“Brindar un mundo mejor”, nueva estrategia

Heineken México apuesta por una industria cervecera amigable con el ambiente

Marco Mascarúa, vicepresidente de Asuntos Corporativos, asegura que una meta es reducir el agua utilizada en la producción; evalúa inversiones en tecnología para lograrlo

El directivo de la firma, en una imagen de archivo.
El directivo de la firma, en una imagen de archivo.Foto: Especial
Por:
  • Ana Martínez

El pleno cumplimiento de sus objetivos sustentables para 2020 llevaron a Heineken México a subir el nivel y exigencia de los mismos rumbo a la siguiente década, de conformidad con los nuevos retos que enfrenta el mercado nacional, global y la misma empresa, manifestó Marco Mascarúa, vicepresidente de Asuntos Corporativos de la firma.

Para el directivo, los nuevos retos en los que está trabajando están relacionados con la reducción de agua por cada litro de cerveza que producen, la equidad de género en sus plantas y un consumo inteligente, moderado y diversificado para los clientes respecto a las bebidas alcohólicas.

Una de las metas de la empresa, sostuvo, es que todas sus cervecerías sean neutrales en agua; es decir, que devuelvan al medio ambiente 100 por ciento del líquido que utilizan en sus procesos productivos. Hasta ahora, las ubicadas en zonas de estrés hídrico, como Monterrey, Guadalajara, Tecate, Baja California; y Toluca ya cumplen con este objetivo.

“Lo más importante para nosotros es llevarle a los consumidores los mejores productos y las mejores propuestas y eso nos tiene contentos, trabajando, haciéndolo de forma segura, sobre todo, y echándole todas las ganas que podamos. Somos líderes en las estrategias de sustentabilidad”, comentó Mascarúa en entrevista con La Razón.

.Gráfico: La Razón de México

¿Cómo surge la necesidad de incrementar el nivel de sus metas sustentables? Estamos cumpliendo 10 años de la primera estrategia de sustentabilidad que Heineken se planteó para brindar un mundo mejor y en esa estrategia los objetivos se habían trazado al 2020.

En abril pasado reflexionamos sobre hasta dónde llegamos con los objetivos en 2020 y decidimos relanzar una nueva estrategia inspirada en tres ejes muy importantes, enfocada a los nuevos tiempos y al 2030 para tratar de entender los nuevos retos que nos enfrentamos como organización y como mundo.

Y eso es lo que estamos lanzando. Esta estrategia se llama “Brindando un mundo mejor”, con tres ejes clave: sustentabilidad ambiental, social y consumo inteligente.

¿Cómo lograrán la reducción de agua en el proceso de producir cerveza? En el objetivo de la responsabilidad ambiental hay tres tópicos: la reducción de carbono, protección del agua y otro de circularidad. El año pasado, terminamos en 2.61 litros de agua por cada litro de cerveza producido, lo cual logramos principalmente con mejores procesos y eficiencia que intercambian las plantas.

Hay también inversiones que estamos haciendo para mejorar los equipos y traer mejoras tecnológicas, pero llega un punto que por más mejoras que se hagan ya se está en el límite, por eso lo estamos evaluando.

Como anécdota, un director nos decía que producir un litro de cerveza con menos de tres litros de agua era prácticamente imposible desde el punto de vista tecnológico. Hoy nos estamos poniendo la meta de 2.55 litros de agua por uno de cerveza. Estamos en el umbral de lo que es posible de los procesos.

¿Y la meta de cero emisiones en producción hacia 2030? Queremos que las cervecerías sean neutrales en la emisión de dióxido de carbono y una reducción de toda la cadena de valor de 30 por ciento. Obviamente la que se ve más retadora es la de cero carbono. Nosotros ya tenemos planes para una meta intermedia a nivel Heineken México para que en 2025 reduzcamos 40 por ciento las emisiones en producción y 15 por ciento en toda la cadena de valor.

Vamos a la mitad del camino para 2025. Los grandes retos hacia adelante es la tecnología y hacer inversiones para que en unos años se pueda llegar ahí de forma eficiente. La ambición de Heineken México para 2030 nos reta como organización a buscar opciones para alcanzar el objetivo.

Estamos en el camino de elaborar las estrategias y caminar con ellas. Trabajamos internamente en evaluar qué mejora podemos hacer a través de procesos, cuáles requieren inversión tecnológica y a su vez de capital.

¿En qué consisten los otros dos puntos de su estrategia? El segundo pilar es la sustentabilidad social, que va enfocado a la inclusión y diversidad, equidad y seguridad, y responsabilidad con la comunidad. Tenemos metas muy ambiciosas en la parte de equidad e inclusión.

El tercero es sobre consumo inteligente, que tiene que ver consumo sin alcohol, moderado y darle al consumidor la alternativa de una bebida sin alcohol. Básicamente estos son nuestros tres pilares, con tres líneas de acción cada uno. Está más simplificado que la estrategia anterior, pero no menos ambiciosa, sino todo lo contrario.

Desde su perspectiva, ¿cree que México está rezagado en materia de sustentabilidad? Creo que Heineken México ha sido, dentro del mundo de la firma, el líder en temas de sustentabilidad. Inclusive, muchas de las metas que nosotros nos fijamos en el país han sido punta de referencia en Holanda.

Desde 2016 en México hemos trabajado en la economía circular, ese es un tema en el que siempre ha tenido liderazgo, además del que tiene que ver con el balanceo de agua, con el uso de cuatro plantas. Trabajamos fuerte en cero desperdicio. En Heineken México sentimos una gran responsabilidad de ser líderes en la agenda de sustentabilidad.