Avatar del Bibiana Belsasso

Bibiana Belsasso

De beisbolista a traficante de drogas

BAJO SOSPECHA

Bibiana Belsasso
Bibiana BelsassoLa Razón de México
Por:
  • Bibiana Belsasso

Esteban Loaiza, el exbeisbolista y exesposo de Jenni Rivera, quien fue arrestado en marzo de 2019 tras admitir que poseía 20 kilos de cocaína con la intención de distribuirla en Estados Unidos, podría estar ya de regreso en México.

Sale de prisión

El exastro del béisbol de Grandes Ligas salió el viernes de prisión tras purgar casi dos años y medio de condena en EU.Foto: Cuartoscuro

Loaiza recibió una sentencia de 36 meses en Estados Unidos. De acuerdo con la página de la Agencia Federal de Prisiones de Estados Unidos, el exbeisbolista Esteban Loaiza salió de prisión este viernes 6 de agosto y será deportado a México.

Estamos hablando de uno de los peloteros más importantes y reconocidos, con ganancias enormes, que se acabó metiendo en el tráfico de drogas.

El fiscal federal Robert Brewer, en la audiencia de Loaiza, dijo que era una desgracia que un atleta como él, cayera en el crimen.

“Como atleta profesional, Esteban Loaiza ganó decenas de millones de dólares y la admiración de los fanáticos del béisbol en Estados Unidos y México”, dijo Brewer. “Sin embargo, sacrificó su reputación, y ahora su libertad, para convertirse en un traficante de cocaína. Nadie está por encima de la ley, y eso incluye a los lanzadores de las Grandes Ligas” finalizó.

Loaiza tuvo una reducción en su pena en Estados Unidos por buen comportamiento y porque, sin duda, se acogió al programa de colaboración con las autoridades estadounidenses.

Loaiza, nacido en Tijuana, es considerado uno de los mejores lanzadores mexicanos de la historia por su desempeño en las Grandes Ligas, pues ganó 126 partidos, marca que solamente es superada por Fernando Valenzuela, quien ganó 173 juegos.

Fue incluido en el Juego de Estrellas y al año siguiente se quedó cerca de ganar el prestigioso premio Cy Young, reservado para los mejores pitchers de las Grandes Ligas.

Es lamentable que quien haya sido un deportista tan reconocido y que ha generado tanto dinero, se vea involucrado en un tema de distribución de drogas. Se calcula que Loaiza llegó a acumular una fortuna estimada en 43 millones de dólares durante su carrera, además de recibir por parte de las Grandes Ligas una pensión anual de 100 mil dólares.

Para su detención en el 2019, las autoridades estadounidenses tenían el reporte de que el coche que manejaba Loaiza había sido utilizado para transportar droga. Cuando el pelotero fue detenido, la policía descubre que en ese automóvil había rastros de cocaína y un compartimento especial para ocultar la droga.

Con esa evidencia llegaron hasta la casa de Loaiza en San Diego, y ahí fue cuando encontraron la droga.

Durante el arresto se le incautaron 20 kilogramos de heroína y cocaína, una cantidad valuada en cerca de 50 millones de dólares, según estimaciones del Departamento de Policía del Condado de San Diego; una cantidad de droga que sólo sería explicable para un distribuidor. Esteban se encuentra detenido en una prisión californiana y su fianza fue fijada en 200 mil dólares.

Previo a su detención, Esteban, quien tenía su residencia en San Diego, era muy activo en redes sociales, especialmente con su cuenta de Instagram, en la que mostraba que era un viajero frecuente a ciudades tanto de México como de Estados Unidos.

En las fotos de dicha cuenta, también promocionaba las gorras de una empresa de la que él es propietario. Curiosamente, en una publicación del 22 de mayo de 2017, Loaiza publicó una foto con el cantante Julión Álvarez, quien meses atrás apareció en una lista del Departamento del Tesoro de Estados Unidos por presuntas operaciones ligadas con tráfico de drogas y lavado de dinero.

Loaiza no había sido señalado por estar involucrado en el negocio de las drogas, pero sí había tenido conflicto con la ley. En el 2006 fue detenido en Oakland por conducir su automóvil Ferrari en estado de ebriedad, y ya retirado como deportista, en 2013, fue arrestado en Tijuana junto con varias personas que fueron sorprendidas ingiriendo cerveza a bordo de un taxi.

Esteban estuvo casado con la cantante Jenni Rivera quien en diciembre de 2012 falleció cuando se “derrumbó” el avión en el que viajaba a la altura de la Sierra Madre Oriental, en el municipio de Iturbide, Nuevo León.

Esteban conoció a Jenni Rivera a finales del 2008 en una de las presentaciones de ella. El 8 de septiembre de 2010 se casaron en un rancho de Simi Valley, California. La boda fue de las más esperadas ese año y costó alrededor de 1.5 millones de dólares.

En el mundo de la música, delincuentes buscan la forma de meterse a esos círculos, aunque los cantantes no sepan a que se dedican estos fans o empresarios.

El accidente de Jenni Rivera nunca se terminó de investigar, la posibilidad de que estuviera vinculada por un posible nexo con el narco se fortaleció el 11 de febrero de 2014, cuando autodefensas del estado de Michoacán dieron a conocer fotografías de Rivera junto a dos de los hijos de Servando Gómez, La Tuta.

En la página de Facebook de Sayonara Gómez, hija del líder de Los Caballeros Templarios, estaban publicadas imágenes de sus hijos al lado de Rivera. Pero además, se ha especulado con que la empresa propietaria del avión siniestrado, cuyos dueños están desaparecidos, podría estar vinculada al narco, y también cuando se detuvo a Édgar Valdés, La Barbie, éste también habría contratado a la artista y la habría asesinado por actuar en plazas ligadas a Los Zetas.

Para ese entonces Esteban Loaiza ya estaba divorciado de Jenni.

La vida del exbeisbolista, Esteban Loaiza, está ligada al éxito deportivo y a la sospecha criminal.

¿Para qué se meten estos exitosísimos deportistas en el tráfico de drogas? ¿Qué necesidad de perderlo todo?

Y es que son precisamente a estas personas reconocidas, las que buscan los criminales para transportar droga, el problema es que éstos se dejan llevar.

*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.