Avatar del Bibiana Belsasso

Bibiana Belsasso

Las acusaciones contra Roberto Sandoval

BAJO SOSPECHA

Bibiana Belsasso
Bibiana BelsassoLa Razón de México
Por:
  • Bibiana Belsasso

Roberto Sandoval Castañeda, el exgobernador de Nayarit entre 2011 y 2017, es acusado de enriquecimiento ilícito y de haber dejado operar en el estado al Cártel Jalisco Nueva Generación durante su mandato.

En la mira

luego de que el pasado lunes la FGR anunció que un juez giró una orden de aprehensión contra el exgobernador nayarita, Roberto Sandoval, su esposa, Ana Lilia López, pidió ayer la intervención del Presidente, tras asegurar que hay una “encarnizada persecución política” en su contra.Foto: Especial

Las primeras acusaciones llegaron de Estados Unidos a su hombre de confianza y fiscal estatal, Edgar Veytia, y de ahí comenzaron las acusaciones en contra del exmandatario.

Apenas el pasado lunes, un juez federal ordenó la aprehensión del exgobernador de Nayarit, Roberto Sandoval, y su hija, Lidia Alejandra, por su presunta responsabilidad en el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita en agravio de las finanzas públicas estatales.

El juez de control del Centro de Justicia Penal Federal en Tepic ordenó la captura por un caso que involucra la adquisición de propiedades con recursos probablemente ilícitos y su relación con el exfiscal estatal Édgar Veytia, preso en Estados Unidos por narcotráfico.

De acuerdo con la Fiscalía General de la República (FGR), el juez consideró que la orden de aprehensión es de especial relevancia e impacto social, dada la cantidad desmesurada de las operaciones reportadas en detrimento económico de las finanzas públicas de Nayarit.

Además, señaló que “existen datos de prueba, tanto en el fuero común como en el federal, de su presunta vinculación con diversas personas que han sido detenidas en un país extranjero por delitos relacionados con la delincuencia organizada”.

Se le acusa a Sandoval de que, junto con su fiscal, participó en actividades ilícitas tales como secuestro, extorsión, despojo, robo, amenazas, enriquecimiento ilícito y asesinato.

Según las imputaciones, el exgobernador habría adquirido propiedades que en algunos casos estaban a nombre de su hija, aunque ella no tenía forma de cubrir ese tipo de gastos, toda vez que era una estudiante universitaria.

Cabe señalar que el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita (lavado de dinero), no tiene prevista la prisión preventiva oficiosa, es decir, el imputado puede llevar su proceso en libertad; sin embargo, la FGR puede solicitar la prisión preventiva justificada, pero deberá acreditar que existe un riesgo de fuga de los imputados.

Pero no es el único problema que enfrenta Sandoval.

En marzo de 2020, el Fiscal General de Nayarit, Petronilo Díaz Ponce Medrano, informó que existían en trámite 16 carpetas de investigación en contra de Roberto Sandoval Castañeda por presuntos delitos de enriquecimiento ilícito, peculado y ejercicio indebido de funciones, delito electoral, cohecho, extorsión, despojo de inmuebles, amenazas y falsificación de documentos.

En las cortes estadounidenses hay 20 carpetas en las que se le relaciona al exgobernador con el exfiscal Édgar Veytia, quien ya está procesado a 20 años de prisión y quien se declaró culpable de narcotráfico.

Pero lo cierto es que, desde hace mucho tiempo, el exgobernador de Nayarit es investigado por la justicia de Estados Unidos, de hecho, en febrero de 2020, el secretario de Estado, Mike Pompeo, le prohibió ingresar a la Unión Americana tras comprobar que recibió sobornos de cárteles de la droga a cambio de protección e información.

En mayo del 2019, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos colocó a Sandoval en su lista negra por sus nexos con cárteles mexicanos, por lo que sus cuentas fueron congeladas; su esposa e hijos también fueron relacionados en sus actividades ilícitas.

Sigal Mandelker, subsecretaria del Tesoro de Estados Unidos para Terrorismo e Inteligencia Financiera, informó de los vínculos entre el exgobernador y el exmagistrado Isidro Avelar Gutiérrez, quienes habrían recibido sobornos del Cártel Jalisco Nueva Generación y del grupo criminal que opera como su brazo financiero, Los Cuinis, organizaciones que desde 2015 forman parte de la lista negra del Departamento del Tesoro.

En ese momento, la FGR y la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) también congelaron las cuentas bancarias de Sandoval y las de Isidro Avelar, así como las de otras 40 personas relacionadas con las operaciones de dichas organizaciones criminales.

Según la UIF, se bloquearon más de 70 millones de pesos, en el caso de Sandoval, por favorecer las actividades del CJNG en su entidad, y en el de Avelar, porque se detectaron “resoluciones a favor” del mismo cártel.

De acuerdo con el Departamento del Tesoro, Roberto Sandoval recibió sobornos del cártel de Los Beltrán Leyva, principalmente de Héctor Beltrán.

También lo acusa de recibir dinero de parte del cártel Los Flores, liderado por Raúl Flores Hernández, El Tío, así como de también estar al servicio del CJNG de Nemesio Oseguera, El Mencho.

Éstas son acusaciones que se tendrán que probar en los tribunales, de lo que se tiene certeza es de la riqueza que acumuló el exgobernador durante su mandato, misma que no coincide con su sueldo.

Su gusto por los caballos lo llevó a adquirir el rancho El Sueño, ubicado en Autlán, Nayarit. De tener sólo dos criollos cuando compitió por la alcaldía de Tepic, al término de su mandato tenía 800 caballos pura raza española.

Ahí, criaba yeguas aztecas y españolas valuadas en 250 mil dólares cada una.

Pero quizá lo más grave es que, durante su gestión, la violencia relacionada con el narcotráfico se desató, al tiempo que se incrementó la deuda pública y se desviaron millones de pesos de recursos públicos.

Este caso todavía dará mucho de qué hablar.