zárate explicó que la inspección técnica vehicular tiene por objeto garantizar que los vehículos cumplan con condiciones físico-mecánicas óptimas para disminuir el riesgo de siniestros que pongan en riesgo la vida y la salud de las personas, así como pérdida de competitividad económica.

“Se aplica con éxito en múltiples países de diversos grados de desarrollo, donde se ha acreditado su beneficio. México se encuentra en claro rezago”, aseguró.

Agregó que la NOM-236 sólo es un primer paso para la construcción de un sistema universal de inspección técnica vehicular.

En otro momento, el presidente ejecutivo de la AMDA indicó que los gobiernos locales, junto con el Gobierno federal, deben de construir el andamiaje regulatorio y técnico para echar a andar el procedimiento, que además será gradual, que marca la nueva norma de verificación.

Señaló que la AMDA coincide con el Ejecutivo, en el sentido de salvaguardar la economía de las familias, “por eso creemos que los principales beneficiarios de la nueva regulación son quienes se encuentran más expuestas a perder la vida, la salud o su patrimonio derivado de accidentes o percances automovilísticos”.

  • El dato: De prosperar la NOM-236, cobraría unos 900 pesos por la verificación de las condiciones físico-mecánicas de los vehículos automotores con cuatro años de antigüedad.

DOBLE VERIFICACIÓN: AMBIENTAL Y MECÁNICA

 Incluso, Rosales Zárate aseguró que actualmente a nivel mundial existe un proceso de verificación doble y que hay tecnología suficiente para desarrollar, tanto la prueba de emisiones contaminantes como la de condiciones físico-mecánicas de los vehículos en circulación.

“Con voluntad política y teniendo en mente esta obligación del Estado de tutelar la vida y la salud, consideramos que están dadas las condiciones para que México deje de estar en el nivel de obsolescencia en la materia”, puntualizó.