Cifra es similar a la de 2020

Crisis de semiconductores pega en ventas automotrices; aquí te explicamos por qué

Guido Vildozo, socio director de ventas de vehículos de IHS Markit, indicó que la escasez de chips se extenderá hasta 2023; autos chocolate “pegarán” más a seminuevos, estiman

venta de autos_
Hay distribuidoras o pisos de venta que no esperan automóviles nuevos hasta 2023, porque actualmente estos chips se destinan a artículos electrónicosFoto: Reuters
Por:
  • Ana Martínez

Es altamente probable que las ventas automotrices cierren el año por debajo del millón de unidades colocadas en el mercado, principalmente por la falta de semiconductores que limita la disponibilidad de vehículos, estimó Guido Vildozo, senior manager, Americas Light Vehicle Sales Forecasting at IHS Markit.

Durante su participación en el Foro Automotor AMDA 2021, el experto previó que la escasez de chips dure hasta 2023, un año y medio después de lo que espera la industria mexicana, la cual contempla recuperar niveles prepandemia hasta 2024.

En el caso específico de la venta de autos, Guido Vildozo manifestó que tras ver el comportamiento del mercado afectado por la falta de semiconductores, redujeron sus expectativas para este sector, de un millón 070 mil autos, a un millón 030 mil unidades, aunque todavía podría bajar más por la falta de inventarios.

Las ventas de el Buen Fin más las de diciembre históricamente representan casi 25 por ciento de las ventas anualizadas en México. Entonces, si no podemos tener mayor disponibilidad de producto las probabilidades de que terminemos con menos de un millón de unidades son bastante elevadas

proyectó.

Incluso, dijo que hay distribuidoras o pisos de venta que no esperan automóviles nuevos hasta 2023, porque actualmente estos chips se destinan a artículos electrónicos, como celulares, computadoras y otros dispositivos.

La última estimación de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) es cerrar el año con un millón 048 mil 191 unidades en el mercado, un alza de 10.3 por ciento respecto al cierre de 2020, cuando apenas se colocaron 950 mil 063 coches, su peor resultado desde 2011.

Gráfico

Además de dichos obstáculos por la falta de insumos, otro factor que podría deteriorar las expectativas de crecimiento de la industria en cuanto a ventas es la regularización de los autos usados provenientes de Estados Unidos, los denominados “chocolate”, que por su bajo costo crearán una competencia desleal en el mercado.

Armando Soto Armenta, presidente y director general de KASO y Asociados, previó que el mayor impacto por la introducción de estos coches sea hacia el segmento de seminuevos, cuyo parque vehícular en México se estima en 6.2 millones de unidades, debido a los precios de venta.

Comentó que los autos chocolate “generan que el patrimonio del consumidor que tiene un vehículo con cierta antigüedad se vea depreciado de manera importante”.

Respecto a esto, la AMDA alertó una devaluación de hasta 20 por ciento en los modelos de vehículos que ya están en circulación con la introducción de estos autos, que quedó autorizada por el Gobierno con la firma del Presidente Andrés Manuel López Obrador y la publicación del decreto el lunes en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

Por otro lado, Guido Vildozo apuntó que los principales retos que enfrenta México y que afectan indirectamente a la industria automotriz son la desconfianza de los consumidores y las inversiones extranjeras que limitan el potencial expansivo que puede tener la economía, principalmente por la incertidumbre política que hay hacia el país.

avc