Arturo Damm Arnal

Sector manufacturero

PESOS Y CONTRAPESOS

Arturo Damm Arnal*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Arturo Damm Arnal
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • Arturo Damm Arnal

En el anterior Pesos y Contrapesos comenté los resultados, para noviembre, de la producción de la industria (minería; generación, transmisión, distribución y comercialización de energía eléctrica, suministro de agua y de gas natural por ductos al consumidor final; construcción e industrias manufactureras), que aporta 33.3% de la producción total.

Esta industria que, tanto en términos anuales (comparando cada mes con el mismo mes del año anterior), como mensuales (comparando cada mes con el mes anterior), está en consonancia con la producción de bienes y servicios, medida por el Indicador Global de la Actividad Económica y el Producto Interno Bruto, desacelerando.

En este Pesos y Contrapesos analizaré, del Inegi, los Indicadores del Sector Manufacturero, que aporta el 59.5% de la producción industrial y el 18.7% de la producción total, compuesto por las siguientes actividades (entre paréntesis pongo el porcentaje que aportan a la producción del sector manufacturero): industria alimentaria (23.0%); equipo de transporte (20.6%); equipo de computación, comunicación y medición (8.0%); industrias metálicas básicas (6.7%); industrias de las bebidas y el tabaco (6.2%); industria química (5.1%); productos derivados del petróleo y del carbón (4.3%); productos metálicos (3.7%); accesorios, aparatos eléctricos y equipo para generación de electricidad (3.6%); maquinaria y equipo (3.6%); industria del plástico y el hule (3.2%); resto de actividades manufactureras (12.1%). Dichos indicadores son tres: personal ocupado; horas trabajadas; remuneraciones medias reales (descontada la inflación). Los datos son para noviembre.

En términos anuales, en noviembre de 2022, el personal ocupado en el sector manufacturero decreció 0.9%. Un año después, en noviembre de 2023, el decrecimiento fue mayor, 1.2%. Las horas trabajadas, en noviembre de 2022, decrecieron 0.9%. En noviembre de 2023, un año después, decrecieron más, 1.5%. En noviembre de 2022, las remuneraciones medias reales crecieron 5.3%. Un año después, en noviembre de 2023, crecieron más, 6.2%.

En términos mensuales, el personal ocupado en el sector manufacturero, en noviembre de 2022, decreció 0.2%. En noviembre de 2023, un año después, decreció lo mismo, 0.2%. En noviembre de 2022 las horas trabajadas decrecieron 0.8%. Un año después, en noviembre de 2023, decrecieron menos, 0.5%. Las remuneraciones medias reales, en noviembre de 2022, decrecieron 0.4%. En noviembre de 2023, un año después, crecieron 1.0%.

En términos anuales, en noviembre de 2023, con relación a noviembre de 2022, los resultados en materia de personal ocupado y de horas trabajadas empeoraron (mayor decrecimiento: menos 0.9% y menos 1.2% los primeros; menos 0.9% y menos 1.5% los segundos). Los correspondientes a las remuneraciones medias reales mejoraron (mayor crecimiento: 5.3% y 6.2%).

En términos mensuales, en noviembre de 2023, los resultados en materia de personal ocupado fueron los mismos que en octubre de 2023 (menos 0.2%). Los de horas trabajadas mejoraron con relación a octubre de 2023 (menos decrecimiento: 0.8% y 0.5%). Los correspondientes a las remuneraciones medias reales también mejoraron (se pasó del decrecimiento al crecimiento: menos 0.4% y más 1.0%).

Resultados mixtos en el sector manufacturero.