Avatar del Arturo Damm Arnal

Arturo Damm Arnal

Confianza empresarial

PESOS Y CONTRAPESOS

Arturo Damm Arnal
Arturo Damm Arnal
Por:
  • Arturo Damm Arnal

El INEGI mide la confianza empresarial, CE, a partir de las respuestas que los empresarios del sector manufacturero, de la construcción y del comercio, dan a cinco preguntas: el actual, ¿es buen momento para invertir?; comparada con la de hace un año, ¿cómo es la situación económica del país hoy?; comparada con la de hoy, ¿cómo será la situación económica del país dentro de un año?; comparada con la de hace un año, ¿cómo es la situación económica de su empresa hoy?; comparada con la de hoy, ¿cómo será la situación económica de su empresa dentro de un año?

En junio, en un índice que va de cero (total desconfianza), a cien (confianza total), la CE se ubicó en 51.5 unidades. Un mes antes 49.4. Un año antes 37.7. Tanto en términos mensuales, como anuales, la CE mejoró en junio, lo cual es buena noticia.

Con relación a la primera pregunta, el actual, ¿es buen momento para invertir?, la CE se ubicó en 32.00 unidades, 29.40 un mes antes, 13.00 un año antes.

Con relación a la segunda, comparada con la de hace un año, ¿cómo es la situación económica del país hoy?, la CE se ubicó en 45.43 unidades, 42.20 un mes antes, 27.57 un año antes.

Con relación a la tercera, comparada con la de hoy, ¿cómo será la situación económica del país dentro de un año?, la CE se ubicó en 61.93 unidades, 60.70 un mes antes, 50.40 un año antes.

Con relación a la cuarta, comparada con la de hace un año, ¿cómo es la situación económica de su empresa hoy?, la CE se ubicó en 53.23 unidades, 50.93 un mes antes, 38.87 un año antes.

Por último, con relación a la quinta pregunta, comparada con la de hoy, ¿cómo será la situación económica de su empresa dentro de un año?, la CE se ubicó en 64.93 unidades, 64.57 un mes antes, 57.67 un año antes.

Podemos considerar que entre cero y cincuenta puntos hay desconfianza, y que entre cincuenta y cien hay confianza. En junio, en tres de las cinco respuestas hubo confianza y en dos desconfianza.

La mayor confianza se tiene con relación a la situación futura de la empresa (64.93). El año pasado fue tan malo, que no resultará difícil que en éste los resultados sean mejores, lo cual no quiere decir que serán buenos, sino solo mejores o menos malos.

La mayor desconfianza se tiene con relación a la realización de inversiones directas (32.00), de las cuales dependen la producción de bienes y servicios, variable con la que se mide el crecimiento de la economía, la creación de empleo y la generación de ingreso, empleos e ingresos de los que depende el bienestar de las personas. Esto es lo más preocupante del Indicador de Confianza Empresarial de junio, sobre todo si tomamos en cuenta que en marzo pasado (no tenemos información más actualizada), el nivel de inversiones directas fue similar al de abril de 2011, lo cual implica un retroceso de diez años.

*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.