Avatar del Ángeles Aguilar

Ángeles Aguilar

Bolsillos en la lona, ingreso subsidiado y gasto en salud, otro golpe

PUNTO Y APARTE

Ángeles Aguilar
Ángeles Aguilar
Por:
  • Ángeles Aguilar

Todos rabones… El año pasado la incertidumbre golpeó de lleno el ingreso de las familias. Quienes no perdieron sus trabajos se vieron sujetos a dolorosas reducciones salariales y a la eliminación de prestaciones.

En ese contexto, ayer el Inegi, de Julio Santaella, dio a conocer su Encuesta Nacional de Ingreso y Gasto de los Hogares (ENIGH), la cual retrata a la perfección el proceso de pauperización que vivieron la mayoría de los mexicanos.

Al detalle, del 2018 al 2020 el ingreso promedio sufrió un golpe del 5.8%, una situación que se agudiza en particular para la población urbana en donde el colapso en sus finanzas fue del 8%.

Sólo en la CDMX, pese al costoso nivel de vida, el recorte alcanzó un brutal 21%, mientras que en Q.Roo, corazón del turismo internacional, el desplome superó 23%.

En general el golpe al bolsillo afectó al 90% de la población. Sólo se salvaron los del decil 1 que son aquellos con menores ingresos. Ahí el presupuesto familiar apenas alcanza los 3 mil 312 pesos al mes; es decir, que por perceptor se reciben 45 pesos diarios, por debajo incluso del salario mínimo…

Ingreso subsidiado… Al detalle la entrada de dinero por concepto de rentas de viviendas y propiedades cayó 14.3%, por el freno que sufrió el mercado inmobiliario y el deterioro de las condiciones económicas.

A su vez, los ingresos, fruto directo del trabajo, y los cuales representan 63% de la capacidad de gasto, se desplomaron en un 10.7%.

La realidad es que es que en el año las transferencias provenientes de programas gubernamentales fueron el principal salvavidas, pues estas tuvieron un crecimiento del 50.4%. En otras palabras, ingreso subsidiado…

¿Con qué ojos?… Ante la dieta obligada a la que se vio sometido el bolsillo, el gasto también se redujo. En promedio el desembolso familiar se contrajo en 12.9%.

Ahí los principales tijeretazos se dieron en el esparcimiento con una reducción del 50.1%, vestido y calzado 42%, educación 39% y transporte con una baja del 18.9%.

Incluso en alimentos y bebidas los mexicanos hicieron otro hoyito al cinturón y recortaron su gasto, ahí en 5.9%.

En contraste, las preocupaciones vinculadas a la salud hicieron mella en el presupuesto familiar, pues ante la saturación hospitalaria y la acotada disponibilidad de pruebas, medicamentos y hasta oxígeno, el gasto en salud aumentó en un 40.5%.

Lo anterior afectó en particular a aquellos con menores ingresos en donde el expendio por esos conceptos representó el 5% de todos sus ingresos. De ese tamaño la sangría del bolsillo…

Pemex nubla panorama crediticio para México

Luego de que… Moody’s al mando de Carlos Díaz de la Garza, hundiera aún más la nota crediticia de Pemex, de Octavio Romero Oropeza, a Ba3, a sólo un escalón de ser considerada altamente especulativa, las dudas entorno a la calificación de México de nueva cuenta se encendieron.

Por lo pronto, la calificadora mantuvo en negativa la perspectiva de la empresa productiva del estado, lo que implica que podría darse otro recorte en los siguientes meses.

En tanto que para el soberano, aunque se mantiene una calificación de Baa2 la perspectiva también es negativa desde el 17 de abril del 2020; es decir, que en cualquier momento podría reducirse, máxime el enorme riesgo que la deuda de Pemex representa para las finanzas públicas y el rumbo de la política energética…