"En cualquier momento llega a México y debemos prepararnos”

WhatsApp-Video-2020-01-20-at-21.50.46-1
Por:

Platicamos con el doctor Francisco Moreno, médico internista e infectólogo; profesor de posgrado de Medicina Interna del Centro Médico ABC, para que nos explique qué es, cómo se contagia y cómo  prevenir un contagio por coronavirus.

FRANCISCO MORENO: La severidad de una epidemia depende de tres factores: uno, la población que sea susceptible al microorganismo que está apareciendo; dos, la contagiosidad, y tres, la virulencia; es decir, qué tan agresivo es el agente que está circulando en esta epidemia. Tenemos un virus respiratorio, que es de los virus que más fácilmente se transmiten de persona a persona; incluso antes de que haya síntomas.

No es una epidemia que sea fácil de controlar porque en otras ocasiones si detectas que un paciente tiene fiebre, le haces los estudios, detectas que está infectado, lo aislas y evitas que siga contagiando. Aquí, una persona puede traer el virus tres días antes de presentar síntomas y estar contagiando gente y no saber que está enferma.

BB: Decía que es importante la vacuna contra la influenza porque así se descarta.

FM: El cuadro clínico que presenta el coronavirus es prácticamente indistinguible del cuadro que se presenta en la influenza; desafortunadamente también coincide en que este virus aparece en el momento en el que tenemos el pico de infecciones por influenza, la influenza epidémica, ya sea H1N1, ya sea la B, ya sea la A o alguna otra variante; el caso es que los síntomas son idénticos y entonces, si uno no está vacunado contra la influenza, puede tener una o la otra.

Y la otra situación es que puedes tener una infección que debilita tu sistema inmunológico y después adquirir la otra; entonces es importante que la gente esté vacunada contra la influenza.

BB:¿Qué pasa con el coronavirus?

FM: Es un virus que puede localizarse en el aparato respiratorio alto. Existen siete coronavirus conocidos que afectan al ser humano. Los cuatro primeros, que se descubrieron antes de 2002, producen prácticamente 10 por ciento de las gripas comunes; son virus bastante inocuos, no tienen mayor problema en cuanto a la capacidad de producir una infección severa; sin embargo, en 2002 se detectó la primera epidemia de un coronavirus agresivo, misma que llamaron SARS. Ésa se inició en China y fue a través de un gato que infectó a un humano y él contagió a otros.

BB: ¿El SARS es una especie de coronavirus?

FM: Así es; cuando se estableció el SARS se encontró que el agente causal era un coronavirus y el problema es que, a diferencia de los otros cuatro, éste sí producía neumonías y tenía una mortalidad de aproximadamente 10 por ciento. En 2013  se detectó otro coronavirus que se llama MERS (Middle East Respiratory Syndrome) porque se localizó en Medio Oriente;  también producía neumonía y su mortalidad era de 34 por ciento.

El problema con este coronavirus es que probablemente sea similar al SARS y no tanto a los cuatro primeros, que eran benignos. El virus se adhiere a las células que están en el epitelio respiratorio bajo y produce infecciones respiratorias bajas, bronquitis, neumonía… y eso puede llevar a que el paciente tenga problemas o dificultad para respirar y de ahí se desarrolle el problema que ha llevado a la muerte a 170 personas.

[caption id="attachment_1094542" align="alignnone" width="696"] Trabajadores instalan un cerco sanitario en el aeropuerto de Tijuana, tras el arribo del último vuelo proveniente de China, el viernes pasado. Foto: Especial[/caption]

BB: ¿Qué porcentaje de personas que contraen este virus puede perder la vida?

FM: Se ha visto que las personas que han muerto por esta infección habitualmente tienen otra enfermedad que debilita su sistema inmunológico, ya sea un problema respiratorio, pulmonar, cardiaco, hipertensión, diabetes o estén inmunosuprimidos porque reciben algún tratamiento por quimioterapia.

Aparentemente para la gente inmunocompetente, o sea, la que tiene defensas normales, la infección es un tipo de influenza que se autolimita y que después de algunos días de reposo, de estar bien, sale adelante.

No sabemos exactamente cuál es la tasa de mortalidad por infección.

BB: Todavía no hay medicinas ni vacunas para controlarlo en este momento.

FM: No, no hay ni vacuna ni algún antiviral que sea eficaz contra los coronavirus. Ése es otro problema serio de esta infección.

BB: ¿Cómo ve usted a las autoridades de Salud en este momento?  ¿ Pueden hacer frente a un problema de coronavirus en México?

FM: Cuando hubo la epidemia del SARS el contagio ocurrió por un ciudadano de Toronto, Canadá. Ese ciudadano contagió a 128 individuos en su país, pero se pudo contener la infección; el problema es que con el SARS la persona contagia ya que tiene síntomas y aquí no, entonces es mucho más difícil controlar una infección de un comportamiento de ese tipo y el otro problema es que la infección apareció en una ciudad con 11 millones de habitantes, con mucho hacinamiento, con personas que están en contacto con muchas.

Aquí, en la Ciudad de México, estamos hablando de una urbe con 23 millones de habitantes; entonces se dan todas las condiciones para que si esto llega a ocurrir sea muy difícil de contener. No es tanto porque sea bueno o malo el servicio de salud, sino porque realmente las condiciones favorecen una diseminación muy rápida de la infección.

"Se ha visto que las personas que han muerto por esta infección habitualmente tienen otra enfermedad que debilita su sistema inmunológico, como problemas respiratorios, cardiacos, hipertensión o diabetes”

BB: ¿Hay posibilidades de que haya casos de coronavirus aquí?

FM: Seguramente habrá coronavirus en México; es una infección que es nueva para el ser humano, en un mundo globalizado, donde se realizan viajes todo el tiempo.

Creo que tenemos que estar preparados en tomar las medidas prudentes para que esto no se vuelva una epidemia grave.

BB: ¿Cuáles serían las medidas a tomar, tanto individuales como en el sistema de salud mexicano?

FM: Si nos sentimos enfermos no acudamos a trabajar, vayamos al doctor y evitemos automedicarnos. Además de lavarnos las manos de manera continua y usar antiséptico, portar cubrebocas, que no sólo previene la adquisición de la infección, sino también previene que uno se esté agarrando la nariz y de esa manera estar contagiando.

Si llega a ocurrir una epidemia se necesitaría suspender clases, actividades como  conciertos, funciones de teatro y cine, donde haya muchos individuos en un ambiente cerrado donde sea más fácil diseminar, algo de lo se hizo en 2009, que tuvo mucho éxito porque se logró contener la influenza H1N1.

BB: ¿Algo más que quisiera agregar?

FM: Lo más  importante es tratar de estar bien informado. Si sabemos cuál es la situación, podemos estar más protegidos.