Viernes 16.04.2021 - 23:48

Impulsa entrega de pedidos pendientes de enero

Venta de autos rompe racha de 44 meses a la baja; repunta 9.1%

En marzo colocan 95,487 unidades; supera en 11,803 lo esperado por la AMDA; prevé que en 2024 regresen a niveles prepandemia; FMI mejora pronóstico de crecimiento para el país de un previo de 4.3% a 5%

Crece 0.3% venta de autos y frena 12 meses de caídas
En marzo de 2020 las ventas de autos cayeron 25.5 por ciento anual.Foto de archivo.
Por:

La venta de 95 mil 487 vehículos ligeros en marzo pasado rompió la racha de 44 meses de contracciones al hilo dentro del mercado automotor, al registrarse un repunte de 9.1 por ciento respecto al mismo mes del año pasado.

Si bien el resultado responde a la baja base de comparación anual, por el inicio del confinamiento por la pandemia de Covid-19, que se observó en 2020, la cifra se encuentra por encima de lo que esperaba la industria, lo cual es positivo, afirmó Guillermo Rosales, director adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores Automotores (AMDA). 

El directivo señaló que este aumento ya se esperaba, pues tras el confinamiento del año pasado era lógico que se registrara un efecto rebote en la venta de autos. En marzo de 2020 la comercialización de unidades ligeras cayó 25.5 por ciento, con 87 mil 517 autos vendidos, tras el inicio del confinamiento.

Para marzo de 2021, la AMDA pronosticaba que se colocaran 83 mil 684 unidades, por lo que esta estimación se quedó corta a los resultados registrados en 14.1 por ciento u 11 mil 803 autos ligeros.

Aun así, el directivo afirmó que es pronto para confirmar una tendencia positiva; es decir, que los resultados al alza se mantengan los próximos meses; sin embargo, el resultado de marzo sí permitió que su expectativa de ventas para el cierre de año se incrementara de un millón 030 mil 078 unidades a un millón 040 mil. 

“El resultado final fue mejor a lo esperado. Después de un arranque de año bastante negativo, sobre todo en enero que estuvo muy por debajo de la expectativa, estamos recuperando la tendencia que se había mostrado en el periodo de junio a noviembre pasados, o sea una recuperación constante pero lenta”, manifestó Rosales en entrevista con La Razón. 

Dentro de los factores que también contribuyeron a este registro se encuentran el incremento de la movilidad social, las promociones comerciales de las armadoras y sus redes de distribución, además de la concreción de operaciones que se mantenían rezagadas por la suspensión de actividades del mes de enero en la Ciudad de México, Estado de México,  Puebla y Morelos; a causa del Covid-19.

Además, es importante mencionar que este año se contó con un día laboral adicional respecto del año previo y el efecto estacional por el  periodo de Semana Santa. 

El resultado de marzo es el más alto en lo que va del año; mientras que para un tercer mes es el más elevado desde 2014. En comparación con febrero, la venta creció 16 por ciento y para el acumulado del primer trimestre registró un repunte de 12.7 por ciento con la venta de 259 mil 013 vehículos ligeros.

Gráfico

De enero a marzo, Nissan fue la marca que lideró las ventas automotrices, con 56 mil 704 autos colocados en el mercado, aunque representó una baja de 6.7 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado; le siguió General Motors, con 39 mil 220 unidades, una contracción de 22.1 por ciento; y Grupo Volkswagen, con 33 mil 926 vehículos ligeros, 17.8 por ciento menos que en el primer trimestre de 2020. 

La distribución de unidades comenzó a registrar un declive en julio de 2017. A partir de ese mes, la venta de autos comenzó un periodo de caídas que sumó 44 meses consecutivos, considerando los dos meses en que creció marginalmente: enero de 2019, con 0.1 por ciento y febrero de 2020, con un estancamiento. 

Rosales previó que en abril y mayo se vuelva a dar un efecto rebote, pues en estos meses de 2020 las ventas se desplomaron 64.5 por ciento y 59 por ciento, respectivamente. Aseveró que será hasta 2024 cuando logren regresar a niveles de venta prepandemia, aunque pasará más tiempo para recuperarse a los máximos de 2016. 

Hacia adelante, abundó en que en su escenario base tienen contemplada una eventual tercera ola de contagios, por lo que dijo, que la pandemia sigue siendo la principal amenaza de la economía y el mercado automotor.